Es noticia
Menú
Malestar en automoción con la reforma laboral y el alza de impuestos el 1 de enero
  1. Empresas
En plena crisis por falta de microchips

Malestar en automoción con la reforma laboral y el alza de impuestos el 1 de enero

El sector se queja de la prevalencia del convenio sectorial frente al de empresa, pactado entre Gobierno, sindicatos y CEOE este jueves. También creen que sufrirán un impacto por la subida del impuesto de matriculaciones en 2022

Foto: Fábrica de Seat en Martorell.
Fábrica de Seat en Martorell.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

No todas las partes han quedado satisfechas con la reforma de la reforma laboral pactada entre Gobierno, patronal y sindicatos este jueves. Desde hace ya muchos meses, el sector del automóvil, que emplea según el sector a un 9% de la población activa, venía mostrando su preocupación y en parte así lo ha reflejado en el acuerdo.

Anfac, asociación que agrupa a los fabricantes de vehículos, ha sido una de las pocas patronales que no ha votado a favor este jueves dentro del comité ejecutivo de la CEOE, quien finalmente ha avalado la propuesta presentada el miércoles por el Gobierno.

Al sector de la automoción le preocupaba que la reforma eliminara los mecanismos de flexibilidad de los que ahora dispone para negociar con sus trabajadores. Concretamente, su mayor preocupación viene de la prevalencia del convenio sectorial respecto del convenio de empresa. El borrador al que CEOE ha dado el visto bueno confirma, dentro del apartado de reequilibrio en la negociación entre las partes, la prevalencia del convenio de sector, pero especifica que "el convenio de empresa podrá regular la elección entre abono o compensación de horas extras; el horario y la distribución del tiempo de trabajo —no la jornada—; la adaptación de la clasificación profesional y las medidas de conciliación familiar".

Foto: Pedro Sánchez y Yolanda Díaz celebran la convalidación de la reforma laboral (EFE/Huesca)

La reforma de 2012 lo que hizo fue reforzar el papel del convenio de empresa. Algo que no gusta a los sindicatos que prefieren los de ámbito superior. Eso ahora pierde fuerza con la nueva reforma, por lo que las empresas del sector de la automoción creen que puede tener un efecto negativo, ya que consideran que su actividad es muy específica con plantas de montaje 'just in time' (sistema de producción específico) que necesita de unas consideraciones particulares. Así lo expresó hace pocas semanas Anfac: "La incertidumbre sobre la reforma laboral pone en riesgo la flexibilidad para las fábricas de automoción".

"La incertidumbre sobre el entorno laboral agrava una situación ya de por sí difícil por la falta de microchips, la caída de la demanda y la necesaria competencia entre fábricas de otros países para la adjudicación de los modelos. Supone un riesgo grave en la competitividad de las fábricas españolas, cuya necesaria flexibilidad es posible gracias al diálogo social a nivel empresa, lo que permitió, entre otras cosas, la recuperación del empleo en momentos como la crisis económica de 2008 o tras el primer impacto duro de la pandemia, en el verano de 2020", señalaba en un comunicado la asociación que agrupa los fabricantes.

Más impuestos el 1 de enero

Y esta no es su única queja. Otro de los motivos que consideran que perjudicará al sector de automoción de forma inminente es la subida del impuesto de matriculaciones que afronta a partir del 1 de enero de 2022. Este gravamen ya subió hace un año, pero, tras una enmienda apoyada por la mayoría de grupos en el Parlamento, se logró rebajar el pasado mes de julio, en vista del mal momento que vive el sector.

Sin embargo, la bonificación aprobada concluía este 31 de diciembre, por lo que fabricantes, distribuidores y vendedores creen que la nueva subida fiscal agravará su situación. Las empresas confiaban en que prosperaran unas enmiendas a los presupuestos generales del Estado, pero el Ejecutivo las vetó con su competencia de dejar fuera de debate aquellas propuestas que tengan afectación presupuestaria. Tras el cambio en matriculaciones, los coches afectados por el impuesto se redujeron ostensiblemente.

Foto: Un concesionario en Madrid. (EFE)

La asociación constata que hay “malestar” en la industria porque esta situación está provocando una "gran incertidumbre en un momento crítico", señalaba a finales de noviembre Anfac.

El presidente de la patronal y también primer ejecutivo de Renault en España y Portugal, José Vicente de los Mozos, advertía que, "ante esta situación de incertidumbre en lo fiscal y lo laboral", "se están agravando los problemas y los nuevos riesgos complican mucho la situación, en un momento en el que necesitamos certezas, pues hay que competir ferozmente con otros países de nuestro entorno para adjudicarnos los modelos de futuro".

Foto: Modelos de coches en un concesionario. (EFE)

La situación que vive el sector de la automoción, que según cifras sectoriales genera alrededor del 11% del PIB, es crítica, dada la falta de microchips a nivel mundial necesarios para ensamblar los vehículos y que está obligando a parar la producción en muchas factorías. La fabricación de 2021 es incluso inferior a la de 2020, que se vio duramente golpeada por la pandemia. Renault, Seat, Stellantis (Peugeot, Citroën, Opel), Mercedes y Volkswagen han tenido que decretar ERTE por la menor producción. Esto arrastra también a los proveedores de componentes, como Gestamp o Antolín.

Esta misma semana, el Índice de Red Eléctrica, que mide el consumo eléctrico (uno de los indicadores de salud de los negocios) en grandes sectores económicos, confirmaba que la fabricación de automóviles es el subsector que peor evolución registra, con caídas de consumo de doble dígito durante los últimos cinco meses.

No todas las partes han quedado satisfechas con la reforma de la reforma laboral pactada entre Gobierno, patronal y sindicatos este jueves. Desde hace ya muchos meses, el sector del automóvil, que emplea según el sector a un 9% de la población activa, venía mostrando su preocupación y en parte así lo ha reflejado en el acuerdo.

Reforma laboral Red Eléctrica de España (REE)
El redactor recomienda