LA HEREDERA SE DECLARA CULPABLE

Slim intenta hacerse con La Finca en medio de la tormenta familiar con Villarejo

El millonario mexicano, dueño de FCC y de Realia, se ha movido para adquirir hasta el 50% del grupo inmobiliario, propietario de la gran urbanización de lujo de las Cereceda

Foto: El magnate mexicano Carlos Slim, en una imagen de archivo. (EFE)
El magnate mexicano Carlos Slim, en una imagen de archivo. (EFE)
Adelantado en

Carlos Slim sigue intentando engordar su imperio en España. El hombre más rico de América Latina, dueño ya de la constructora FCC, de la inmobiliaria Realia y hasta de un club de fútbol –el Oviedo—, ha movido ficha para entrar en el capital de La Finca, la compañía promotora de la urbanización de lujo donde viven numerosos futbolistas del Real y del Atlético de Madrid, así como de uno de los mayores centros de oficinas para empresas, situadas ambas a las afueras de Madrid. Un intento que esconde la pelea entre las hermanas herederas del imperio inmobiliario, la viuda del fundador, Luis García-Cereceda, y las primeras implicaciones judiciales del caso Vilarejo.

Según aseguran fuentes próximas a las conversaciones, Juan Antonio Pérez Simón, un millonario asturiano, socio histórico de Slim, le ha ofrecido a Yolanda García-Cereceda comprar el 10% que controla en La Finca Global Assets, la sociedad propietaria de unos 200.000 metros cuadrados de oficinas en alquiler y promotora original de la urbanización de gran lujo donde tienen mansiones o han vivido de alquiler Toni Kroos, Karim Benzema, Gareth Bale, Saúl, Simeone, Morata, Alejandro Sanz, Iker Casillas, José Mourinho, Cristiano Ronaldo, Marcelino Fernández Verdes (el consejero delegado de ACS) o María Cordón, la que fuera dueña de Hospitales Quirón.

Slim ha querido aprovechar la imputación como persona jurídica de La Finca Global Assets (oficinas), La Finca Promociones y Conciertos Inmobiliarios (residencial) y La Finca Somosaguas Golf en la causa que investiga el denominado proyecto 'Land'. Una pieza separada del caso Tándem por el que Susana Cereceda, la heredera propietaria del 51% del capital de La Finca, habría contratado a José Manuel Villarejo para espiar a su hermana y a la viuda de su padre ante el reparto de la herencia.

El pasado 23 de junio, la Fiscalía Anticorrupción pidió 16 años y medio de cárcel para Susana García-Cereceda por los presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos. Además, su hermana, Yolanda García-Cereceda, con la que está enfrentada, la viuda de su padre, Silvia Gómez Cuétara, y el arquitecto Joaquín Torres también están en la causa como acusación particular, con peticiones de penas superiores a 10 años.

La imputación coincidió en el tiempo con el intento de Värde Partners, el propietario del 40% restante de La Finca, de vender esta participación, operación que la petición del juez abortaba de facto porque ningún gran inversor institucional puede comprar por impedimento de su código ético un paquete de una empresa acusada de delitos muy graves. Allianz, el principal candidato, ya acreedor de la sociedad, paralizó su oferta hasta saber el desarrollo de los acontecimientos en los tribunales. Una retirada que puso de manifiesto la debilidad de la estructura de capital, especialmente si Susana García-Cereceda fuese declarada culpable.

El objetivo final puede ser fusionar Realia y La Finca para crear un gigante inmobiliario de oficinas, uno de los segmentos que más sufrirá por el teletrabajo

Varios fondos oportunistas se acercaron a Yolanda García-Cereceda, que ha denunciado en numerosas ocasiones a su hermana sin éxito. Pero el que más ha insistido es Slim a través de su socio Pérez Simón, a su vez pareja de hecho de Silvia Gómez Cuétara, la viuda del fundador de La Finca. Según fuentes financieras, el millonario mexicano ha tratado de tomar el 10% de Yolanda y el 40% de Värde Partners, para llegar hasta el 50% y hacerse con el consejo de administración.

Su objetivo final, según estas fuentes, era fusionar La Finca con Realia, para crear un gigante inmobiliario de oficinas, uno de los segmentos que más va a sufrir por el teletrabajo. De hecho, Merlin Properties, la mayor empresa de España, se ha desplomado un 45% en bolsa en lo que va de año, mientras que Colonial ha perdido un 35% de su capitalización bursátil y la propia Realia, un 26%.

Ante esta coyuntura, Susana García-Cereceda ha decidido declararse culpable de los delitos que le imputan ante el fiscal, con el que ha pactado una pena de cárcel de 20 meses, más el pago de una sanción económica todavía sin determinar. De esta forma, la heredera principal de la fortuna de Luis García-Cereceda pretende que el juicio no llegue a celebrarse y que se produzca, por tanto, la desimputación de La Finca como sociedad jurídica.

De esta forma, Värde Partners podrá vender su 40% a cualquier fondo de pensiones, como el de la aseguradora Allianz, que ya no tendrá el impedimento de la causa penal. El fondo de capital riesgo también puede traspasarle su paquete a Slim, pero Susana García-Cereceda tiene un derecho de veto sobre la idoneidad del comprador para evitar contar con un inversor hostil en el consejo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios