Sabadell ficha a Deloitte para vender los últimos activos tóxicos de CAM
  1. Empresas
'PROYECTO AURORA'

Sabadell ficha a Deloitte para vender los últimos activos tóxicos de CAM

La entidad catalana quiere desprenderse de su última herencia de CAM antes de que caduquen las ayudas del FGD a mediados de 2011. Le quedan por cobrar 1.761 millones

placeholder Foto: Oficina de Banco Sabadell. (EFE)
Oficina de Banco Sabadell. (EFE)

Banco Sabadell está a una operación de pasar página con CAM, la entidad alicantina que se quedó en 2011 tras un rescate del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Transcurridos casi nueve años, Sabadell ha puesto en marcha la venta de los activos problemáticos que le quedan cubiertos por el esquema de protección de activos (EPA) que recibió a cambio de quedarse la caja.

El banco presidido por Josep Oliu ha contratado para ello a Deloitte, que ya se ha puesto en contacto con grandes fondos internacionales para presentarles el 'Proyecto Aurora', el nombre clave de la operación valorada en 552 millones, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Foto: Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell. (Efe)

Sabadell espera poner el punto y final al EPA de CAM con esta operación. El FGD le concedió este esquema de garantías en julio de 2011 con fecha de caducidad a mitad de 2021. Lo hizo sobre una cartera de créditos e inmuebles problemáticos valorados en 24.644 millones. De esta, el fondo público se encargaba de cubrir un 80% de las pérdidas, y la entidad catalana el 20% restante.

placeholder Antigua sede de CAM. (EFE)
Antigua sede de CAM. (EFE)

El rescate generó diversas polémicas por ser uno de los más costosos. El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, calificó en 2011 a la caja alicantina como "lo peor de lo peor". Y el exministro de Economía, Luis de Guindos, dijo en 2014 que el plan de salvamento de CAM podría implicar una factura de más de 15.000 millones.

Sin embargo, el Fondo de Garantía y Sabadell alcanzaron un pacto a finales de 2018 —Acuerdo de Clarificación— por el que se puso un coste máximo al EPA a cambio de que la entidad catalana pudiera acelerar la venta de activos, y así poder presentarse ante el mercado como una entidad más saneada. A la espera de lo que ocurra con el 'Proyecto Aurora' y en los próximos meses con el resto de la cartera EPA, el rescate de CAM costará un máximo de 12.635 millones al FGD, que se sufraga con las aportaciones de todo el sector financiero. Este hecho ha provocado que el EPA sea motivo de críticas por parte de otras entidades esta década, como un regalo a Sabadell, aunque todas tuvieron la opción de pedirlo en la subasta pública de CAM.

Últimos meses del EPA

De estos 12.635 millones, casi 5.250 millones se inyectaron en CAM como capital en el momento de la venta a Sabadell, para así devolverla a la normalidad patrimonial. Los otros casi 7.386 millones son el coste máximo del EPA. De ellos, Sabadell ya ha ingresado 5.625 millones. Los otros 1.761 millones son las ayudas pendientes de materializarse, en caso de que se cumplan las condiciones para ello. La venta liderada por Deloitte debería aflorar las últimas pérdidas a costa del FGD.

La cartera protegida por el Fondo de Garantía ha ido menguando en los últimos años a través de la venta de activos, la amortización de los créditos y el pase a fallidos. Así, de los 18.460 millones en créditos con EPA que recibió Sabadell, en junio le quedaban una décima parte: 1.828 millones. Y de los adjudicados que heredó, 4.663 millones, restan 460 millones. A eso se suman fallidos y participaciones hasta elevar los activos tóxicos de CAM hasta 2.849 millones.

Foto: Sede de Banco Sabadell en Madrid. (Reuters)

El objetivo de Sabadell en los próximos meses es llevar a buen puerto el 'Proyecto Aurora' para dejar su cuenta con el FGD a cero cuando llegue el final del esquema de garantía. También debe seguir gestionando el resto de los activos heredados de balance para tener el menor impacto en junio de 2021, momento en el que estos créditos e inmuebles empezarán a penalizar en capital, al desaparecer las garantías públicas.

placeholder Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell. (EFE)
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell. (EFE)

Con el 'Proyecto Aurora', Sabadell vuelve a salir al mercado con la tercera venta de activos tóxicos desde que estalló la crisis del covid-19. Es la única entidad española que se ha atrevido a explorar esta vía en estos meses. Tiene avanzado el 'Proyecto Explorer', de 300 millones en créditos de pymes, por el que pujan fondos como Marathon y Tilden, como avanzó este medio. Y decidió aparcar el 'Proyecto Higgs', con casi 1.000 millones en hipotecas impagadas.

Sabadell es una de las entidades españolas que más ha subido en bolsa ante los rumores de posibles fusiones, escalando un 14,5% en las sesiones del lunes y el martes. La entidad presidida por Oliu figura en el grupo de bancos medianos y grandes que están en las quinielas para una integración, junto a Bankia, Liberbank y Unicaja. Su consejero delegado, Jaime Guardiola, señaló en la última rueda de prensa de resultados que encajaba con cierta "normalidad" estar en las quinielas, pero que Sabadell puede salir en solitario de esta crisis.

Noticias Banco Sabadell Deloitte Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Fondo de Garantía de Depósitos
El redactor recomienda