ÚNICA OFERTA EN EL CONCURSO

Baleària y Global Ports se alían para la nueva terminal de pasajeros del puerto de Valencia

La naviera de Adolfo Utor presenta la única oferta con el operador turco, uno de los líderes mundiales en gestión de terminales de cruceros y que gestiona Barcelona o Málaga

Foto: Un crucero entra en el puerto de Valencia junto a la playa de la Malvarrosa. (EFE)
Un crucero entra en el puerto de Valencia junto a la playa de la Malvarrosa. (EFE)

La naviera valenciana Baleària ha presentado la única oferta al concurso para la construcción y explotación en régimen de concesión administrativa de la nueva terminal de pasajeros del puerto de Valencia (TPV). La compañía que preside Adolfo Utor se ha aliado para el proyecto con Global Ports Holding Plc, uno de los líderes mundiales en gestión muelles de cruceros y gestor de las terminales de Barcelona, Málaga, Lisboa, Venecia o Singapur. La puja por el concurso fue anunciada este jueves tanto por la Autoridad Portuaria de Valencia como por la naviera. La nueva infraestructura tendrá una superficie de 100.000 metros cuadrados y el contrato de construcción y explotación se otorgará por un plazo de 35 años prorrogables hasta un máximo de 50.

La terminal forma parte de los planes de ampliación del puerto de Valencia. Además de los nuevos muelles de carga y descarga de buques de contenedores previstos en la zona norte, por los que puja MSC y pendientes de adjudicar, el organismo que preside Aurelio Martínez modificó el proyecto inicial de 2007 para situar en las antiguas instalaciones del astillero de Unión Naval de Levante (hasta hace unos meses bajo concesión de Boluda Corporación Marítima) una nueva infraestructura con capacidad para al menos cuatro atraques, permitiendo al menos uno de ellos el atraque de un crucero de 360 metros de eslora y otro de al menos 250 metros de longitud. La terminal debe ser capaz de acoger en una misma jornada dos buques de cruceros, uno en régimen de puerto base y otro en régimen de tránsito, y dos buques tipo ferry o combinados de pasajeros y vehículos (ro-ro).

Según la comunicación de la propia Baleària, que no ha hecho públicas todavía las cifras de inversión, Global Ports Holding es el mayor operador de terminales de cruceros a nivel mundial, con presencia en el Mediterráneo, Asia-Pacífico y en el Caribe. También gestiona puertos comerciales en Turquía y Montenegro. GPH opera 21 puertos en 13 países y sirve a 14 millones de pasajeros, con una cuota de mercado en el Mediterráneo del 24%.

Recreación de los edificios rehabilitados de la futura terminal de pasajeros. (Baleària)
Recreación de los edificios rehabilitados de la futura terminal de pasajeros. (Baleària)

Su entrada en el puerto valenciano de la mano de la naviera de Utor, especializada en líneas regulares de pasajeros y vehículos con Baleares y el norte de África, significa garantizar un tráfico combinado en una ciudad en la que la afluencia de cruceros todavía es inferior a la de destinos como Barcelona o Málaga, operados también por GPH a través de su filial Creuers de Port de Barcelona. El pacto empresarial implica que Baleària ha presentado la propuesta en solitario como licitador y, si resulta adjudicataria, firmará un acuerdo de cesión de la gestión del muelle de cruceros a GPH.

La ordenación de la nueva terminal deberá respetar los cuatro elementos del antiguo astillero de Unión Naval de Levante catalogados por la Cátedra Demetrio Ribes como piezas de valor histórico artístico. La rehabilitación de los mismos deberá acometerse por la Universidad Politécnica de Valencia. Además, el proyecto, según las plicas, tiene que garantizar la suficiencia eléctrica a través de paneles solares en sus cubiertas y la posibilidad de conexión a la red. Este es uno de los aspectos que algunas entidades vecinales habían cuestionado del proyecto, el acercamiento al caso urbano de la ciudad y al barrio fronterizo de Nazaret de los cruceros, con elevado consumo energético y muy contaminantes en los puertos cuando dependen de sus propios depósitos de fuel. La Autoridad Portuaria ha licitado la construcción de una subestación eléctrica que de servicio, entre otros, a esta terminal, con el fin de minimizar el impacto medioambiental.

Autosuficiencia eléctrica

“Las sinergias entre dos empresas líderes en su sector permitirán a la ciudad de Valencia contar con una terminal moderna, con las mejores soluciones tecnológicas y operativas para dar servicio al puerto, a la ciudad y a la sociedad”, destacó Adolfo Utor, presidente de Baleària, quien recordó el compromiso de la naviera con la Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible: “Esta nueva terminal incluye tres ejes fundamentales de nuestra responsabilidad social: el crecimiento económico sostenible, pero también la preservación del planeta, gracias a su ecoeficiencia, y la igualdad de oportunidades, a la que contribuirá por ejemplo la escuela de formación prevista en el proyecto muy enfocada al distrito marítimo y en concreto al barrio de Nazaret”. El objetivo es que la terminal, ubicada en unos edificios de alto valor patrimonial, arquitectónico e histórico, se convierta en la puerta de entrada marítima a la ciudad, dijeron desde la naviera.

Por su parte, Emre Sayin, CEO de GPH, manifestó que el acceso al puerto de Valencia permite a su compañía apuntalar su presencia en el Mediterráneo Occidental. “Estamos encantados de colaborar con Baleària. Se han asociado dos empresas punteras en su sector y estamos seguros de que esto redundará en el bien del puerto y de la ciudad. Valencia es un destino esencial para el desarrollo de cruceros en esta zona del Mediterráneo y nos ayudará a consolidar nuestra posición”. GPH participa también en la gestión de terminales en el Adriático, en el Caribe (Nassau o La Habana) o en los principales enclaves de Turquía, de donde es originaria la multinacional.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios