El presidente de Seat admite que la crisis de chips tendrá "un gran impacto" en las cuentas
  1. Empresas
"SE VERÁ EN EL SEGUNDO TRIMESTRE"

El presidente de Seat admite que la crisis de chips tendrá "un gran impacto" en las cuentas

La compañía española cierra agosto con 12.000 vehículos fabricados tras abrir la planta de Martorell de forma excepcional

Foto: El presidente de Seat, Wayne Griffiths. (EFE)
El presidente de Seat, Wayne Griffiths. (EFE)

El presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, ha afirmado este martes que la crisis de chips semiconductores tendrá "un gran impacto" en los resultados previstos para este año por la compañía automovilística. Lo ha dicho en un encuentro con periodistas en Múnich (Alemania), en el marco del IAA Mobility, el Salón del Automóvil de la capital de Baviera, que tiene lugar desde este martes hasta el domingo.

"Ahora nos ha afectado bastante en julio y agosto. Por el tema de covid-19, en Malasia y otros países importantes de suministro de semiconductores hay un impacto importante ahora que se verá en el segundo trimestre", ha explicado.

La compañía ha abierto excepcionalmente en agosto debido a los problemas de oferta por la crisis de semiconductores, habilitando la línea 2 —que fabrica los modelos León y Formentor— en dos turnos diarios durante todo el mes y la línea 1 durante una semana a finales de agosto. En el conjunto del mes, ha fabricado un total de 12.000 vehículos.

Foto: Foto: EFE.

Preguntado por cuánto prevé que dure la crisis de semiconductores, ha respondido que el segundo semestre de este año seguirá siendo difícil, así como el primero de 2022: "No va a desaparecer de un día al otro".

Seat ha decidido cerrar la planta de Martorell (Barcelona) tres días esta semana —el lunes 6 de septiembre, este martes 7 y el viernes 10— debido a la escasez de suministro global. La empresa ya tuvo que frenar su actividad en Martorell a causa de la escasez de semiconductores los días 25, 28 y 29 de junio, y 19 y 20 de julio.

Empresas Industria automóvil
El redactor recomienda