La naviera Baleària entra en pérdidas pero sale viva de la crisis del covid
  1. Empresas
PIERDE 15 MILLONES EN 2020

La naviera Baleària entra en pérdidas pero sale viva de la crisis del covid

La compañía de Adolf Utor cierra el ejercicio en negativo pero con un ebitda positivo. Un ERTE el año pasado y la vía a los créditos del ICO alivian el ejercicio

placeholder Foto: El buque Eleonor Roosevelt de Balearia.
El buque Eleonor Roosevelt de Balearia.

La naviera valenciana Baleària entró en pérdidas el año pasado como consecuencia de la pandemia del coronavirus y el impacto en su actividad. La compañía con base en Dènia registró unos número rojos de 15 millones de euros tras reducir en un 24% su facturación, que situó en 342 millones de euros. La empresa que preside Aldolfo Utor ha incrementado su pasivo para poder abordar la crisis, pero presume de haber salido viva de la complicada situación que han vivido todos los sectores vinculados a la movilidad y el transporte con un ebitda positivo de 62,3 millones de euros.

“Las restricciones a la movilidad provocaron importantes caídas en todos los tráficos y se tradujeron en un resultado negativo, que nos ha hecho perder parte de solvencia e incrementar la deuda, pero hemos resistido gracias a nuestra fortaleza patrimonial y económica, fruto del trabajo de muchos años”, destacó Utor en una comunicación difundia por la empresa con motivo de la presentación de su memoria anual.

Para sorteer el desplome de actividad y negocio, Baleària presentó un ERTE para el 30% de su plantilla durante el primer estado de alarma aprobado por el Gobierno en marzo de 2020. Además, solicitó un crédito de 49 millones de euros avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) con el fin de disponer de liquidez con la que afrontar sus pagos. El recursos a estos préstamos explica el incremento de la compañía, que tiene importantes compromisos financiero como consecuencia de sus planes de renovación de flota y motores de los barcos.

Foto: Buque de Trasmediterránea, en el puerto de Mahón. (EFE)

Las áreas de pasaje y carga tuvieron un peso similar en la facturación, pero una evolución muy diferente, ya que las limitaciones a la movilidad y el cierre de fronteras redujeron los pasajeros a la mitad (2.150.000), mientras que el transporte de mercancías fue más estable a lo largo de año, con una disminución del 6% (5.743.000 ml). Durante todo el año, incluyendo los momentos más complicados,

Las rutas nacionales supusieron prácticamente el 94% de los pasajeros, con un comportamiento variable según las zonas: en Ceuta y Melilla el tráfico se desplomó un 60%, en las Baleares la caída fue del 30% y, sin embargo, las rutas con Canarias experimentaron crecimientos (+20%)

Por otra parte, las rutas internacionales acuciaron el cierre de fronteras y la cancelación de la Operación Paso del Estrecho, con una disminución en número de pasajeros del 85%. Pese a la situación, la capacidad de adaptación de Baleària permitió dar respuesta a la demanda existente de repatriación de ciudadanos europeos con la apertura de una nueva ruta internacional, entre Marruecos y Francia, que se sumó a casi 50 operativas especiales coordinadas con distintos gobiernos.

Baleária Naviera Armas Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda