Es noticia
Las hermanas Álvarez ya lideran la fundación y toman el control total de El Corte Inglés
  1. Empresas
PRESIDIRÁ LA RAMÓN ARECES

Las hermanas Álvarez ya lideran la fundación y toman el control total de El Corte Inglés

Marta Álvarez, la presidenta del grupo de distribución, ha sido nombrada a su vez presidenta de la Fundación Ramón Areces, máximo accionista del 'holding', con el 37,4% del capital

Foto: Edificio de El Corte Inglés en Tarragona. (iStock)
Edificio de El Corte Inglés en Tarragona. (iStock)

Las hermanas Álvarez Güil, las herederas de Isidoro Álvarez, el sempiterno máximo dirigente de El Corte Inglés, ya han tomado el control absoluto del grupo de distribución. El patronato de la Fundación Ramón Areces ha elegido a Marta Álvarez Güil presidenta de esta institución, propietaria del 37,4% de las acciones del 'holding', en sustitución de Florencio Lasaga, que deja el cargo a los 87 años. De esta forma, se cierran totalmente las grietas familiares y se alinean los intereses de accionistas con más del 60% del capital.

Según distintas fuentes, el patronato ha adoptado varias decisiones que afectan a su órgano de control. El más relevante es que Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés desde el verano de 2019, se convierte a su vez en presidenta de la Fundación Ramón Areces. Lasaga, un hombre de la vieja guardia, de máxima confianza de Isidoro, fallecido en 2014, ha accedido a dejar el mando, que 'a priori' iba a recaer en manos de Cristina Álvarez. Pero Cristina ha propuesto a su hermana Marta, para que, como ocurría históricamente, la misma persona sea presidenta de El Corte Inglés y del mayor accionista.

Foto: Dimas Gimeno. (EFE)

El patronato también ha aprobado la dimisión de Dimas Gimeno, el sobrino de Isidoro, que fue primer ejecutivo hasta su relevo por Marta Álvarez tras una cruenta guerra familiar. Gimeno ha decidido abandonar su asiento una vez firmada la paz con sus primas, acuerdo que consistió en la venta de su participación y la de su madre a El Corte Inglés por 145 millones a pagar en tres años el pasado mes de febrero. Maria Antonia Álvarez y su hijo tenían cerca del 5% del grupo a través de IASA, sociedad de cartera desde la que Marta y Cristina poseen el 17,6% del 'holding'.

Por tanto, las hijas legítimas de Isidoro tienen ahora bajo su control el 55% del capital, paquete que alcanza a cerca del 60% si se tiene en cuenta la autocartera. Por tanto, cualquier decisión estratégica de la casa pasará por sus manos, lo cual les da el control absoluto de El Corte Inglés. De esta manera, los intereses de la Fundación Ramón Areces y del grupo de grandes almacenes se alinean después de varios años de rencillas, asunto clave en un momento en el que la compañía, como todo el sector de la distribución, está sufriendo los estragos de la mayor pandemia en un siglo.

Foto: Imagen del nuevo edificio de El Corte Inglés en Gran Vía.

Según fuentes financieras, este relevo da estabilidad a la banca, con la que El Corte Inglés acaba de refinanciar su deuda, otra vez cerca de los 5.000 millones de euros pese al esfuerzo de los últimos años por reducir el pasivo y mejorar la cuenta de resultados. Porque los acreedores seguían inquietos ante las pretensiones de algunas de las familias históricas y del inversor catarí, dueño del 10% del capital, de querer trocear la sociedad o vender sus participaciones de forma individualizada.

Junto a la salida de Dimas, el patronato ha aceptado, asimismo, las dimisiones de Jorge Pont y Carlos Martínez Echevarría, otros dos históricos de El Corte Inglés. Por tanto, el consejo de la Fundación queda formado por Marta y Cristina Álvarez Güil, Paloma García Peña (Cartera Mancor, dueña del 8%), Victor del Pozo (consejero delegado), José Ramón de Hoces (secretario del consejo), Arsenio de la Vega (responsable de ventas), César Álvarez (hermano de Isidoro) y José Antonio Álvarez que, debido a su edad, más de 90 años, dejará sus funciones en breve.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Fundación Ramón Areces Florencio Lasaga Dimas Gimeno Carlos Martínez Echevarría Marta Álvarez Gull
El redactor recomienda