Criteria anuncia que se va a Palma

La Caixa saca fuera de Cataluña la fundación y el holding de participadas

La marcha de Criteria es clave y marca el camino porque controla las participaciones de La Caixa en sociedades como Gas Natural, Abertis o Cellnex, todas ellas cotizadas en el Ibex35

Foto: Vista de las oficinas centrales de La Caixa. (EFE)
Vista de las oficinas centrales de La Caixa. (EFE)

La Caixa se lleva la Fundación Bancaria, la Obra Social y el holding de participadas Criteria a Palma de Mallorca por la incertidumbre que está provocando la tensión soberanista, según ha comunicado la entidad financiera en un comunicado en el que se señala que “la decisión tiene un carácter temporal” y que “esta decisión no implica el traslado de personas ni de centros o servicios corporativos”.

La Fundación Bancaria "la Caixa" es una de las fundaciones privadas mayores del mundo y gestiona de forma directa la Obra Social que se financia con los dividendos obtenidos de CriteriaCaixa. Al 2017, la entidad está invirtiendo 510 millones de euros en el impulso de programas sociales, educativos, culturales y de investigación.

El holding de participadas de la Fundación Bancaria La Caixa, Criteria Caixa Holding también se va de Cataluña ante el clima de inseguridad jurídica planteado por el proceso independentista que lidera el presidente catalán Carles Puigdemont. Así lo ha anunciado la propia Criteria en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la mañana del sábado. La marcha de Criteria, sociedad que preside Isidre Fainé es clave y marca el camino porque controla las participaciones de La Caixa en sociedades como Gas Natural, Abertis o Cellnex, todas ellas cotizadas en el Ibex-35.

En el comunicado, de un párrafo, se justifica la decisión para mantener los intereses y la operativa normal de la entidad, y en tanto se mantenga la actual situación en Cataluña”. Criteria tendrá a partir de ahora su nueva sede social en Palma de Mallorca.

Criteria es el mayor holding industrial de España. A cierre de 2016 el valor neto de sus activos superaba 24.700 millones de euros. Incluye la participación de la Fundación Bancaria La Caixa en CaixaBank, que el del 40%. Pero también de otras muchas sociedades.

La decisión de Criteria también marca el camino a lo que harán la semana que viene otras de sus participadas, donde el holding es primer accionista, como el es caso de Abertis (19%) o mantiene participaciones significativas Cellnex (5,9%). Se prevé que ambas también cambien de sede para llevársela fuera de Cataluña.

Las principales compañías que están cambiando de sede están vinculadas al entorno de La Caixa. Pero no son las únicas. Banco Sabadell también lo ha hecho esta semana. También se van de Cataluña cotizadas como la textil Dogi, Banca Medialanum o la sociedad de valores GVC, entre otras, además de la biotecnológica Oryzon Genòmics.

De puertas a dentro la Generalitat está justificando esta huida masiva de empresas a las presiones que reciben las compañías de Madrid. Así lo hace, por ejemplo, el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, quien intentó esta semana parar la sangría reuniéndose con Fainé pero no consiguió nada.

Las compañías que están cambiando de sede están vinculadas a La Caixa. Pero no son las únicas. Banco Sabadell también lo ha hecho esta semana

Pero en buena parte se debe a la inseguridad jurídica y a las múltiples incertidumbres que rodean el entorno económico, en especial el financiero. En el caso de Criteria, por ejemplo, la sociedad tiene importantes emisiones de bonos (750 millones), deuda senior (3.754 millones) o cédulas hipotecarias (23.000 millones), que cotizan de una u otra manera en mercados secundarios de deuda. Todo este pasivo precisa un entorno jurídico estable que no se está dando en este momento en Cataluña, según explican fuentes financieras del entorno de La Caixa.

Este se debe a que la Generalitat intenta que entren en vigor dos leyes –Ley del Referéndum y la Ley de Transitoriedad– pese a que ambas han sido anuladas por el Tribunal Constitucional. Esta situación de doble legalidad es la que está haciendo que las empresas hagan las maletas para proteger a sus accionistas.

Incertidumbre

La mayor incertidumbre que asusta a las empresas se debe a uno de los redactados de la Ley de Transitoriedad se encuentra en el artículo 32 que da un amplio margen a la Generalitat durante un período indeterminado de tiempo para gobernar por decreto ley. Incluso en el punto 5 se señala que “los decretos leyes no son susceptibles de control por parte del Consejo de Garantías Democráticas”. Una manga ancha cuya dimensión las empresas que se están marchando no quiere poner a prueba.

De forma paralela, hoy también se ha hecho pública la decisión de la firma Sociedad General de Aguas de Barcelona de trasladarse a Madrid, aunque su peso operativo era nulo desde que fue vendida por La Caixa al grupo francés Suez, que ya operaba desde Madrid antes de la crisis secesionista.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios