La crisis dispara el negocio de carga de las aerolíneas y Amazon crea su propia flota
  1. Empresas
Crisis de los semiconductores

La crisis dispara el negocio de carga de las aerolíneas y Amazon crea su propia flota

IAG ya gana uno de cada cuatro euros de este negocio, mientras que Lufthansa habla abiertamente de "situación ideal" y DHL compra aviones para hacer frente a la demanda

placeholder Foto: Aviones de Amazon Prime Air. (EFE)
Aviones de Amazon Prime Air. (EFE)

La crisis de suministros que vive el mundo y que lastra la recuperación ha generado un ‘ganador’ inesperado: las aerolíneas. Con las rutas marítimas y la logística sufriendo, los negocios de transporte de mercancías de las principales firmas aéreas han visto cómo la demanda se disparaba. Con la caída de clientes por la pandemia del coronavirus, algunas empresas están encontrando un balón de oxígeno en el transporte de carga, que ha pasado de ser algo complementario a un elemento clave en sus cuentas en una situación crítica.

Así lo demuestran los datos de IAG Cargo, la filial de la firma anglo-española, propietaria de firmas como Iberia, British Airways o Aer Lingus. Si la facturación total del grupo ascendió a los 2.212 millones de euros este segundo trimestre, su sección de mercancías alcanzó un récord histórico de 419 millones de euros en ingresos. Mientras el negocio de pasajeros era un 50% inferior al precrisis, el negocio de transporte de mercancías ha subido un 49% desde que empezó la crisis, cuando la firma ganó cerca de 281 millones de euros por estos servicios.

Foto: EC.

El transporte de mercancías era un servicio secundario para IAG y para la mayor parte de las aerolíneas. De hecho, la mayor parte se hacía en los propios aviones destinados a pasajeros. Sin embargo, la cosa cambió en 2020, cuando Iberia ya empezaba a transformar algunos de sus aviones de pasajeros en cargueros. El primero fue uno de sus A330, que fue reformado para realizar vuelos de carga entre España y Los Ángeles, aunque también fue utilizado para líneas de suministro con China.

Pasado 2020 y a medida que el covid retrocedía, este fenómeno se ha intensificado. Hay múltiples motivos, pero las propias aerolíneas reconocen que el principal es la crisis de suministros que vive el mundo por la variante delta del covid. Especialmente en Asia, el comercio vía barco se ha interrumpido en numerosas ocasiones. El mes pasado, por ejemplo, China sufrió un cierre parcial en el puerto de Ningbo-Zhoushan y esa misma semana cerró varias terminales en Shenzen.

Según datos de Freigtos, el coste derivado de los cuellos de botella provocados en la logística mundial ha aumentado los precios de transporte 10 veces respecto a 2019 y un 50% respecto al mes pasado. Los clientes, en consecuencia, han optado por pedir a las aerolíneas que transporten sus pedidos, disparando los ingresos por carga de las mismas.

La crisis "es ideal para el negocio del transporte aéreo de mercancía", "la industria automovilística es nuestro mayor cliente"

En ese sentido, el sector que más encargos está haciendo es el automovilístico, que necesita semiconductores que se fabrican en Asia y está viviendo una fuerte crisis por su escasez, con parones en sus fábricas y recortes en la producción.

El consejero delegado de Lufthansa, Carsten Spohr, reconocía en su última rueda de prensa que la situación actual “es ideal para el negocio del transporte aéreo de mercancías” y añadía que "la industria automovilística es nuestro mayor cliente, pero también es muy importante la farmacéutica, de productos médicos".

placeholder Avión de transporte de DHL. (Reuters)
Avión de transporte de DHL. (Reuters)

Otra prueba de este auge es que DHL Express ha pedido ocho cargueros Boeing 77F para cubrir la demanda creciente. Además, el grupo está contratando pilotos en Alemania para hacer frente a los pedidos en aumento y satisfacer la demanda de las empresas y usuarios. En concreto, el grupo destaca que está aumentando de forma más sensible los pedidos urgentes.

El segundo motivo al margen de la crisis de suministro es el aumento del 'e-commerce'. Con el aumento de transacciones en las ventas 'online', los negocios necesitan que lleguen cuanto antes los pedidos del extranjero para reponer sus 'stocks'. Todas las empresas que cuentan con aviones han aludido a este fenómeno como uno de los principales responsables del aumento de su negocio de carga, sin embargo, hay un caso que lo ilustra mejor que cualquier otro: Amazon.

Amazon Prime Air

El gigante estadounidense ha puesto en marcha su propio negocio de aviones de carga. Amazon Air ya es una realidad tras la compra este mismo año de 11 aviones. Hace cinco años, ya se especuló con que pudiera entrar al negocio, pero los alicientes actuales son los que la han empujado a dar el paso. Concretamente, se han hecho con 11 modelos Boeing 767.300 comprándoselos a las aerolíneas Delta y WestJet, golpeadas duramente por la crisis. La compañía ya ha anunciado que espera aumentar su flota hasta los 80 a inicios de 2022.

La idea de la empresa fundada por Jeff Bezos es reducir sus costes haciéndose ellos con todas las partes de su cadena de producción. Hasta ahora, alquilaban aviones a terceros o subcontrataban la actividad, pero a partir de 2021 entran directamente en un negocio que parece que va a ser cada vez más importante para las aerolíneas.

Por último, otro de los motivos que favorecen la mayor demanda han sido también los propios vuelos de pasajeros, que ya son mayores que en 2020. La mayoría de las aerolíneas aprovechaba los vuelos comerciales para enviar también carga, por lo que la reactivación del turismo (aunque limitada por la variante delta) ha permitido hacer rentables numerosos envíos.

Aerolíneas Transporte IAG Pandemia
El redactor recomienda