LA APUESTA DE GLOBAL OMNIUM

La detención de Madí dinamita la estrategia de Aguas de Valencia para crecer en Cataluña

Global Omnium apostó por el exconvergente y figuras cercanas al independentismo como Puigcercós para abrirse hueco en el complejo mercado catalán. El golpe policial complica la estrategia

Foto: David Madí fue estrecho colaborador de Artur Mas. (EFE)
David Madí fue estrecho colaborador de Artur Mas. (EFE)
Adelantado en

La operación policial contra el que fue mano derecha de Artur Mas, David Madí, y los empresarios que participaron en la creación de la plataforma independentista y de apoyo a Carles Puigdemont, Tsunami Democràtic, tiene como efecto colateral un duro golpe en la estrategia empresarial de la compañía valenciana Global Omnium (Aguas de Valencia) para tratar de abrirse hueco en el mercado de las concesiones de suministro, tratamiento y depuración de aguas en Cataluña.

Madí, Xavier Vendrell y Oriol Soler, junto a un grupo de un total de 21 personas, fueron detenidos este jueves por haber colaborado, presuntamente, en el desvío de fondos públicos para financiar la infraestructura del 'expresident' catalán huido en Bélgica de la Justicia española y haberse beneficiado de subvenciones y adjudicaciones de forma irregular.

La investigación abierta por posibles delitos de malversación, prevaricación y blanqueo de capitales deja bajo el foco de la sospecha al directivo elegido por Global Omnium para pilotar su expansión en las comarcas y municipios catalanes a través de la mercantil Aigües de Catalunya, de la que posee el 100% tras haber comprado a Comsa a finales de 2017 el 50% que todavía no poseía.

Ante el alejamiento, teórico, que Aguas de Barcelona y Suez habían experimentado de la órbita soberanista, con Isidre Fainé propiciando deslocalizaciones de sedes desde su atalaya de la Fundación la Caixa durante la crisis del referéndum del 1-O de 2017, el grupo de la castellonense familia Calabuig apostó por rodearse de ejecutivos bien relacionados con el independentismo como fórmula para mejorar sus relaciones institucionales de cara a los concursos públicos en un territorio complejo donde no acumulaba una gran presencia.

David Madí sumó a Joan Puigcercós (ERC) al consejo asesor de Aigües tras un primer año con escaso crecimiento en la facturación

David Madí, con quien la empresa ya venía colaborando como consultor, fue la apuesta para la presidencia ejecutiva de Aigües de Catalunya. Llegó a la cúpula del consejo de administración con un nuevo CEO bajo el brazo: Marc Pifarré, que había sido secretario general de la Associació Catalana de Municipis i Comarques (ACM) y director del Consorci Català de Desenvolupament Local (CCDL), central de compras que cuenta con 770 ayuntamientos asociados a los que presta servicios y suministros de seguros, electricidad, gas, vehículos o material informático y de oficina.

A esos nombres, se sumó recientemente el de otro exdirigente político mucho más cercano a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el que fue su presidente entre 2008 y 2011, Joan Puigcercós. Tanto Puigcercós como Oriol Amat, economista de la órbita convergente, Ernest Pérez Mas, presidente de Parlem Telecom, Joaquim Coello, expresidente del puerto de Barcelona, y Cinta Pascual, presidenta de la principal patronal española de residencias geriátricas (CEAP), forman parte del nuevo consejo asesor de Aigües de Catalunya, configurado con el objetivo de reforzar la imagen de catalanidad de la empresa de capital valenciano y explorar estrategias de crecimiento.

Agentes de la Guardia Civil custodian la sede de la empresa Events en Igualada (Barcelona). (EFE)
Agentes de la Guardia Civil custodian la sede de la empresa Events en Igualada (Barcelona). (EFE)

Lo cierto es que, pese a la colección de fichajes 'galácticos' vinculados al independentismo, Aigües de Catalunya tampoco ha logrado por ahora expandirse de forma notable en el ya año y medio largo que Madí lleva al frente de la compañía, en un negocio caracterizado por los contratos a largo plazo. La filial de Global Omnium cerró el año pasado con 17,7 millones de euros de ingresos, apenas 400.000 euros más que el ejercicio anterior, y unas pérdidas de 85 euros, tal como reflejan las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

La Agència Catalana de l'Aigua ha sido el principal cliente de Aigües de Catalunya desde la llegada de David Madí a la presidencia ejecutiva

La Agència Catalana de l'Aigua (ACA) ha sido el principal suministrador de contratos de Aigües en 2019 y 2020. En enero de este año, la ACA, dependiente de la Generalitat de Cataluña, adjudicó a una UTE compuesta por Aigües y Constructora Pirenaica (Copisa), una histórica contratista catalana, las obras de ampliación de la estación depuradora de aguas residuales de Maçanet de la Selva, con un presupuesto de adjudicación de 6,4 millones de euros.

Antes de su llegada, la empresa era concesionaria del suministro de aguas en Tortosa, Sant Carles de la Rápita, Martorell, Begur, Palafrugell y Bellpuig. Según la Plataforma de Contratación del Estado, entre 2019 y 2020, Aigüés de Catalunya se adjudicó los contratos de los ayuntamientos de Llinars del Vallès (ERC), Subirats (CDC) y Sant Guim de Freixenet (ERC), por importe conjunto de 5,5 millones de euros. Por contra, el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès, ahora encabezado por ERC, decidió prorrogar en mayo de 2019 durante dos años más y en favor de Aguas de Barcelona el contrato de gestión del suministro de agua, uno de los bocados más deseados por Madí. No ha podido apuntárselo.

El contrato de los primos

Paradójicamente, el mismo día en que este miércoles se conocía la operación policial, la empresa Facsa, propiedad de la familia Gimeno, primos de los Calabuig que hace varios años decidieron separar sus negocios y caminar de forma separada, anunciaba la adjudicación de un contrato de cuatro millones de euros del Consorci d’Aigües Costa Brava Girona (que agrupa 47 municipios de las comarcas del Alt Empordà, Baix Empordà, Gironès y La Selva, y la Diputación de Girona) para prestar el servicio de abastecimiento de agua en alta.

La detención de Madí dinamita la estrategia de Aguas de Valencia para crecer en Cataluña

Con todo, Facsa no es el competidor a batir en Cataluña, donde las grandes concesionarias, Aguas de Barcelona (Suez), Acciona o FCC, libran un importante pulso por el mercado de las infraestructuras y servicios de abastecimiento de aguas, saneamientos, depuración o tratamiento de residuales.

Coincidiendo con la irrupción de Veolia en el capital de Suez, la francesa ha congelado el proceso de venta de Aguas de Barcelona en que estaba inmerso después de que, en 2014, Criteria (La Caixa) le vendiera el 24,14% que mantenía en la multinacional a cambio del 4,1% de su capital y un puesto en el consejo de administración, que fue ocupado por Fainé. En aquella operación se incluyó una adquisición paralela por parte de Criteria de las participaciones que la enseña gala tenía en Aguas de Valencia, controlada por la familia Calabuig. La larga pugna societaria por la compañía valenciana se saldó con un acuerdo por el que los Calabuig compraron a La Caixa todo su paquete para hacerse con el 100%.

Fuentes del sector estiman ahora que Criteria podría volver al mercado del agua quedándose de nuevo con Aguas de Barcelona si finalmente Suez decide desprenderse de ella.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios