La pandemia provoca unas pérdidas históricas en las empresas del Ibex 35
  1. Empresas
El resto sufre una fuerte caída de ganancias

La pandemia provoca unas pérdidas históricas en las empresas del Ibex 35

Santander, IAG, Repsol, Siemens Gamesa, ArcelorMittal, Meliá, Amadeus, Ferrovial, Naturgy o Cellnex arrastran al principal selectivo de empresas en España a números rojos récord

placeholder Foto: El salón central o parquet de la Bolsa de Madrid. (EFE)
El salón central o parquet de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Las empresas del Ibex-35 han registrado unas pérdidas históricas en 2020, provocadas por la crisis económica desatada por la pandemia del covid-19. Según los datos que las cotizadas han remitido a la CNMV, las pérdidas han alcanzado un nivel récord de más de 22.503,6 millones de euros.

Santander, IAG, Repsol, Siemens Gamesa, ArcelorMittal, Meliá, Amadeus, Ferrovial, Naturgy, Cellnex, Aena e Indra han acumulado unos números rojos para el Ibex-35 nunca antes vistos. Estas pérdidas no compensan los beneficios de las otras 23 empresas, que en la mayoría de casos han cerrado con una fuerte reducción de ganancias. En total, han sumado más de 14.336 millones de beneficio neto, con lo que el Ibex cerró el año de la pandemia con unas pérdidas netas de más de 8.167 millones de euros. En términos de facturación global, las empresas del Ibex han reducido sus ingresos en más de 80.000 millones de euros.

Este agujero, que impacta en las empresas en teoría más fuertes de España, contrasta con los beneficios de más de 24.300 millones de euros acumulados en 2019 y las ganancias de cerca de 40.000 millones de euros de 2018. Los históricos números rojos están, además, en las antípodas de los guarismos del Ibex durante los peores momentos de las anteriores crisis económicas. En 2008, después de desatarse la crisis mundial tras la caída de Lehman Brothers, el primer selectivo de empresas cotizadas en España obtuvo unos beneficios de 45.762 millones, lo que suponía un 4,8% más que el año anterior.

Posteriormente, en 2012, cuando arreciaba la crisis de deuda en Europa, el índice de referencia en la bolsa española también registró pérdidas de 7.400 millones por los saneamientos de las entidades financieras, pero aún están lejos de las cifras de 2020.

En el año recién concluido, donde el PIB sufrió un hundimiento del 11%, la mayor caída desde la Guerra Civil de 1936, los saneamientos y la devaluación de activos obligados por las nuevas circunstancias también han tenido un fuerte peso específico. El caso más significativo es el de Banco Santander. El entorno económico más débil, los bajos tipos y las reestructuraciones internas han provocado una devaluación récord que lo ha llevado a unas pérdidas históricas de 8.771 millones de euros. Un experto señala que se trata de "ajustes contables para reducir los fondos de comercio que se crearon por compras en el extranjero con sobreprecio hace años en mercados donde ahora empeoran las expectativas".

Algo similar le sucede a Repsol, que ha decidido someter a examen todos sus activos petrolíferos; y ante una expectativa de precios del petróleo y del gas más bajos, un pronóstico de demanda inferior y unos cargos asociados al CO₂ más altos han provocado que presente unas pérdidas de 3.289 millones, pérdidas aun así inferiores a las de sus homólogos internacionales como Shell o BP.

Peor es la situación para IAG. Las restricciones a la movilidad han derrumbado la operativa de la aerolínea, que durante muchos meses ha estado casi sin ingresos. A ello además hay que sumar otros gastos extraordinarios y saneamientos que la han llevado a unos números rojos de casi 7.000 millones de euros. La caída del PIB está también detrás de las pérdidas de la acerera ArcelorMittal; así también, el covid-19 es responsable de las caídas de Meliá, Amadeus, Ferrovial o Aena, empresas ligadas al castigado sector turístico y aéreo. También Siemens Gamesa, Naturgy (que aplicó una nueva devaluación de sus activos gasistas), Cellnex o Indra han sucumbido al coronavirus.

Los que han aguantado en verde lo han hecho con fuertes descensos de su beneficio. Los que más han sufrido han sido las inmobiliarias Merlin y Colonial, cuyo beneficio se ha quedado prácticamente en nada, al igual que le ha sucedido a Banco Sabadell. El resto del sector financiero ha tenido un desempeño desigual. Desde BBVA, que ha presentado unas ganancias un 63% inferiores a las de 2019, hasta CaixaBank, cuyos números han mermado solo un 19%.

Otro de los que han notado con fuerza la crisis es Inditex. Su año fiscal, que cerró en septiembre, lo hizo con unas ganancias un 75% inferiores a las del año anterior. Hay que recordar que la empresa de Amancio Ortega estuvo varios meses en primavera cerrada.

Cinco empresas inmunes al virus

Solo siete empresas mejoran el beneficio de 2019 y en la mayoría de casos se debe a factores extraordinarios, ya que su facturación y su desempeño operativo también han bajado. Este es el caso de Telefónica, que mejora tras llevar a cabo diversas ventas, o Iberdrola, que se deshizo de su participación en Siemens Gamesa. También han tenido un ebitda inferior Enagás, que ha compensado con sus participadas y otros extraordinarios, y Acciona, que llevó a cabo varias ventas.

PharmaMar, Endesa, Acerinox (única firma del selectivo que pasa de pérdidas a ganancias), Solaria y Viscofan han cerrado el año con desempeño operativo mejor que el de 2019. Precisamente la farmacéutica gallega lidera la mejora del beneficio, que pasa de 9,18 millones a 137 millones, quince veces más que el año anterior. Su ebitda pasa de negativo a 163 millones de euros, gracias en parte a sus productos para el covid-19 comercializados desde marzo.

Tras estas pérdidas récord, el Ibex fluctúa al son que marca la potencial recuperación en 2021, que aún no acaba de llegar con total claridad. El principal factor que mueve al selectivo es la capacidad de las vacunas para inmunizar a la sociedad y devolver la vida a un escenario más parecido a antes de marzo de 2020. Los inversores aún no ven con claridad si el Ibex acabará 2021 inmunizado, aunque sí cruzan los dedos ante las nuevas variantes del covid-19 para pensar que lo peor ya haya pasado.

Las empresas del Ibex-35 han registrado unas pérdidas históricas en 2020, provocadas por la crisis económica desatada por la pandemia del covid-19. Según los datos que las cotizadas han remitido a la CNMV, las pérdidas han alcanzado un nivel récord de más de 22.503,6 millones de euros.

Enagás Ibex 35 Viscofan CNMV PIB Repsol Pandemia IAG ArcelorMittal Crisis
El redactor recomienda