El BCE estudia reactivar los dividendos de la banca con un límite del 20% del beneficio
  1. Empresas
MEDIDA INMINENTE

El BCE estudia reactivar los dividendos de la banca con un límite del 20% del beneficio

El supervisor europeo tiene sobre la mesa distintas alternativas: prorrogar la recomendación de no repartir dividendos, dejar solo a bancos más saneados o un tope de 'pay out'

Foto: Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)
Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)

El Banco Central Europeo (BCE) podría levantar el veto a los dividendos del sector financiero en las próximas semanas con un tope de entre el 15 y el 25% del 'pay out' (porcentaje del beneficio que se distribuye a los accionistas). Esta es una de las opciones que están sobre la mesa del supervisor europeo con más papeletas de salir adelante, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde el organismo afincado en Fráncfort, no hicieron comentarios.

Según estos números —un 20% de media de 'pay out'—, los bancos españoles podrían remunerar a sus accionistas con 1.500 millones en dividendos el próximo año, según los resultados del tercer trimestre. Santander y BBVA tendrían que convencer al supervisor de que les permita retribuir a sus accionistas según su beneficio recurrente (sin extraordinarios), ya que hasta septiembre ambos grupos estaban en pérdidas. De conseguirlo, la entidad presidida por Ana Botín podría repartir dividendos por valor de 730 millones; BBVA, 410 millones, y CaixaBank y Bankia, 180 millones. El resto de entidades, menos de 50 millones

Foto: Carlos Torres, presidente, y Onur Genç, consejero delegado. (Efe)

Estas cifras cambiarán en función del rumbo que marque el BCE y del resultado de los bancos del cuarto trimestre. Tanto el supervisor europeo como el Banco de España han lanzado recientemente mensajes de que las entidades se han relajado en su obligación de cubrir las provisiones del covid, por lo que podría haber un empuje a mayores dotaciones en el cierre de las cuentas. A eso se suma que el anuncio de este miércoles de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) prolongando la flexibilidad en el tratamiento contable de las moratorias hará que BCE y Banco de España pidan más prudencia a las entidades.

La decisión final del BCE se espera a partir de la próxima semana, una vez se dé a conocer el nuevo cuadro macroeconómico elaborado por la institución para la economía europea. Será entonces cuando el consejo de supervisión del BCE tenga una foto actualizada que le permita valorar los pros y contras de que los bancos vuelvan a repartir dividendos a sus accionistas.

Presiones

La intención del BCE de levantar el veto a los dividendos, adelantada por 'El Periódico', llega tras las presiones y las quejas de los banqueros del continente durante los últimos meses. Los financieros argumentan que la 'recomendación' de no repartir dividendos les ha cerrado el grifo de muchos grandes fondos internacionales que basan sus inversiones en este tipo de remuneraciones. Al perder a estos accionistas, se profundizaron las caídas en bolsa de los títulos de los bancos, generando un efecto nocivo: cerrar la puerta del mercado a los bancos en caso de necesitar ampliar capital.

La decisión de limitar el pago de dividendos llegó a finales del pasado mes de marzo, ante la entonces incipiente crisis generada por el covid-19. El supervisor europeo consideró necesario asegurarse de que todas las ayudas que se pusieron al alcance de los bancos —flexibilidad en capital, liquidez y provisiones— llegaran a la economía real y no se usaran para repartir dividendos o bonus. La medida inicialmente caducaba en octubre, pero posteriormente se prolongó hasta final de año.

Ana Botín, presidenta de Santander, y Carlos Torres, de BBVA. (EFE)
Ana Botín, presidenta de Santander, y Carlos Torres, de BBVA. (EFE)

Este anuncio pilló a contrapié a algunos bancos españoles, que tuvieron que cambiar sobre la marcha el orden del día de su junta de accionistas para retrasar el pago previsto de dividendos. Desde entonces, la vuelta a la normalidad en este campo ha sido uno de los campos de batalla de las grandes entidades del país.

Aun así, hay división en este frente de guerra. Por un lado, hay bancos que sostienen que se debe volver al pago de dividendos con normalidad: quien tenga margen de capital que remunere a sus accionistas hasta el límite que fije su consejo con el permiso del BCE. Esta alternativa despierta temores en el supervisor, ya que podría estigmatizar a los bancos que no repartan dividendos. Por otro lado, está la alternativa de fijar un 'pay out' prudente y que cada entidad decida hasta qué nivel llega dentro de su diálogo con el BCE, lo que algunos banqueros critican como el "café para todos".

El Banco Central Europeo (BCE) podría levantar el veto a los dividendos del sector financiero en las próximas semanas con un tope de entre el 15 y el 25% del 'pay out' (porcentaje del beneficio que se distribuye a los accionistas). Esta es una de las opciones que están sobre la mesa del supervisor europeo con más papeletas de salir adelante, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde el organismo afincado en Fráncfort, no hicieron comentarios.

Banco Central Europeo (BCE) Dividendos
El redactor recomienda