DEBE PAGAR 500 MILLONES DE INMEDIATO

Villar Mir pide más tiempo a la banca para evitar la quiebra y vende el yate

La embarcación, que solía atracar todos los veranos en Menorca y Grecia, cuenta con seis cabinas con capacidad para 12 invitados, con lámparas Swarovsky y mobiliario de China en su decoración

Foto: El yate Blue Eyes London. (RR. SS.)
El yate Blue Eyes London. (RR. SS.)
Adelantado en

Los Villar Mir siguen peleando contrarreloj para evitar la petición de concurso de acreedores del 'holding' familiar que, hasta no hace mucho, llegó a facturar más de 6.000 millones de euros y disponer de un patrimonio superior a los 4.700 millones. Los empresarios madrileños han pedido más tiempo a sus acreedores ante el vencimiento inminente de deudas por más de 500 millones, lo que les ha llevado hasta a tener que vender su yate de lujo a la mitad de su valor.

Según información oficial, los Villar Mir han acordado el traspaso por unos 20 millones de euros del conocido como Blue Eyes of London, un barco adquirido en 2012 por 36,45 millones, al que se le incorporaron otros elementos adicionales por 4,29 millones. En total, un yate de casi 41 millones de euros, con 60 metros de eslora, 10,20 metros de manga y un motor Yacht CRN de 1.455 KW de potencia que la familia utilizaba para sus vacaciones en el Mediterráneo.

La embarcación, que solía atracar todos los veranos en Menorca y Grecia, cuenta con seis cabinas con capacidad para 12 invitados, con lámparas Swarovsky y mobiliario de China y Oceanía en su decoración, una terraza colgante convertida en un 'beach club', baños turcos, una sauna, un gimnasio y, en la parte superior, un helipuerto. La tripulación ascendía a 14 personas.

Pero esta embarcación de lujo estaba a nombre de una sociedad que tenía unas deudas a las que no podía hacer frente. En febrero de este año, los Villar Mir pidieron dos créditos a dos fondos de inversión con sede en Luxemburgo, ES Capital Solutions y Gambit Derivatives, por unos ocho millones para cancelar un préstamo hipotecario adeudado a CaixaBank desde 2010. La familia se comprometió con estos dos fondos oportunistas a vender el citado barco este mismo año por “un ingreso neto previsto superior a los 20 millones” para cancelar el nuevo préstamo, que cobraba un interés mensual y otro capitalizable anualmente y pagadero a vencimiento (2022).

Fuentes próximas a la familia aseguran que los Villar Mir, que este verano disfrutaron de sus vacaciones en la urbanización de lujo gaditana de Sotogrande, ya han traspasado el Blue Eyes of London, que les provocó más de un dolor de cabeza con la Agencia Tributaria, que les abrió varias inspecciones. Una por la valoración de mercado del uso y disfrute de la embarcación, y otra y la más importante, por el IVA, que acabó con una liquidación y sanción por 2,57 millones.

Esta embarcación de lujo estaba a nombre de una sociedad que tenía unas deudas inasumibles

Gracias a la venta, los Villar Mir ya han solventado la deuda con estos fondos conocidos como buitres por los altos tipos de interés. Pero los empresarios tienen que hacer frente a préstamos por algo más de 500 millones de euros de aquí a final de año. En concreto, con el también fondo oportunista Tyrus, con el Banco Santander, con Credit Suisse y con OHL, de la que hasta el pasado mes de mayo eran los máximos accionistas. Fuentes próximas al grupo admiten que no disponen de la liquidez para abonar las cantidades adeudadas.

Por ello, según otras fuentes, los Villar Mir, cuyas negociaciones están siendo dirigidas por Javier López Madrid, el cerebro financiero de la familia, han pedido un aplazamiento de los pagos con el objetivo de no tener que solicitar el concurso de acreedores. En realidad, algunos de estos préstamos, como el que tienen por 115 millones con Credit Suisse, Société Générale y Crédit Agricole, ya están vencidos —expiraron el 30 de junio pasado— y la banca les ha dado seis meses más de plazo para amortizarlos y eludir así la ejecución y quedarse con la garantía. Pero el nuevo plazo finaliza el 30 de diciembre y los Villar Mir ven difícil poder hacer frente a esa deuda.

Otro crédito, por 73 millones de euros, concedido por Banco Santander vencía también el pasado mes de septiembre, mientras que la semana pasada la familia debía haber pagado 129 millones a OHL por un préstamo que los propios Villar Mir concedieron a una de sus filiales, Pacadar, que intentaron vender sin éxito. Una operación sobre la que el consejo de administración de OHL guardó silencio durante varios años. Ante su falta de liquidez, las partes se han dado un mes más de plazo para evitar el impago y la ejecución de las garantías.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios