El BCE abre la puerta a levantar su veto a los dividendos mientras pide más provisiones
  1. Mercados
ENTREVISTA DE MERSCH AL FINANCIAL TIMES

El BCE abre la puerta a levantar su veto a los dividendos mientras pide más provisiones

El banco central deberá tener en cuenta también en su decisión la incertidumbre jurídica respecto de la decisión de mantener un veto generalizado a los dividendos

Foto: (EFE)
(EFE)

El Banco Central Europeo (BCE) ha comenzado a dar muestras de que podría plantearse permitir repartir dividendos el próximo año a los bancos con una posición de capital más sólida, levantando así la prohibición generalizada aplicada desde el pasado mes de marzo, según ha comentando el ejecutivo de la entidad Yves Mersch en una entrevista con el diario 'Financial Times'. Por otro lado, el vicepresidente Luis de Guindos también ha hablado esta mañana, pidiendo más provisiones aunque el entorno esté mejorando, aunque también ha hecho comentarios sobre el dividendo en línea con los de Mersch.

El luxemburgués, que abandonará su puesto en el directorio del BCE a mediados del próximo mes de diciembre, ha señalado también que el banco central deberá tener en cuenta también en su decisión la incertidumbre jurídica respecto de la decisión de mantener un veto generalizado a los dividendos, así como el enfoque que se adopte en otras jurisdicciones sobre los dividendos bancarios.

Sin embargo, los bancos parece que no se lo han creído - al menos los españoles. CaixaBank se ha dejado 1,75%, el Sabadell un 1,35%, Bankia un 1,29%, el Santander un 0,89% y Bankinter 0,39%.

Foto: (EFE)

Mersch subraya que los bancos de la zona euro entraron en la crisis actual con reservas de capital más fuertes que en la crisis financiera anterior, aunque recuerda que la mejora en los índices de solvencia ha sido en gran parte efecto de la política monetaria y de las decisiones regulatorias.

"Hasta cierto punto, sería un poco espurio o sorprendente si los bancos usaran los subsidios públicos para enriquecer a los accionistas. Mientras los bancos dependan de dicho apoyo y estén pidiendo un apoyo continuo, creo que deberíamos ser muy conservadores con la reanudación de tasas de payout que vimos antes de la crisis", advierte.

No obstante, el ejecutivo del BCE apunta que esta postura no implica mantener en todos los casos una prohibición general que pueda suscitar "inseguridad jurídica", ya que la institución solo tiene un instrumento de ejecución en su reglamento basado en un enfoque caso por caso. Asimismo, Mersch señala que en otras jurisdicciones, también parece haber un movimiento hacia un enfoque caso por caso.

"Todo dependería del conservadurismo de los modelos internos de los bancos, del conservadurismo en el aprovisionamiento y de una visión sólida de la trayectoria de capital de un banco. Todo esto deberá tenerse en cuenta y luego llegaremos a una propuesta a finales de año", añade.

El BCE decidió a finales del pasado mes de julio extender hasta el 1 de enero de 2021 su recomendación a la banca de no repartir dividendos y no efectuar recompras de acciones propias para preservar el capital de las entidades, aunque indicó que revisaría su posición al respecto a finales de 2020.

Más provisiones

Por su parte, Guindos ha alertado del incremento de las vulnerabilidades a medio plazo en el sector empresarial y del riesgo que el mayor endeudamiento corporativo y soberano conlleva para la estabilidad financiera ante la posibilidad de que las pérdidas de materialicen con cierto retraso respecto de la recuperación, por lo que algunas entidades podrían requerir mayores provisiones de las realizadas.

"Las provisiones se han incrementado, pero parecen optimistas en algunos casos, mientras que las garantías y moratorias pueden haber alargado el tiempo que tarda en traducirse en pérdidas crediticias el débil desempeño económico", ha advertido el vicepresidente en la presentación del informe 'Revisión de la Estabilidad Financiera'.

"La suspensión a los dividendos fue una medida extraordinaria y temporal", ha dicho Guindos

En este sentido, la institución apunta en su informe que, en cierta medida, la amplia dispersión en los niveles de provisiones entre los bancos de la eurozona obedece a la incertidumbre económica y a la heterogeneidad del impacto de la covid-19 en el sector, lo que dificulta a las entidades realizar en el presente un cálculo fiable de las pérdidas crediticias estimadas.

Sin embargo, el análisis del BCE reconoce que "es posible que parte de la variación en las provisiones de los bancos refleje un inadecuado provisionamiento por algunas entidades, en parte por limitaciones de rentabilidad".

Asimismo, el banco central advierte de que los diferentes niveles de optimismo sobre la recuperación económica "parecen haber afectado a las estimaciones de futuras pérdidas crediticias".

Con todo, Guindos no ha dejado de subrayar lo dicho por Mersch, aunque ya en una entrevista a Bloomberg TV. "La suspensión del pago de dividendos fue una medida extraordinaria y temporal - extraordinaria porque fue una respuesta a una extraordinaria situación, la pandemia, y temporal porque sabemos perfectamente que esto es algo que debería tener una fecha límite”, ha zanjado el español.

Banco Central Europeo (BCE) Financial Times
El redactor recomienda