Tiene 5 meses para remontar en plena crisis

Ferroglobe (Villar Mir) baja de categoría en Wall Street por la pérdida de valor bursátil

La compañía ha solicitado este mismo mes de agosto pasar a cotizar en el Nasdaq Capital Market desde el Nasdaq Global Select Market por el continuado precio bajo de su cotización

Foto: Foto de archivo de 2015 facilitada por FerroAtlántica de su vicepresidente y consejero delegado, Javier López Madrid (d), del presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir (i), y del presidente de Globe, Alan Kastenbaum. (EFE)
Foto de archivo de 2015 facilitada por FerroAtlántica de su vicepresidente y consejero delegado, Javier López Madrid (d), del presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir (i), y del presidente de Globe, Alan Kastenbaum. (EFE)
Adelantado en

Ferroglobe, la firma de producción de aleaciones del Grupo Villar Mir, ha solicitado al Nasdaq, uno de los mercados más prestigiosos de Wall Street, su transferencia al Nasdaq Capital Market desde el Nasdaq Global Select Market, un índice más exclusivo donde cotizaba hasta este mes de agosto.

Con esta solicitud, que ya ha sido aceptada por el selectivo estadounidense, la firma presidida por Javier López Madrid logra un periodo de gracia de 180 días para tratar de remontar el precio de su acción y cumplir así con uno de los requisitos para evitar la exclusión del este mercado bursátil: superar de forma sostenida el nivel de un dólar por acción. Desde marzo, está por debajo de ese nivel, y lleva más de dos meses rondando los 0,5 dólares por acción.

Como explica el propio Nasdaq en un comunicado revelado a los inversores, Ferroglobe ya fue apercibida en noviembre de 2019 por esta cuestión. Posteriormente, en el mes de marzo, la firma industrial consiguió encadenar 10 sesiones consecutivas con la acción en más de un dólar y el índice bursátil archivó el expediente.

Pero el caso no se había cerrado: después de que estallara la crisis del coronavirus, en marzo de este mismo año, la acción se derrumbó hasta quedarse por debajo de los 40 centavos y solo ha sido capaz de recuperar desde entonces apenas 10 centavos.

Por todo ello, a Ferroglobe le quedan algo más de 150 días (unos cinco meses) para que su cotización se revalorice un 100%. No obstante, el Nasdaq señala que la compañía ha mostrado su intención de llegar a buen puerto y si hiciera falta ejecutaría una división inversa de acciones, lo que en el argot bursátil se conoce como 'contrasplit'. Es decir, que reduciría el número de acciones para lograr poner los títulos cotizados de la compañía por encima de un dólar de forma sostenida con su valor de mercado actual.

"El Nasdaq se compone de tres niveles distintos: el Nasdaq Global Select Market, el Nasdaq Global Market y el Nasdaq Capital Market", explica la web especializada Investopedia, que añade: "Las empresas del Capital Market cumplen con requisitos menos estrictos y tienen niveles más bajos de capitalización de mercado en comparación con los otros dos niveles". Es decir, que Ferroglobe necesita aumentar su cotización sin la ayuda de estar en un índice más selectivo, donde se beneficia de todos los gestores que invierten en índices de forma global.

La situación de la compañía es complicada, máxime cuando su primer accionista (Villar Mir cuenta con más del 50% de la empresa) está viéndose forzado a vender muchos de sus activos para tratar de encauzar su elevado endeudamiento, que tiene al grupo contra las cuerdas. Y a lo anterior hay que sumarle el contexto de crisis que atraviesa la economía a nivel mundial.

Durante este año, además, esta empresa ha ejecutado importantes cambios a nivel directivo. Salió el que era CEO de la compañía, Pedro Larrea, que meses más tarde fichó por Naturgy, la energética del Ibex, como uno de los hombres fuertes en el 'staff' de Francisco Reynés. Uno de los últimos movimientos ha sido la contratación de Craig Arnold en julio, que ha sido nombrado director comercial ('chief commercial officer', en la jerga anglosajona). Este directivo se ha incorporado a sus oficinas centrales en Madrid procedente de Dow Chemical, donde llevaba 23 años, tal y como figura en su currículo.

En la parte positiva, Ferroglobe ha anunciado después del cambio de categoría de sus acciones que la Comisión de Comercio Internacional de EEUU (ITC) está investigando el daño causado por las importaciones de silicio en Estados Unidos. Concretamente, la Administración estadounidense sigue los pasos de las importaciones que podrían estar dañando a Globe Specialty Metals, una subsidiaria de Ferroglobe.

La obsesión proteccionista instaurado por el presidente Donald Trump podría dar oxígeno a la firma. "Los comisionados votarán 5-0 que hay una 'indicación razonable' de que las importaciones de silicio metálico de Bosnia y Herzegovina, Islandia, Malasia y Kazajstán están dañando materialmente la industria estadounidense".

Por su parte, Ferroglobe, que presentará sus resultados trimestrales al cierre de la sesión bursátil en Wall Street este mismo lunes, respaldó la investigación. “Las prácticas comerciales injustas e ilegales pueden tener efectos devastadores, no solo en las empresas y los trabajadores afectados directa e inmediatamente: las comunidades locales y toda la economía también sufren las consecuencias”, dijo Marco Levi, director ejecutivo de la empresa matriz de GSM, Ferroglobe. "Aplaudimos al ITC por dar este paso hacia la restauración de la competencia leal en el mercado de silicio metálico de EEUU".

La investigación es consecuencia de un aviso previo hecho en el mes de julio. "La decisión preliminar de la ITC sigue a un anuncio del 21 de julio de 2020 de que el Departamento de Comercio de los Estados Unidos (DOC) investigaría los precios injustos y los subsidios de estos productos", señala el comunicado. Este movimiento es consecuencia de las denuncias realizadas previamente por la propia Ferroglobe.

"El 30 de junio de 2020, GSM y MS presentaron peticiones para impedir que los productores de metal de silicio en Bosnia y Herzegovina, Islandia, Malasia y Kazajstán vendieran importaciones de metal de silicio objeto de 'dumping' y subvencionadas injustamente en los Estados Unidos. En sus peticiones, las empresas pidieron al DOC y al ITC que impongan aranceles a Bosnia y Herzegovina, Islandia y Malasia para compensar los precios injustos' e imponer aranceles a Kazajstán para compensar los subsidios injustos", explica la compañía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios