Es noticia
Menú
La Audiencia de Vizcaya tumba el recurso de Globalvia para entrar en el consejo de Itínere
  1. Empresas
"son sociedades competidoras"

La Audiencia de Vizcaya tumba el recurso de Globalvia para entrar en el consejo de Itínere

La compañía que preside Juan Béjar reclamó tres asientos en el consejo de administración de su participada, pero un tribunal ha vuelto a rechazar sus pretensiones

Foto: Imagen de una autopista de Globalvia.
Imagen de una autopista de Globalvia.

La Audiencia Provincial de Vizcaya ha concluido que Globalvia no tiene derecho a ocupar los tres asientos en el consejo de administración de Itínere que reclamó en 2018 tras convertirse en accionista de referencia de esta otra concesionaria. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao ya dictó una resolución en este sentido en noviembre de 2020. Globalvia recurrió el fallo a la instancia judicial superior, pero ha obtenido la misma respuesta, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas al proceso.

El dictamen supone un revés para la compañía que preside Juan Béjar. Tras hacerse con el control del 40% de las acciones de Itinere en 2018, Globalvia exigió en una junta general extraordinaria celebrada en noviembre de ese año entrar en el máximo órgano de su participada con una representación acorde al peso que ya tenía en su capital.

Foto: Autopista de Itínere.

Sin embargo, la Justicia rechazó las pretensiones del accionista al considerar que “las pruebas practicadas en el juicio” habían demostrado que “Globalvia e Itínere son competidoras en el mercado de las autovías”. “En la actualidad, ambas compañías intervienen en este mercado relevante gestionando sus propias concesiones, y en el futuro es razonable pensar que competirán por las que salgan al mercado”, señaló la primera sentencia.

Globalvia trató de rebatir ese argumento asegurando que se encontraba en una situación de mercado muy diferente a la de Itínere. Por un lado, expuso que Itínere carecía de presencia internacional mientras que ella tenía fuera de España el 60% de su cartera bajo gestión. También alegó que la actividad de Itínere se había reducido notablemente en los últimos años y ya solo se limitaba a gestionar sus propias autopistas, sin incorporar ninguna infraestructura nueva.

A juicio de Globalvia, no concurría ningún conflicto de interés, por lo que tenía derecho a entrar en el consejo de administración de Itínere. Sin embargo, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao consideró que la incompatibilidad era insalvable y tumbó su reclamación.

A juicio de Globalvia, no concurría ningún conflicto de interés, por lo que tenía derecho a entrar en el consejo de administración de Itínere

Globalvia decidió recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de Vizcaya. El dictamen de este órgano se produjo finalmente el pasado 29 de septiembre, aunque no había trascendido hasta ahora. El tribunal recuerda en la resolución, a la que ha tenido acceso este diario, que “el apelante [Globalvia] niega que exista conflicto de interés que justifique la decisión de la Junta General de Itínere de negar la designación de los consejeros que corresponderían a Globalvia en proporción a la adquisición de acciones”; y que “no hay conflicto estructural, permanente y estable como sostiene” la primera sentencia. Asimismo, el recurso subraya que Itínere no está optando a nuevas concesiones en estos momentos.

Pero la Audiencia Provincial considera que todos los indicios dirimidos a lo largo del procedimiento apuntan en la dirección contraria. “La propia apelante reconoce que no se compite en el mercado, sino por el mercado. Hay competencia por el mercado de las concesiones de las autovías o autopistas, aunque las actuales circunstancias de tal sector sean desfavorables. La coyuntura puede no ser optimista en el momento en el que se evacua el dictamen, pero puede cambiar en el futuro (…). Si se relicitan las concesiones actuales o las radiales, lo que también sucedería si se privatizara el uso de las autovías, Itínere y Globalvia concurrirían con ofertas que pretenden el mismo objetivo”, considera el fallo.

Foto: Audasa, una de las concesiones de Itínere.

“En definitiva, que son sociedades competidoras que pretenden acceder a semejantes oportunidades de negocio”, concluye. “Se compite por obtener las mismas licitaciones, sean muchas o pocas, según la coyuntura del mercado (…) Itínere y Globalvia compiten directamente”.

Globalvia también había introducido algunas cuestiones nuevas en la segunda instancia, como la ruptura del principio de trato igualitario de los socios o un supuesto abuso de la mayoría. Pero el dictamen también desprecia estos otros argumentos. La sentencia ratifica la resolución inicial del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao e impone las costas del recurso de apelación a Globalvia. Con todo, esta segunda resolución puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo.

La Audiencia Provincial de Vizcaya ha concluido que Globalvia no tiene derecho a ocupar los tres asientos en el consejo de administración de Itínere que reclamó en 2018 tras convertirse en accionista de referencia de esta otra concesionaria. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao ya dictó una resolución en este sentido en noviembre de 2020. Globalvia recurrió el fallo a la instancia judicial superior, pero ha obtenido la misma respuesta, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas al proceso.

Itínere Tribunal Supremo Juan Béjar
El redactor recomienda