Es noticia
Menú
Medio millar de obras públicas se queda en la cuneta por el alza de precios: roto de 230M
  1. Empresas
licitaciones públicas

Medio millar de obras públicas se queda en la cuneta por el alza de precios: roto de 230M

La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) denuncia que 485 licitaciones públicas, que suman 230,15 millones de euros, han quedado desiertas por el alza de los precios

Foto: El alza de precios está provocando un aluvión de licitaciones desiertas
El alza de precios está provocando un aluvión de licitaciones desiertas

Casi medio millar de obras se ha quedado en la cuneta por culpa del alza de los precios de construcción. En concreto, según los datos recapitulados por la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), un total de 485 licitaciones públicas, que suman un importe total de 230,15 millones de euros, se han quedado desiertas ante la imposiblidad de las compañías de abordar los proyectos con los precios fijados por las administraciones públicas.

"Las licitaciones están saliendo con precios de 2017 y 2018, que no reflejan en absoluto el incremento de precios que se está viviendo a día de hoy", ha denunciado Pedro Fernández Alén, presidente de la CNC. A este problema, que afecta a las nuevas licitaciones, se une otro que golpea directamente a los trabajos ya adjudicados, que es la falta de la cláusula de revisión de precios en los contratos de obra pública.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

Este sistema permitía reequilibrar económicamente los proyectos ante fuertes variaciones del precio de los matariales, como está ocurriendo actualmente, y desapareció de los pliegos tras un cambio normativo conocido como ley de desindexación, que se introdujo bajo el mandato de Mariano Rajoy, que buscaba mecanismos alternativos al IPC para referenciar los contratos públicos.

Entonces, esta modificación se hizo con la idea de evitar tensiones inflacionistas, pero el excepcional escenario que vive la economía ha hecho saltar por los aires todas las previsiones. Adif, el gestor de la infraestructura ferroviaria, fue el primer gran ente público en detectar este problema y también el primero que ha intentado corregirlo, al haber optado por incluir en sus nuevas licitaciones un sistema de revisión de precios, según ha explicado Fernández.

placeholder Obras de Adif Alta Velocidad
Obras de Adif Alta Velocidad

La empresa pública es consciente de que va a ser la principal receptora de fondos europeos y que no puede permitirse que sus licitaciones vayan quedando desiertas, tanto por el papel crítico que van a jugar de cara al plan de recuperación económica, como por el ridículo que haría España ante Europa si este escenario llegara a producirse.

El problema es que el resto de administraciones no están siguiendo su ejemplo, lo que está provocando una parálisis en el resto del sector. Este frenazo está siendo especialmente relevante en Cataluña, donde la CNC ha identificado 200 proyectos que han quedado desiertos, la inmensa mayoría de ellos (187 obras) por un importe inferior a los 500.000 euros, cifra por debajo de la cual se sitúa el grueso de los proyectos que han quedado en la cuneta en toda España.

A las licitaciones desiertas se une el número de obras paradas por el alza de precios

Galicia, con casi un centenar de licitaciones (96) que han quedado desiertas, Andalucía, con 46 obras, Comunidad Valenciana, con 32, y País Vasco, con 24, son las cuatro siguientes regiones donde más se está dejando sentir ya el problema. En Canarias, en cambio, no ha quedado ninguna obra desierta.

Fernández ha alertado de que los proyectos que están quedando desiertos son obras que el sector tiene capacidad de ejecutar de manera normal, como trabajos de mejoras en colegios o adaptaciones de los sistemas de calefacción, pero que no se están abordando por el abismo existente entre el precio al que se están licitando y el real del mercado.

placeholder Obras en un colegio de Ávila para mejorar los accesos y señalizaciones
Obras en un colegio de Ávila para mejorar los accesos y señalizaciones

A esto se une que el Gobierno sigue sin dar luz verde al cambio legal que permitiría eliminar la ley de desindexación y adaptar los proyectos ya en marcha a la nueva realidad de precios e inflación. De hecho, según estimaciones de la CNC, un 40% de las empresas han parado trabajos en marcha o cancelado contratos, a lo que ahora se suman la licitaciones desiertas.

En opinión de la patronal de la construcción, este freno perjudicará la ejecución de los fondos europeos que canalizará la construcción, un sector amenazado también por la lenta tramitación burocrática de las ayudas, por lo que puede terminar golpeando al ritmo de la recuperación económica. Un miedo que ya se está empezando a dejar sentir en el empleo, como demuestra la Encuesta de Población Activa (EPA) de este jueves, que recoge la destrucción de 7.700 puestos de trabajo del sector.

"Las cifras de licitaciones desiertas ponen de manifiesto la alarmante paralización de nuestro sector, que puede traducirse en un frenazo de la recuperación económica, teniendo en cuenta el peso en el PIB y el importante efecto tractor que tiene sobre otros sectores estratégicos”, advierte Fernández, quien también recuerda el desplome de la licitación pública desde la anterior crisis financiera, lo que ha llevado a que en 2020 (14.521 millones) se licitara una tercera parte de los contratos que sacaron a concurso las distintas administraciones en 2006 (46.000 millones de euros).

Casi medio millar de obras se ha quedado en la cuneta por culpa del alza de los precios de construcción. En concreto, según los datos recapitulados por la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), un total de 485 licitaciones públicas, que suman un importe total de 230,15 millones de euros, se han quedado desiertas ante la imposiblidad de las compañías de abordar los proyectos con los precios fijados por las administraciones públicas.

Construcción Recuperación económica Precios Inflación
El redactor recomienda