Los Villar Mir piden un rescate de 300 M a la SEPI tras quedarse sin acceso a la banca
  1. Empresas
PéRDIDAS DE 2.000 MILLONES

Los Villar Mir piden un rescate de 300 M a la SEPI tras quedarse sin acceso a la banca

El 'holding' de la familia madrileña solicita liquidez al Gobierno al no contar con financiación bancaria tradicional y ante su delicada situación patrimonial por las pérdidas millonarias

placeholder Foto: El presidente y consejero delegado del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
El presidente y consejero delegado del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir. (EFE)

Grupo Villar Mir (GVM) se une a la lista de las empresas con serios problemas de liquidez que solicitan ayuda al Gobierno. Según han confirmado fuentes financieras, el 'holding' de la familia madrileña, uno de los grandes referentes nacionales hasta hace apenas cinco años, ha solicitado el rescate al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El importe de la ayuda requerida ronda los 300 millones de euros.

Deloitte, el auditor de Inmobiliaria Espacio, la cabecera de Grupo Villar Mir, ya subraya en el último informe anual, firmado el pasado 30 de septiembre, "una incertidumbre material sobre la continuidad de sus operaciones". La firma explica que los Villar Mir "están llevando a cabo diversas acciones orientadas tanto a la desinversión en empresas del grupo, cuyo valor puede verse afectado por los efectos de la crisis sanitaria covid-19, como a la amortización o refinanciación con sus acreedores financieros".

Foto: EC.

Se refiere a la ventas de OHL, de Ferroatlántica, de Fertiberia, de Fertial, y a la resolución de varios préstamos concedidos por parte de Credit Suisse y por el ICO, así como otros créditos hipotecarios de CaixaBank y Allianz sobre la Torre Caleido, la quinta en fase de construcción en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid. "Un incumplimiento en el plan de negocio que están llevando a cabo los administradores de la sociedad dependiente Grupo Villar Mir podría suponer, por un lado, que no se obtuvieran flujos suficientes con los que afrontar el pago de sus deudas a corto plazo y, adicionalmente, podría suponer el registro de un deterioro de la inversión en dicha participada", lo que genera "dudas significativas sobre la capacidad de continuar como empresa en funcionamiento".

Los Villar Mir han logrado desprenderse parcialmente de un 15% de OHL (les queda un 9%), de la empresa de fertilizantes, de la de aleaciones, y tienen un pleito abierto por el traspaso de Fertial, además de haber llegado a un acuerdo con la propia constructora, de la que llegaron a tener el 60% del capital, para eliminar una deuda de 133 millones mediante la dación en pago. El resultado de esta reestructuración, liderada por Javier López Madrid, consejero delegado del 'holding', es que el grupo ha pasado de una deuda próxima a los 1.000 millones a reducirla a cerca de 300.

Foto: El presidente de Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir. (EFE)

Pero el problema grave es que no tiene liquidez y que la banca ya no le presta, motivo por el cual ha recurrido al fondo de ayuda de la SEPI, que exige como condición principal que las compañías a las que rescata no tengan acceso a financiación bancaria tradicional. El patrimonio de Inmobiliaria Espacio se ha reducido en el último año desde los 374,7 millones a apenas 54,6 millones, mientras que el pasivo corriente (lo que debe a corto plazo) sobre los activos corrientes tiene un déficit de 65,73 millones.

La cabecera de GVM perdió 323 millones de euros en 2019, último año fiscal cerrado, cuyas cuentas se firmaron en septiembre de 2020. Unos números rojos que se suman a los 740 millones de minusvalías registradas en 2018 y que han ido laminando los fondos propios de la sociedad hasta llegar a esta situación de insolvencia. En los últimos cuatro ejercicios, el grupo se ha apuntado un agujero de 1.700 millones por el desplome de sus compañías cotizadas, especialmente OHL y Ferroglobe, esta última recién refinanciada gracias a una quita aceptada por Credit Suisse.

Foto: Ilustración de Juan Miguel Villar Mir y su hijo Juan Villar Mir. (Raul Arias)

La situación de la familia Villar Mir, cuyo grupo ha llegado a facturar unos 5.000 millones, con unos activos de más de 4.000 millones, es tan delicada que el pasado año se vio forzada a vender el yate de lujo con el que la familia veraneaba por el Mediterráneo. Según información oficial, los empresarios madrileños traspasaron por unos 20 millones de euros del conocido como Blue Eyes of London, un barco adquirido en 2012 por 36,45 millones, al que se le incorporaron otros elementos adicionales por 4,29 millones.

En total, un yate de casi 41 millones de euros, con 60 metros de eslora, 10,20 metros de manga y un motor Yacht CRN de 1.455 KW de potencia que la familia utilizaba para descansar por las aguas de Grecia. Una compra que hicieron cuando los Villar Mir eran de los accionistas privados más importantes del Banco Santander y de Inmobiliaria Colonial y cuando el patriarca, Juan Miguel Villar Mir, fue nombrado marqués por el Rey emérito, con el que ha mantenido una estrecha amistad.

Grupo Villar Mir (GVM) se une a la lista de las empresas con serios problemas de liquidez que solicitan ayuda al Gobierno. Según han confirmado fuentes financieras, el 'holding' de la familia madrileña, uno de los grandes referentes nacionales hasta hace apenas cinco años, ha solicitado el rescate al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El importe de la ayuda requerida ronda los 300 millones de euros.

Juan Miguel Villar Mir Ferroglobe SEPI Inmobiliaria Espacio Deloitte Rescate Javier López Madrid
El redactor recomienda