CASO BBVA-VILLAREJO

El juez del caso Villarejo apercibe a PwC por falta de colaboración de BBVA

La Audiencia avisa al socio de forensic de PwC de que está en la "raya" de cometer un delito por desobediencia. Le da una semana para enviar al juzgado 200 correos de BBVA

Foto: Vuelve el caso BBVA-Villarejo a la Audiencia. (EC)
Vuelve el caso BBVA-Villarejo a la Audiencia. (EC)

Golpe de volante al caso BBVA-Villarejo. El juez Manuel García-Castellón ha dado este lunes un último aviso a la firma autora del forensic de BBVA, la consultora PwC, e indirectamente a Garrigues y al banco. O colaboran, o habrá consecuencias. Así se lo ha hecho saber de forma personal al socio de forensic de la 'Big Four', Javier López Andreo, a quien García-Castellón le ha dicho que "está en la raya", según fuentes jurídicas consultadas por este medio.

El socio de PwC volvía a declarar como testigo-perito este lunes, tras el parón provocado por el covid-19. En un momento de la declaración, el magistrado le ha pedido que se acercara a él y le ha avisado de que es testigo, y por tanto tiene que responder a todo diciendo la verdad, y que su cliente —Garrigues fue quien le contrató en nombre de BBVA— le ha permitido colaborar en la declaración. Por ello, le ha hecho un apercibimiento de la posible desobediencia en la que podría estar incurriendo en caso de que no colabore.

El motivo de este choque son 223 correos electrónicos que PwC se negó a enviar a la Audiencia Nacional ante la prohibición de BBVA, como adelantó este medio. "En relación con esos archivos, debo informar al juzgado de que la representación letrada de BBVA [Garrigues y Uría Menéndez] me ha informado de que el levantamiento del privilegio del secreto profesional solo lo fue para contestar a las preguntas formuladas durante mi declaración realizada ante el juzgado con fecha 20 de febrero de 2020, que no alcanza a la presentación de documentación al juzgado", expone en un escrito firmado el 4 de marzo el socio de PwC. Y añadía que hay 223 archivos que "a su juicio [de Garrigues y Uría Menéndez] no deben aportarse al procedimiento".

BBVA, por su parte, explicó en otro escrito, que "los documentos en poder de PwC [...] pueden estar cubiertos por el secreto profesional, por el privilegio abogado-cliente de distintos profesionales y de diversos procedimientos, o por algún tipo de protección legal por su carácter reservado".

Cabos sueltos

Ahora todo apunta a que estos correos serán enviados en los próximos días al juzgado, ante el riesgo de que deduzcan testimonio contra el principal responsable del forensic de BBVA, lo que supondría un impacto reputacional para la 'Big Four' y para la entidad financiera presidida por Carlos Torres.

Los reproches del juez García-Castellón ante PwC chocan con lo que ha venido defendiendo BBVA en el último año, de la máxima colaboración con la justicia. "Nuestra prioridad es colaborar con la Justicia en el esclarecimiento de los hechos", señala la entidad en la web diseñada para el caso. La colaboración no solo es importante reputacionalmente, también es clave para la imputación de BBVA, ya que el hecho de que se ayude o no a fiscales y jueces puede determinar una futura condena.

La declaración de López Andreo se ha interrumpido este mediodía y se reanudará por la tarde. También está previsto que declare otra ejecutiva de la 'Big Four', Leyre Zayas Mariscal, por el informe que elaboró en 2010 y 2015 validando los sistemas de prevención de delitos de BBVA.

El primer interrogatorio, en febrero, ya dejó mensajes que han dado alas a las acusaciones. Así, el socio de PwC reconoció que BBVA descartó un 90% de las líneas de investigación que propuso la consultora. Así, por ejemplo, la 'Big Four' no hizo un informe entregable —en profundidad y con conclusiones— sobre la operación Trampa, con la que Cenyt, la empresa de Villarejo, ayudó al banco en el intento de asalto de Sacyr en 2004.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios