El Corte Inglés alquila un centro comercial de Marbella a una empresa sueca de teletrabajo
  1. Empresas
EL CAPRICHO

El Corte Inglés alquila un centro comercial de Marbella a una empresa sueca de teletrabajo

El grupo de grandes almacenes ha firmado un acuerdo de intenciones con una multinacional escandinava para cederle la mitad de El Capricho, uno de sus buques insignia en Andalucía

placeholder Foto: Centro comercial de El Corte Inglés 'El Capricho' en Marbella. (El Corte Inglés)
Centro comercial de El Corte Inglés 'El Capricho' en Marbella. (El Corte Inglés)

El Corte Inglés está barajando todas las opciones posibles para hacer frente al impacto del covid-19 en su balance. Después de desprenderse de negocios no estratégicos, el grupo presidido por Marta Álvarez ha decidido usar cualquier alternativa para sacar rendimiento a su extensa red de centros comerciales. Según fuentes próximas a las conversaciones, la compañía ha decidido alquilar metros cuadrados de algunas de las grandes tiendas donde no obtenía rentabilidad. El primer centro comercial va a ser El Capricho, de Marbella, una ciudad que hace unos años era clave para el 'holding'.

Según estas fuentes, El Corte Inglés ha firmado un acuerdo de intenciones con una multinacional escandinava para instalar una filial de teletrabajo en este centro comercial, situado en las cercanías del Palacio de Congresos Adolfo Suárez, su filial en España. El Capricho, ubicado en el bulevar Alfonso de Hohenlohe, es uno de los establecimientos que están en la lista roja de centros improductivos de la cadena, tal y como adelantó El Confidencial el 22 de enero de 2020.

El grupo de grandes almacenes va a mantener la zona de supermercado, pero va a ceder a su inquilino, cuyo nombre se mantiene en el anonimato por confidencialidad, el espacio que dedicaba antes a hogar, decoración, muebles, terraza y jardín y descanso. El edificio también disponía de una agencia de viajes y de una cafetería Starbucks.

Foto: EC.

Andalucía es una de las regiones más afectadas por el plan de reconversión de El Corte Inglés. La compañía controlada por las hermanas Álvarez y dirigida por Víctor del Pozo ya cerró el centro comercial de Linares y ha puesto en revisión otros como el de Mijas, el de Algeciras, el de Jerez, el de El Ejido y el de Sevilla Este. Algunos podrían transformarse en 'outlets' o tiendas de descuento, donde se da salida a los productos que no se venden en temporada. De los 21 puntos de venta que tenía el grupo en esta región, más de la mitad ha registrado pérdidas operativas recurrentes antes de la irrupción de la pandemia.

Solo uno de los centros comerciales andaluces, el Costa Marbella, está entre los más rentables del centenar de tiendas del grupo. Sobre todo, por los ingresos que generan los turistas de mayor poder adquisitivo, como árabes y rusos, que veranean en la ciudad malagueña. Precisamente por este motivo, la compañía ha decidido desprenderse parcialmente del otro establecimiento, El Capricho, pese a la proximidad personal de las principales familias accionistas de El Corte Inglés, la mayoría de las cuales pasan gran parte de la época estival en Marbella.

Foto: El Corte Inglés de calle Serrano. (EFE)

Del Pozo ha consensuado con Marta Álvarez la necesidad de aplicar una transformación urgente en el grupo, afectado de lleno por el covid-19 desde hace más de 12 meses. El plan de reducción de tiendas y plantilla, que inicialmente iba a ser escalonado, se va a acelerar para adaptarse a unos hábitos de consumo que se han consolidado durante la pandemia.

La compañía acaba de cerrar la salida de 3.000 empleados mediante la apliación del mayor ERE de su historia

La compañía acaba de cerrar la salida de 3.000 empleados mediante la ampliación del mayor expediente de regulación de empleo (ERE) de su historia, y ahora quiere desprenderse de activos inmobiliarios por hasta 3.000 millones de euros. Para ello, El Corte Inglés ha contratado los servicios de JLL, que ya ha identificado y troceado los activos que saldrán al mercado durante 2021 y 2022. Entre otros, estará la Torre Titania, el antiguo Windsor, un edificio de oficinas situado en pleno paseo de la Castellana, alquilado actualmente a EY. Un coloso por el que ingresa unos seis millones de euros al año por el arrendamiento y por el que ya recibió ofertas tentativas próximas a los 200 millones de euros que la compañía no aceptó.

Pero, además, El Corte Inglés ha señalado como activos para ser traspasados varias naves logísticas, algunos de los seis edificios usados para oficinas propias, incluida la sede central de la calle Hermosilla en la capital (Goya), y terrenos ubicados en Barcelona, Lisboa, Oporto, Móstoles y Coslada, entre otros. Asimismo, el grupo de grandes almacenes tiene previsto desprenderse de la parcela de 13.000 metros cuadrados sita al lado del gran almacén de Nuevos Ministerios, donde ya había encargado a JLL levantar el que se había calificado como el último gran edificio de oficinas de la City madrileña.

Marbella Víctor del Pozo Titania Noticias de El Corte Inglés
El redactor recomienda