De la nobleza al capital riesgo: la familia Del Castillo, una fortuna con historia
  1. Empresas
Inversiones con historia

De la nobleza al capital riesgo: la familia Del Castillo, una fortuna con historia

La familia Del Castillo ha jugado un papel principal desde hace varios siglos en el desarrollo económico de Canarias y, desde hace años, con sus inversiones por toda España

placeholder Foto: El presidente de Binter, Pedro Agustín del Castillo. (EFE)
El presidente de Binter, Pedro Agustín del Castillo. (EFE)

Una enorme figura, que simboliza una estaca, se erige en el centro de una rotonda ubicada en la localidad grancanaria de San Agustín. La escultura conmemora un hecho del que hace escasas semanas se cumplieron 58 años: el inicio del desarrollo de Maspalomas como zona de referencia del turismo en Canarias y en toda España, tras la celebración de un concurso internacional de ideas para dar forma a un proyecto innovador que abarcaría más de 20.000 hectáreas de terreno y un litoral de más de 17 kilómetros de largo, en el que se incluían las playas hoy internacionalmente reconocidas de San Agustín, Bahía Feliz, Playa del Inglés y Maspalomas, y el incomparable paisaje de las dunas de Maspalomas, declarado Reserva Natural Especial desde 1982.

El promotor de aquella iniciativa, decisiva en el desarrollo posterior de Gran Canaria y, en general, del archipiélago en su conjunto, fue Alejandro del Castillo y del Castillo, octavo conde de la Vega Grande. "Todos los renglones de la historia de Gran Canaria tienen que ver con algún paisaje de la vida de los miembros de la familia condal", afirmó hace unos años el catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Manuel Lobo, en la presentación del libro 'El condado de la Vega Grande de Guadalupe', que escribió en colaboración con el también profesor Fernando Bruquetas.

La sentencia no es una exageración, pues el nombre de la familia Del Castillo, que luce este título desde 1777, otorgado por Carlos III, ha ocupado un lugar preeminente en los capítulos más relevantes de la historia de la isla de Gran Canaria desde los tiempos de la conquista, en las décadas finales del siglo XV, y que, incluso, entronca, según algunas teorías, con la nobleza aborigen canaria. La implantación de los ingenios azucareros, la introducción del tomate, el cultivo del plátano o los primeros intentos con el tabaco, el desarrollo de viñedos o la llegada de las más modernas innovaciones industriales desde el exterior son, junto al posterior impulso de la industria turística, algunos de los logros que se atribuyen a esta importante familia que, en ocasiones, ha sido referenciada como 'los Alba de Canarias'.

placeholder Estaca clavada en 1962 en la zona de San Agustín (Gran Canaria).
Estaca clavada en 1962 en la zona de San Agustín (Gran Canaria).

Hoy, la familia Del Castillo sigue ocupando un lugar clave en el entramado político y, sobre todo, económico de las islas. Pero también a nivel nacional, donde lleva desempeñando desde hace años un papel protagonista en el mundo de la inversión y el capital privado. Domingo Santana es miembro del consejo de MyInvestor, donde ocupa silla junto a El Corte Inglés, Axa o Andbank, en representación de Casticapital. Este financiero, con experiencia en Banesto, Banco Urquijo y Morgan Stanley, es, desde hace ocho años, el director de Inversiones del brazo inversor de la familia de Pedro Agustín del Castillo.

Con un patrimonio valorado en algo más de 200 millones de euros, la de Pedro Agustín del Castillo está considerada una de las cinco mayores fortunas de Canarias. Primo del actual conde, Fernando del Castillo, y nieto del mencionado Alejandro del Castillo y del Castillo, la labor empresarial de Pedro Agustín del Castillo en los últimos años ha estado en gran medida vinculada a su posición como presidente de Binter, cargo que desempeñó desde 2002 y hasta su renuncia el pasado junio.

La aerolínea, especializada en vuelos interinsulares y en la conexión de Canarias con distintos puntos de España y África, es la mayor de las inversiones de la familia (cuenta con una participación en torno al 20%) y uno de los grandes hitos de su carrera, ya que son muchos quienes la ponen de ejemplo de un caso de reconversión de éxito.

Binter, creada por Iberia, fue adquirida en 2002 por un grupo de empresarios canarios, con la familia Del Castillo a la cabeza, por 52,6 millones de euros. Y, desde entonces, se ha consolidado como una de las aerolíneas más sólidas del mercado español, lo que le ha permitido en los últimos años lanzar un ambicioso plan de expansión de rutas. Y las peculiaridades de su servicio han hecho de Binter una de las aerolíneas que, aparentemente, mejor han resistido los quebrantos de la crisis del coronavirus, dándose el curioso caso de que en los meses de mayo y junio llegó a situarse al frente del 'ranking' por volumen de pasajeros en España, por una más rápida recuperación de los vuelos entre islas.

