BBVA acelera la venta de los activos tóxicos de Unnim antes de que caduquen las ayudas
  1. Empresas
PROYECTO DAKAR

BBVA acelera la venta de los activos tóxicos de Unnim antes de que caduquen las ayudas

El segundo banco español ofrece a los fondos oportunistas lo que queda del EPA de Unnim y otros activos. El Fondo de Garantía ha perdido cerca de 3.000 millones en este rescate

placeholder Foto: Antigua oficina de Unnim en Barcelona. (EFE)
Antigua oficina de Unnim en Barcelona. (EFE)

BBVA está cerca de llegar a la meta en el desagüe de los activos tóxicos de Unnim, el antiguo grupo de cajas catalanas —Manlleu, Sabadell y Terrassa— que compró en 2012. Con este motivo, ha puesto en marcha el Proyecto Dakar, destinado a liquidar los últimos créditos impagados que heredó de la caja cubiertos por las garantías públicas que le concedió en la venta el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde la entidad presidida por Carlos Torres, no hicieron comentarios.

La operación ronda los 500 millones de volumen de activos a la venta, e incluyen créditos impagados por clientes de Unnim y otros activos. El traspaso se encuentra en fase de ofertas vinculantes, por lo que podría cerrarse antes de final de año si no hay imprevistos.

Foto: Oficina de Banco Sabadell. (EFE)

Entre los candidatos a esta operación, están los fondos oportunistas internacionales que más activos están en España en los últimos meses. Desde que estalló la crisis derivada del covid-19, los 'sospechosos habituales' —Blackstone, Cerberus, Lone Star y Apollo— han dado un paso atrás y han ganado fuerza otros inversores dispuestos a comprar activos en España en un entorno más inestable.

Tilden Park es uno de los que más fuerte están apostando por este mercado, como ha demostrado quedándose la primera cartera vendida desde febrero: el Proyecto Explorer, de Banco Sabadell, como adelantó este medio. Junto a este fondo, dirigido por exdirectivos de Goldman Sachs, están sobrevolando este sector gestoras como Marathon, D. E. Shaw y Waterfall.

Cuenta atrás

Esta operación es clave para BBVA, ya que se está acercado al vencimiento del Esquema de Protección de Activos (EPA) que le concedió el Fondo de Garantía en la adjudicación de Unnim. Todas las pérdidas que hayan aflorado antes del 31 de octubre de 2021 serán asumidas al 80% por el FGD, que financian todos los bancos con sus aportaciones. Las posteriores correrán a cuenta de BBVA.

El rescate de Unnim fue el último de la anterior crisis cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos, los siguientes ya fueron todos liderados y pagados por el Fondo de Reestructuración (FROB). El FGD asumió pérdidas por valor de 953,3 millones en la venta del grupo a BBVA —por un euro— y firmó un EPA para una cartera de activos de 7.400 millones.

placeholder Carlos Torres (d), presidente de BBVA, y el CEO Onur Genç. (EFE)
Carlos Torres (d), presidente de BBVA, y el CEO Onur Genç. (EFE)

A finales de 2019, el Fondo de Garantía calculaba que el EPA de Unnim le costaría casi 2.000 millones de euros, de los cuales ya había desembolsado 1.279 millones a BBVA. Los restantes 700 millones son los que la segunda entidad española espera recaudar con la gestión ordinaria de los activos entre 2020 y 2021 y el Proyecto Dakar.

Banco Sabadell está en una situación similar con el otro gran esquema de garantías del FGD pendiente de liquidar, de CAM. Por ello, encargó a Deloitte en verano una operación similar a la de BBVA, tasada en 552 millones.

Noticias del BBVA Unnim Banca Venta
El redactor recomienda