Es noticia
Menú
La gran industria advierte del riesgo de deslocalización por el coste récord de energía
  1. Empresas
Más paros en España por récord de luz y gas

La gran industria advierte del riesgo de deslocalización por el coste récord de energía

11 asociaciones europeas participadas por la gran industria española advierten de que los precios de la energía hacen insostenible su situación y advierten del riesgo de cierre si la situación se prolonga

Foto: Trabajador en una fábrica de producción de acero. (EFE)
Trabajador en una fábrica de producción de acero. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La explosión de los precios de la electricidad y el gas en la última semana, que profundiza sobre los récords que se venían alcanzando en los últimos meses, ha disparado la alarma de toda la industria electrointensiva en Europa, incluidas las fábricas españolas.

Con el precio del megavatio hora por encima de los 400 euros en algunas horas de este jueves y el gas rozando los 200 euros por MWh, lo que supone unos niveles insoportables para los consumidores (el precio más habitual de la luz ronda los 50 euros MWh y el del gas los 20 euros MWh), toda la gran industria comunitaria se ha unido para lanzar un SOS y pedir directamente a Bruselas que intervenga para evitar cierres de fábricas.

Cementeras, papeleras, la cerámica, fabricantes de productos químicos, productores de ferroaleaciones, acereras, metalúrgicas o fabricantes de fertilizantes han unido fuerzas para pedir de urgencia precios energéticos más asequibles.

placeholder Asociaciones industriales unidas para pedir respuestas a la crisis energética.
Asociaciones industriales unidas para pedir respuestas a la crisis energética.

En un comunicado de las asociaciones donde están representadas empresas españolas como Acerinox, Sidenor, ArcelorMittal, Celsa, Grupo Gallardo, Ferroglobe, Megasa, Fertiberia, Alcoa, Cementos Molins, Cemex, Cementos Portland, Torraspapel, DS Smith (Europac) y una larga lista de compañías industriales destacan que "un período prolongado de precios de la energía insoportablemente elevados podría provocar graves pérdidas, la deslocalización de empresas europeas" y añade que "la crisis pone en peligro el futuro de las inversiones libres de carbono y pone en peligro los proyectos de bajas emisiones de carbono existentes en Europa".

El sector secundario culpa de parte de la situación actual al mercado de derechos de emisión de CO₂ puesto en marcha por la Unión Europea y que a su juicio se presta a la especulación de agentes financieros dado su diseño actual, por lo que pide revisar y actualizar la directiva europea que rige este mecanismo que impacta directamente sobre los precios energéticos que sufre la industria.

La situación no deja de complicarse en España. A la asociación Gas Industrial, que reúne a las fábricas que hacen uso intensivo de gas en sus procesos productivos, se le acaban los calificativos y habla ya de que la industria está "al límite" con precios cerca del 500% más altos que a finales de 2020. Hace ya muchas semanas que los altos costes obligaron a parar sus fábricas a Fertiberia, uno de los principales productores de fertilizantes del mundo. La situación, si cabe, se está complicando aún más, ya que las principales gasistas, fundamentalmente Naturgy, han decidido revisar los contratos de sus grandes clientes para actualizar los precios al alza.

El problema es de tal magnitud que algunas empresas se están planteando llevar su producción a horarios nocturnos o fin de semana —cuando la luz es más barata— pese al mayor coste de personal que ello implicaría.

Foto: Llama de gas en una cocina. (Reuters/Thomas Peter)

También anunció paradas de producción Ferroatlántica o la acerera vasca Sidenor este otoño. En la última semana, otra compañía del acero como Megasa ha anunciado paros hasta después de Reyes para poder capear el elevado coste de electricidad y gas.

Lejos de amainar, la situación amenaza con permanecer durante meses, lo que puede comprometer muchos empleos. El precio que se negocia en el mercado de futuros para la electricidad y el gas apunta a que los niveles actuales, extremadamente elevados, se pueden mantener —incluso aumentar— hasta marzo, cuando bajarían, pero aún se mantendrán varios meses más en una situación anormalmente elevada.

La explosión de los precios de la electricidad y el gas en la última semana, que profundiza sobre los récords que se venían alcanzando en los últimos meses, ha disparado la alarma de toda la industria electrointensiva en Europa, incluidas las fábricas españolas.

Fertiberia Industria Unión Europea
El redactor recomienda