Foto: Núria Roca, co-consejera delegada de MyInvestor.

Pero esta tarea no ha impedido a Del Castillo mantener durante décadas una importante labor inversora. Financiero de profesión, formó parte de la histórica firma de inversión Ibersuizas, en representación de la cual se sentó en el consejo de FCC. Más recientemente, también formó parte del consejo de Natra, a través ya de Casticapital, el 'family office' que fundó para profesionalizar la gestión de sus inversiones.

Pese a la presencia de Domingo Santana al frente de las inversiones del 'family office', quienes le conocen aseguran que Pedro Agustín del Castillo siempre ha llevado un control muy cercano de los distintos movimientos de Casticapital, que hoy cuenta con una cartera muy diversificada de inversiones en la que, además de la mencionada MyInvestor, se cuentan grupos como la compañía de pagos Sipay, la firma de textiles y decoración del hogar Textura, la clínica de dermatología Grupo Pedro Jaén o diversos negocios vinculados a la exministra Cristina Garmendia, como la consultora de tecnología e innovación Silo.

El grupo hotelero Roommate, la compañía de renovables Eolia, el negocio de reserva 'online' de plazas de aparcamiento Parclick o el grupo de comercio 'online' LastSmile son otros de los muchos nombres que figuran en la lista de inversiones de la familia Del Castillo en los últimos años.

No es difícil trazar un hilo histórico entre el sesgo actual de la cartera de Casticapital hacia la tecnología y sus ancestros, varios de los cuales han pasado a la historia por su interés por las últimas innovaciones que surgían en Europa, que, en muchas ocasiones, se encargaron de introducir en Canarias. Fue el caso de Agustín del Castillo Ruiz de Vergara Bethencourt y Amoreto, conde entre 1826 y 1870, que gracias a su pasión por los viajes pudo conocer los avances que experimentó en aquel periodo una Europa sumida en plena Revolución industrial, o de Fernando del Castillo Westerling, conde entre 1870 y 1901, que fue educado en el Londres victoriano.

Los intereses turísticos de la familia, que abarcan desde suelos a campos de golf, vinculan la fortuna actual con el legado histórico de los Del Castillo

Mucho más evidente es el nexo entre los orígenes familiares y los actuales intereses turísticos de la familia Del Castillo. Y no solo por ser los impulsores del desarrollo de Maspalomas, sino porque desde mucho antes el condado de la Vega se había involucrado en la construcción del Hotel Santa Catalina, ya a finales del siglo XIX. Y, de hecho, se asume que el padre del primer conde, de nombre también Pedro Agustín del Castillo, fue el autor, en pleno siglo XVIII, de la primera 'guía turística' de Canarias, con su obra 'Descripción histórica y geográfica de las Islas Canarias'. Hoy en día, la familia controla el 50% del campo de golf de Maspalomas y varios suelos en zonas turísticas de alto valor.

La huella histórica en la economía de la familia Del Castillo resulta indiscutible, pero también su relevancia más reciente, participando en operaciones de cierta entidad, como la compra por parte de Casticapital de la sede histórica de BBVA en la madrileña calle Alcalá, en el año 2010, y su posterior venta por 23 millones de euros a Prosegur, en una operación cerrada en 2017.

La relación con BBVA no termina en esa operación, ya que Pedro Agustín del Castillo es presidente del consejo asesor regional del banco en Canarias, mientras que su hija —y sucesora en el consejo de Binter— Susana del Castillo forma parte desde hace un año del comité consultivo de CaixaBank.

La relación con BBVA no termina en esa operación, ya que Pedro Agustín del Castillo es presidente del consejo asesor regional del banco en Canarias

Todos estos cargos y responsabilidades no son más que la continuación de una influencia económica con varios siglos de historia y que la familia Del Castillo no renuncia a seguir estirando. La crisis podría representar una ocasión —al fin y al cabo, siempre lo representan— de añadir nuevas inversiones a un grupo que actualmente mantiene casi la mitad de su cartera en liquidez, a la espera de oportunidades de seguir agrandando su legado económico.

'Ensalza siempre la vida. La honra si no se olvida', reza el lema del escudo de la familia Del Castillo. Lo cierto es que, casi 250 años después de la concesión del título del condado de la Vega Grande, su apellido parece lejos de caer en el olvido en el ámbito económico canario y nacional.

Canarias Nobleza Gran Canaria Inversiones Capital riesgo
El redactor recomienda