acuerdo de accionistas

Värde se cubre las espaldas ante Villarejo: pacta repartirse La Finca con Cereceda

El pacto de accionistas entre el fondo y Susana García Cereceda contempla que si Värde no logra vender su participación al precio aspirado, podrá forzar el reparto de los activos

Foto: Complejo de Martínez Villergas 52.
Complejo de Martínez Villergas 52.
Adelantado en

Bomba en el parqué. El caso Villarejo ha explotado en el epicentro del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) al haberse imputado, por primera vez, a una empresa cotizada en este parqué. Se trata de La Finca Global Assets (LFGA), filial de la famosa promotora de viviendas de lujo del mismo nombre, que acaba de ser implicada directamente en la investigación que lleva a cabo el juzgado de instrucción número 6 de Madrid.

La imputación de la compañía ha llegado apenas unos días después de que La Finca saltara al parqué, estreno que a punto estuvo de griparse por los enfrentamientos judiciales entre las hermanas Susana y Yolanda García Cereceda, y el mismo día en que salió a cotizar Mansfield, socimi a través de la cual el fondo estadounidense Värde controla el 37,78% de LFGA

En concreto, la compañía, junto a La Finca Somosaguas Golf y La Finca Real Estate Management, es acusada de un delito continuado de cohecho y seis de descubrimiento y revelación de secretos por los trabajos que su presidenta, Susana García Cereceda, encargó a la empresa del comisario José Manuel Villarejo para espiar a su hermana Yolanda, al arquitecto Joaquín Torres, a la viuda de su padre, Silvia Gómez-Cuétara, y a la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo, Mónica Gómez Ferrer.

Todo un jarro de agua fría para los intereses de Värde, que ve cómo su inversión se devalúa de golpe ante la amenaza de una condena en firme por uno de los casos de corrupción más relevantes del país. Consultado por este medio, un portavoz de Värde en Londres declinó realizar comentarios respecto a la imputación de una de sus principales inversiones en nuestro país y el impacto reputacional que pueda tener.

Susana García Cereceda, en el discurso de Navidad de 2018 a sus empleados.
Susana García Cereceda, en el discurso de Navidad de 2018 a sus empleados.

Sin embargo, el folleto de salida al MAB de Mansfield revela que el fondo se ha cubierto las espaldas ante la posible pérdida de valor de su inversión, una participación que, debido a la naturaleza de este tipo de vehículos, tiene fecha de salida. En concreto, el acuerdo de accionistas que selló con Cereceda en junio de 2016 contemplaba un compromiso de permanencia hasta el próximo 28 de diciembre.

Este primer plazo ha sido ampliado en otro ejercicio más con motivo de la salida a bolsa de Mansfield, ya que Värde ha pactado un compromiso de permanencia en esta socimi por un periodo de 12 meses, es decir, hasta septiembre de 2020. Para entonces, lo previsible es que el caso Land, nombre con el que se conoce la pieza separada de La Finca dentro de todo el océano Villarejo, apenas esté en sus primeros capítulos.

Coincidencia o consecuencia, lo cierto es que el fondo ha firmado con Cereceda un 'mecanismo de asignación de activos', nombre bajo el que se esconde el derecho de Värde a forzar a su socia a repartirse los bienes de La Finca Global Assets si, el próximo año, desea vender y no logra que ningún vendedor ponga sobre la mesa el dinero esperado, opción plausible a tenor de las diversas causas judiciales en las que se encuentra inmerso el imperio inmobiliario que creó Luis García Cereceda.

Este mecanismo se ha estructurado como "un proceso de escisión de LFGA o cualquier otro procedimiento que permita el reparto de los activos existentes de LFGA de forma proporcional al porcentaje de su participación en el capital social de LFGA. En el caso de segregación total, se constituirían dos sociedades, a una de las cuales se asignaría La Finca Business Park (LFBP) y a la otra los otros activos, recibiendo Mansfield las acciones de la sociedad titular de los otros activos, y Grupo La Finca las acciones de la sociedad titular de LFBP. En el caso de segregación parcial, se constituiría una sociedad a la que se traspasarían los otros activos, entregándose las acciones de esta sociedad a Mansfield", explica el folleto de la socimi.

Parque Empresarial La Finca, en Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Parque Empresarial La Finca, en Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Además del famoso parque empresarial que posee en Pozuelo de Alarcón, junto a la urbanización de viviendas de lujo que ha hecho famosa a La Finca, el grupo cuenta con diversos edificios de oficinas como Serrano 105 y 111, Almagro 14 y 16, Torre Suecia, Castelló 23, Pez 12, o los complejos empresariales Martínez Villergas 52 y Cardenal Marcelo Spínola. Activos que Värde ha tomado como escudo protector de su inversión.

Además de esta fórmula de reparto, el fondo también ha arrancado a Cereceda otra opción, dentro del mecanismo de asignación de activos, que le permita hacer líquida su inversión, que consiste en adquirir todos o parte de estos 'otros activos', según el criterio de selección de Värde, cuya valoración NAV (valor neto contable) sea lo más cercana posible al valor de las acciones de Mansfield en La Finca Global Assets.

"LFGA transmitirá dichos activos seleccionados contra la entrega de: (i) el pago en metálico de la deuda financiera asociada a los activos seleccionados; (ii) la entrega de todas las acciones de La Finca Global Assets titularidad de Mansfield valoradas al precio base (95% del valor real de mercado). Una vez adquiridas por LFGA las acciones propiedad de Mansfield, La Finca Global Assets ejecutará una reducción de capital por amortización de acciones propias", señala la socimi en su información de salida al MAB.

Aunque este pacto es una vía que podría ayudar a Värde a desligarse de Cereceda y quedarse con una importante cartera de activos si siguiera subiendo la temperatura en torno a La Finca, también es cierto que Land es solo uno de los muchos frentes judiciales que tiene abiertos la compañía.

A estos se suman la batalla abierta por Yolanda García Cereceda para logar deshacer la división de la antigua Procisa en tres compañías, lo que supondría echar para atrás toda la inversión de Värde, o la disputa por la herencia de su padre, que sigue viva.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios