Se prevé que entre en vigor en julio

Villar Mir prepara un ERTE para toda la plantilla de su comercializadora de luz y gas

Energya VM advierte de la "nefasta" repercusión que está teniendo la crisis del coronavirus para la empresa y toma esta medida "dada la notable caída del negocio" para evitar despidos

Foto: El empresario y abogado Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
El empresario y abogado Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
Adelantado en

Energya VM, la comercializadora de luz y gas del Grupo Villar Mir, prepara un ERTE para el 100% de su plantilla, según fuentes al tanto de la situación. En una comunicación interna, a la que ha tenido acceso El Confidencial, la firma dirigida por María Luisa Huidobro alerta de la "fuerte, nefasta y rápida repercusión que está teniendo la crisis del coronavirus" en la empresa.

Por ello, añade, se ven en la urgente necesidad de iniciar un expediente de regulación temporal de empleo por causas objetivas, de conformidad con lo previsto en la regulación laboral y el real decreto de medidas urgentes para paliar la crisis del covid-19 que elaboró el Gobierno a finales de marzo, después de decretar el confinamiento de la población.

La empresa energética del grupo que preside Juan Miguel Villar-Mir, compuesto por un conglomerado de grandes firmas como OHL, Ferroglobe, Ferroatlántica o Inmobiliaria Espacio, también advierte de que "esta medida no tiene otro objeto que intentar atenuar las graves consecuencias de esta crisis en la compañía, dada la caída de la actividad y del negocio, evitando en última instancia tener que situarnos en un escenario más drástico que implique extinciones de contratos de trabajo". Dicho de otro modo, declaran un ERTE para toda la plantilla para no tener que despedir a nadie.

La medida tiene por objeto intentar atenuar las graves consecuencias de la crisis en la firma, dada la caída de la actividad y del negocio

Este ajuste convierte a Energya VM en la primera empresa que tiene que tomar medidas traumáticas por la pandemia en el sector energético, considerado servicio básico fundamental durante todo el estado de alarma. No obstante, las fuentes consultadas señalan que este recorte será parcial, ya que solo afectará a parte de la jornada laboral. Se estima que entre en vigor en julio, aunque los últimos detalles de este expediente de regulación temporal de empleo están aún por concretar.

El ajuste se explica, según los expertos consultados, en el golpe que supone la crisis del covid para la operativa de la empresa. Energya VM cuenta sobre todo con grandes clientes industriales, muchos de los cuales se han visto obligados a parar fruto del confinamiento de la sociedad. A ello se ha unido una fuerte caída del mercado mayorista de la electricidad.

Fuente: 'El Periódico Mediterráneo'.
Fuente: 'El Periódico Mediterráneo'.

Es decir, que mucha de la energía que tenía comprada a unos precios más altos para vender a sus clientes no la ha podido colocar, y a la hora de vender ese excedente no consumido en los mercados se ha encontrado con que el precio de venta es mucho menor de lo que le costó en compra, lo que provoca un fuerte agujero en las cuentas. De hecho, entre las empresas que más han reducido sus compras de energía durante la pandemia, ha estado Villar Mir, con un retroceso del 29%, según los datos de REE.

Si a esto se añade que el Gobierno ha prohibido los cortes, la tensión de caja aumenta con fuerza, aunque el Ejecutivo decretó algunas medidas de alivio en este sentido, como el aplazamiento de los pagos a Hacienda o las distribuidoras.

A lo anterior hay que añadir algunas particularidades de la empresa que le pueden llevar a tomar esta decisión de recorte. Una de ellas, las dificultades financieras que arrastra el Grupo Villar Mir, del que depende la comercializadora de luz y gas. No en vano, la firma se vio obligada a vender el 25% de OHL a la familia mexicana Amodio por solo 75 millones de euros agobiada por las deudas. El pasado verano se deshicieron de Fertiberia, otra de las empresas del grupo.

Este panorama, explican, le complica el acceso a la financiación, con lo que una situación de apuro le obliga a cuadrar cuentas vía ajuste. El ERTE le permite reducir una parte del coste laboral (aunque tendrá que seguir pagando las cotizaciones a la Seguridad Social), lo que implicará sin embargo que los trabajadores pasen a cobrar el 70% de su base reguladora por todas las horas que no trabajen.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios