El nuevo decreto 'El Dorado' de los hoteles: vaticinan márgenes de rentabilidad del 40%
  1. Empresas
CON BALEARES COMO EJEMPLO

El nuevo decreto 'El Dorado' de los hoteles: vaticinan márgenes de rentabilidad del 40%

Los empresarios confían en que el aumento de la edificabilidad y la subida de categoría les permitan este aumento del negocio

placeholder Foto: Un hotel de Málaga. (EFE)
Un hotel de Málaga. (EFE)

Un hotel de una cadena andaluza acaba de comprar el local de la discoteca vecina. En lo alto del edificio albergaba una pequeña piscina, la zona de sauna y gimnasio. Ahora trasladará toda esta parte de 'wellness' al sitio donde antes de la pandemia se bailaba salsa, merengue y reguetón. La azotea ahora será una zona de bar abierta a clientes de fuera del hotel.

Todo este cambio no hubiera sido viable sin el decreto de modernización de la planta hotelera (el 14/21 del 6 de julio) puesto en marcha por la Junta de Andalucía. Esta normativa permitirá aumentar la edificabilidad de los establecimientos turísticos, que muchos pasen de cuatro estrellas a cinco estrellas y aumentar los metros cuadrados de las habitaciones.

Foto: Una mujer pasea en Sevilla frente a un hotel cerrado. (EFE)

No hay ayudas o subvenciones del Gobierno andaluz, sino una línea de financiación privada que lidera CaixaBank. El despacho Garrigues, en sus sedes de Sevilla y Málaga, ha participado en el encaje jurídico. El decreto, que nace con la intención de solventar los problemas de ordenación urbanística que afectan a los empresarios hoteleros con planes generales de urbanismo no actualizados, ha llegado a tener hasta 21 borradores.

El modelo de Baleares

En esta iniciativa hay un referente indiscutible: el Govern de Baleares. No lo duda en reconocer la comunidad andaluza, un destino competidor (sobre todo Costa del Sol frente a Mallorca). Los hoteleros de la provincia de Málaga no paran de resaltar las ventajas que ha traído a Baleares su decreto de modernización hotelera, sobre todo en zonas maduras de Calvià como Magaluf. La Junta de Andalucía prevé que este decreto suponga una inversión de 2.000 millones de euros y 7.000 empleos. En Baleares fueron 1.500 millones y la misma cantidad de empleos.

En la Costa del Sol, los hoteleros, representados por su patronal Aehcos, consideran que no solo los hoteles vacacionales se acogerán en masa al decreto, sino también los urbanos. Eso sí, los problemas aparecen en los trámites de los ayuntamientos, que son imprescindibles. La figura de un 'project manager' de la Junta de Andalucía especializado en sacar adelante estos proyectos es demandada por los empresarios hoteleros. Consideran que se convertiría en una figura clave.

Foto: Vista de la piscina del hotel H10 Nueva Andalucía.

"Nosotros queremos acogernos ya al decreto, pero entre que hay que pedir un crédito (otro más, cuando ya nos hemos gastado todo el dinero que teníamos guardado por los meses que no hemos podido trabajar durante la pandemia) y los trámites que son siempre lentos, dependiendo del funcionario que te toque en cada ayuntamiento, mucho nos tememos que no vamos a ir tan rápido como desearíamos", relata a El Confidencial un ex alto directivo hotelero.

Economías de escala

Los números apuntan al optimismo. Juan Ignacio Zafra, director territorial de CaixaBank en Andalucía Oriental, calcula que los márgenes de rentabilidad de los hoteleros alcanzarán un porcentaje de media del 40%. Actualmente se encuentran en el 25%. Las economías de escala y el aumento del precio por habitación permitirán este importante crecimiento del margen.

Hay zonas turísticas de Andalucía con hoteles que demandan un profundo Plan Renove para revitalizar áreas maduras. Torremolinos es el ejemplo más claro, con establecimientos construidos incluso a finales de la década de los 50. Un destino maduro, pero que también fue el año pasado uno de los líderes nacionales en pernoctaciones… en el peor año de la historia: 255.831, lo que supuso una ocupación media del 44%. En este mes de julio aún permanecen cerrados 20 hoteles en la Costa del Sol. La provincia malagueña agrupa el 20% de la oferta hotelera andaluza.

Foto: Vista del chiringuito de Torremolinos donde un DJ escupió alcohol.

Sostiene José Luque, presidente de la patronal hotelera Aehcos, que la ventana que tienen los propietarios de hoteles para aumentar su edificabilidad se queda corta con los tres años que plantea el decreto. Los hoteleros querían un periodo más amplio, de al menos cinco o siete años, que es lo que inicialmente solicitaban. Confían en que haya sucesivas prórrogas, como ha ocurrido en Baleares.

Burocracia

El empuje de este decreto coincide con el proyecto de Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio en Andalucía (LISTA) que contribuirá, según el Gobierno de la Junta, "a clarificar el urbanismo andaluz después de años de maraña administrativa que ha frenado el desarrollo de Andalucía y será un aliado para la reactivación económica".

Los hoteleros admiten que se acabó la época en la que bajando los precios se podría competir con otros destinos. Con estas medidas urbanísticas, vislumbran un futuro poscovid más positivo del que podrían prever hace apenas unos meses. Ahora se trata de que la burocracia no les impida avanzar en sus planes.

Un hotel de una cadena andaluza acaba de comprar el local de la discoteca vecina. En lo alto del edificio albergaba una pequeña piscina, la zona de sauna y gimnasio. Ahora trasladará toda esta parte de 'wellness' al sitio donde antes de la pandemia se bailaba salsa, merengue y reguetón. La azotea ahora será una zona de bar abierta a clientes de fuera del hotel.

Baleares Málaga Pandemia Hoteles
El redactor recomienda