Aviso de Credit Suisse

Santander y CaixaBank se enfrentan a provisiones de 3.000 M más de lo previsto

Un informe de Credit Suisse advierte de que el coste del riesgo será más alto de lo que vaticinan los dos bancos, lo que obligaría a dotar un colchón extra contra insolvencias

Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander. (Reuters)
Ana Botín, presidenta de Banco Santander. (Reuters)
Adelantado en

Los bancos se enfrentan a un nuevo repunte de la morosidad. Aunque no esperan el máximo del 13,5% de 2013, y los supervisores han dado flexibilidad al establecer colchones contra las insolvencias, las entidades deben cubrir los impagos con provisiones para disipar cualquier duda del mercado y porque, tarde o temprano, tendrán que enfrentarse a ellos.

El primer colchón de provisiones, en el primer trimestre, fue de 3.800 millones por parte de los bancos del Ibex, que asumen cifras adicionales de cerca de 5.000 millones para lo que queda de 2020. Pero en algunos casos, como Santander o CaixaBank, la necesidad de establecer provisiones, que se construyen contra resultados, podría ser mayor de lo que prevén en sus guías anunciadas al mercado.

Así lo prevé Credit Suisse en un informe que supone toda una advertencia para las entidades. El banco suizo ha publicado un análisis realizado por Adrian Cighi, Pamela Zuluaga y Mathias Peters, en el que anticipa que el coste del riesgo se disparará este año. Que este iba a subir, ya se daba por descontado, pero Credit Suisse proyecta una subida considerablemente mayor a lo esperado por la banca.

El coste del riesgo se ha convertido en la variable clave con la crisis del coronavirus, al comparar el volumen de provisiones en los últimos 12 meses con el saldo promedio de crédito en el mismo periodo. El coronavirus ha provocado una parálisis de la actividad económica sin precedentes en un siglo, lo que provocará una recesión de más del 10% del PIB en 2020 para España, según todos los pronósticos. Pero la respuesta de las instituciones también ha sido más agresiva que en otras crisis. Los avales públicos a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), las moratorias y otras ayudas públicas han retrasado el previsible efecto en la morosidad.

La variación más drástica entre el escenario previsto por el banco y el que pronostica Credit Suisse se produce en el Santander. El grupo cántabro presidido por Ana Botín ha compartido con los analistas un ‘guidance’ de entre 140-150 puntos básicos. Sin embargo, Credit Suisse anticipa que alcanzará los 189 puntos básicos.

La diferencia implicaría varios miles de millones. El coste del riesgo se elevó en el primer trimestre tres centésimas respecto al mismo periodo del año anterior, hasta el 1%, pese a haber dotado contra el covid provisiones extraordinarias de 1.600 millones. El banco tendrá que aprovisionar otros 2.600 millones si se mantiene constante el saldo crediticio. En este sentido, los banqueros esperan un repunte histórico del crédito a empresas. De hecho, ya casi se han consumido los 100.000 millones en avales del ICO. Pero hay dudas sobre hipotecas y crédito al consumo.

En cualquier caso, Credit Suisse anticipa que la necesidad de provisiones será de 2.600 millones más de lo que espera el propio Banco Santander, al irse el coste del riesgo hasta los 190 puntos básicos. Nuevamente, suponiendo para el cálculo que el crédito permanezca constante respecto al primer trimestre. Si sigue subiendo, entonces las provisiones serían menores.

Otro banco que, según Credit Suisse, tendrá que aprovisionar más de lo previsto es CaixaBank. El banco catalán terminó el primer trimestre con un coste del riesgo de 31 puntos básicos, pero prevé que se vaya hasta una horquilla entre 60-90 puntos básicos. Tomando como referencia los 75 puntos, y teniendo en cuenta las provisiones contra el covid de 400 millones en el primer trimestre, supondría un colchón adicional de 1.350 millones si no aumenta el crédito.

Pero los analistas de Credit Suisse avisan de que el coste del riesgo del banco catalán, con sede social en Valencia, escalará hasta los 98 puntos básicos en 2020. Si esta predicción se cumple, y el volumen de crédito sigue como en el primer trimestre, CaixaBank tendría que dotar provisiones extra a lo previsto de 640 millones.

El otro banco analizado en el informe de Credit Suisse es BBVA, que realizó una dotación de provisiones de 1.400 millones entre enero y marzo con cargo a los resultados. El banco presidido por Carlos Torres prevé que el coste del riesgo finalice el año entre los 150 puntos y los 180 puntos, lo que supondría 1.000 millones más, mientras que Credit Suisse prevé que se vaya hasta los 199 puntos. Sin embargo, las estimaciones del banco suizo implican que la provisión realizada y la prevista cubriría el coste del riesgo calculado.

Exposición por países en la gran banca española. (Fuente: Credit Suisse)
Exposición por países en la gran banca española. (Fuente: Credit Suisse)

Los dos grandes bancos cancelaron dividendos siguiendo las recomendaciones -y presiones- del Banco Central Europeo (BCE) en el inicio de la crisis del covid, mientras que CaixaBank lo recortó drásticamente. Credit Suisse calcula que CaixaBank podría restaurar el dividendo este año, mientras que pronostica que Santander y BBVA lo hagan en 2021. Asimismo, anticipa que el mayor auge del coste del riesgo en los grupos bancarios se dará en las economías emergentes, lo que penalizará a las dos entidades españolas multinacionales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios