fuga de empresas

Cellnex y Abertis, las próximas empresas en anunciar que abandonan Cataluña

Pese a que todavía no han convocado al Consejo de Administración para decidir este asunto, la carta ya se ha puesto sobre la mesa.

Foto:  El consejero delegado de Abertis y presidente de Cellnex Telecom, Francisco Reynés, junto al consejero delegado de Cellnex Telecom. (EFE)
El consejero delegado de Abertis y presidente de Cellnex Telecom, Francisco Reynés, junto al consejero delegado de Cellnex Telecom. (EFE)

La fuga de empresas de Cataluña hacia otras Comunidades Autónomas parece el cuento de nunca acabar. Este viernes ha sido CaixaBank la que ha anunciado que se mudará a Valencia en caso de que la semana que viene se anuncie una declaración de independencia. Más claro lo tienen Cellnex Telecom y Abertis, dos empresas que según ha podido saber El Confidencial han decidido ya abadonar Cataluña ante la tensión generada después de la celebración del referéndum.

Fuentes cercanas al Consejo de Administración de ambas empresas han confirmado a este diario que pese a que todavía no han convocado la reunión para decidir este asunto, la carta ya se ha puesto sobre la mesa. Cellnex nació en 2008

El caso de Abertis, uno de los satélites de La Caixa, es significativo, ya que se encuentra en pleno proceso de OPA (Oferta Pública de Adquisición) del grupo transalpino Atlantia sobre ella. Precisamente, la concesionaria controla Cellnex.

Este viernes, el Gobierno aprobó un decreto ley, hecho a media para el banco catalán, para facilitar que las empresas catalanas que quieran cambiar su sede social a otra comunidad puedan hacerlo si no lo impiden sus institutos. Lo confirma el ministro Luis de Guindos. "Recordamos que ya en 2015 a petición de varios grupos empresariales ya se modificó la ley de sociedades de capital para establecer que el cambio de domiciliación era competencia del consejo de administración", ha explicado.

Cuando se consume la marcha de Abertis y Cellnex, que presumiblemente tendrá lugar la semana que viene según apuntan fuentes del sector financiero, cinco de las siete empresas que tenía Cataluña en el Ibex35 habrán cambiado de sede. Una fuga de compañías sin precedentes. Quedarán solo Colonial y Grifols. En capitalización bursátil en una semana habrán cambiado de ubicación una suma de más de 73.000 millones de euros centrifugados a otras partes de España. En términos de pérdida de centro de decisión, una verdadera catástrofe sin precedentes.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios