PARA MULTIPLICAR SU SERVICIO POR INTERNET

El Corte Inglés lanza su 'app' con tarifa plana anti Amazon para vender 1.800 M 'online'

El Corte Inglés ya ha puesto en marcha su nueva herramienta 'online', con la que pretende competir de manera directa con el gigante del comercio estadounidense

Foto: Fachada de El Corte Inglés de Callao, en Madrid. (EFE)
Fachada de El Corte Inglés de Callao, en Madrid. (EFE)
Adelantado en

El Corte Inglés ya ha puesto en marcha su nueva herramienta 'online', con la que pretende alcanzar unos 1.800 millones de euros de facturación al año. El grupo de grandes almacenes, que tuvo verdaderos problemas de logística con la venta 'online' en plena eclosión de la pandemia, ha lanzado una 'app' para móviles y otros dispositivos electrónicos que permitirá al cliente disponer de 500.000 productos con entrega en menos de 24 horas, incluida la cesta de alimentos frescos del supermercado.

La aplicación, que ha sido desarrollada por el departamento técnico del grupo, es la gran apuesta de El Corte Inglés para competir con Amazon, el verdadero líder del negocio 'online'. La compañía española basa su propuesta en, al igual que el gigante estadounidense, el pago de una tarifa plana anual mediante la cual el cliente se asegura la entrega de todas sus compras, sin límites de pedidos, durante 12 meses.

Pero el precio de salida es sensiblemente más barato, ya que El Corte Inglés va a cobrar unos 19,95 euros, frente a los 36 que cuesta el servicio de Amazon. Esos 19,95 euros son los que valía ser cliente ‘prime’ de la compañía estadounidense en España, pero en agosto de 2018 prácticamente lo duplicó, hasta los 36 actuales.

No obstante, El Corte Inglés quiere diferenciarse de Amazon en la capacidad para llegar a casi toda España, frente a Madrid, Barcelona y Valencia, que son los destinos a los que se limita el gigante americano en su servicio de 24 horas. En principio, a través de la 'app', se podrá comprar en 36 de las 50 provincias del país y en 54 ciudades para entregas en menos de un día o en cuestión de horas, aprovechando la presencia física de la cadena en gran parte de España.

Pero, además, El Corte Inglés pondrá en marcha el servicio 'Manos Libres', por el que el cliente que esté en uno de sus puntos de venta podrá adquirir los productos desde la aplicación escaneando solo el código de barras, sin usar cesta de la compra. Al acabar su compra, podrá elegir si lo recoge en la tienda o se lo llevan a casa, por lo que no tocará en ningún momento las cosas que adquiera.

En una primera fase, estarán disponibles 500.000 de los productos del catálogo de El Corte Inglés, que alcanza los 1,5 millones de artículos

En una primera fase, estarán accesibles unos 500.000 productos del millón y medio que componen el catálogo total del grupo. Pero cada compra será personalizada. Así, por ejemplo, si una persona adquiere un reloj o una joya para regalar, el cliente lo recibirá en casa empaquetado, envuelto y con los mismos detalles que si lo hubiera comprado y pagado físicamente en la tienda o en el 'corner' que las marcas tienen instalado en cada centro comercial.

Esta es la gran apuesta de Víctor del Pozo, consejero delegado del 'holding', para que la cadena se adecue a los nuevos hábitos de consumo de los clientes. El Corte Inglés ya tenía un servicio básico a través de su página web, pero la aparición del covid-19 puso de manifiesto la oportunidad de este canal de venta y las debilidades internas. Por una parte, los pedidos se multiplicaron por cinco, especialmente en el área de supermercados y electrónica. Por otra, la insuficiente infraestructura para atender una demanda creciente que ha venido para quedarse.

El Corte Inglés tardó hasta un mes en entregar en los domicilios determinadas compras de sus clientes, por problemas con la logística y la falta de un mecanismo engrasado con los proveedores para disponer de los productos de forma 'online'. Una situación que provocó quejas de los consumidores en las redes sociales, plataforma donde se mide de forma instantánea la reputación del servicio. La compañía trató de aplacar estas reclamaciones con el regalo de un cheque de al menos 20 euros a cada cliente que había tenido algún retraso en la entrega.

El grupo quiere afinar la maquinaria para facturar este mismo año unos 1.800 millones por esta vía, lo que representaría cerca del 15% del total de la cifra de negocio en métricas precovid. Este año, debido al impacto del cierre de los centros comerciales, El Corte Inglés sufrirá un fuerte desplome de las ventas totales, por lo que internet representará cerca del 18% del volumen final.

Hace 12 meses, cuando se anunció el proyecto de la 'app', que llega con bastante retraso sobre la fecha inicial, el 'holding' anunció que su objetivo para 2020 era llegar a los 1.000 millones, por lo que el crecimiento provocado por el covid ha sido sustancial por este canal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios