El informe del viaje a Turquía que pone a Torres (BBVA) en el foco de la Fiscalía
  1. Empresas
CASO BBVA-VILLAREJO

El informe del viaje a Turquía que pone a Torres (BBVA) en el foco de la Fiscalía

Anticorrupción dejó entrever en su interrogatorio a Fraguas que el actual presidente de BBVA pudo recibir informes de Cenyt en septiembre de 2016 sobre la seguridad en Turquía

Foto: Sede de Garanti, el banco turco de BBVA, en 2016. (Reuters)
Sede de Garanti, el banco turco de BBVA, en 2016. (Reuters)

Estambul, septiembre de 2016. Dos meses después del intento de golpe de Estado frustrado contra el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, directivos de BBVA acuden a la sede de su filial Garanti para comprobar de primera mano la situación del país, que entonces reportaba un 14% del beneficio del grupo. La seguridad es clave en un viaje así, por lo que se pidió ayuda a Cenyt, la empresa del comisario Villarejo, que elaboró un informe sobre la situación de la potencia que une Europa con Asia.

Madrid, diciembre de 2019. La Fiscalía Anticorrupción interroga en la Audiencia Nacional a Adolfo Fraguas, el representante de BBVA por su imputación como persona jurídica en el caso Villarejo. El trabajo de Cenyt en septiembre de 2016 sale a colación y provoca uno de los momentos más singulares de la declaración, que duró 14 horas. El fiscal Ignacio Stampa y Fraguas tienen un tira y afloja sobre si el directivo que recibió el informe de la empresa de Villarejo fue Carlos Torres, actual presidente de BBVA, que entonces era consejero delegado.

placeholder El presidente de BBVA, Carlos Torres, en la presentación de resultados de 2019. (EFE)
El presidente de BBVA, Carlos Torres, en la presentación de resultados de 2019. (EFE)

De ser así, añadiría presión al primer ejecutivo del segundo banco español, que desde que estalló esta crisis reputacional de BBVA se ha desligado de cualquier tipo de vínculo con Villarejo y Cenyt. Torres lo dejó claro en la presentación de resultados de 2019: "No hay ninguna posibilidad" de que la investigación apunte a él. Este punto es clave de cara a los supervisores —Banco Central Europeo (BCE)—, que no quieren que haya incertidumbre legal en torno a los puestos de responsabilidad de los grandes bancos europeos.

El nombre del actual presidente salió en la Audiencia Nacional a raíz de un correo electrónico reproducido por Stampa en el interrogatorio a Fraguas. En este, del 20 de septiembre de 2016, el exjefe de Seguridad, Julio Corrochano; escribía a Rafael Redondo, socio de Villarejo: "Rafa, los informes de Turquía no tienen nada de sustancia. No se habla nada de Estambul, que es el objetivo, ni las movilizaciones ciudadanas por sus calles. Se lo estoy mandando estos días al CO que está allí", reprodujo el fiscal. A partir de ahí, llegó un debate sobre si "CO" era una errata de CEO o consejero delegado.

¿CO o CEO?

Ignacio Stampa (IS): La pregunta es, ¿"al CO" a qué se refiere?

Adolfo Fraguas (AF): Si me lo deja ver... "Al CO", no lo sé.

IS: ¿A quién enviaría Julio Corrochano un dosier de seguridad; a una persona que estuviera en Turquía del banco en aquel momento, en Estambul? ¿Lo sabe o hay que pedir para ver quién estaba en Estambul en ese momento?

AF: No lo sé, es que no sé qué significa CO.

IS: ¿El CEO quién es?

AF: No, no, no, no.

IS: ¿No se puede saber?

AF (aparentemente molesto): Que no sé lo que es CO. [...] Sabría lo que es un CEO: C, E, O.

IS: ¿Y qué sería un CEO?

AF: ¿Quién sería en ese momento?

IS: No, ¿qué sería? [...] ¿Y quién sería el consejero delegado que podía estar, en ese momento de 2016, en Estambul?

AF: El consejero delegado en el año 2016 era el señor Torres.

IS: Vale.

¿Conflicto de interés?

placeholder Adolfo Fraguas, responsable legal de BBVA España
Adolfo Fraguas, responsable legal de BBVA España

El interrogatorio a Fraguas tuvo otro momento tenso con Torres como telón de fondo. El fiscal preguntó por un posible "conflicto de interés" en uno de los comités que supervisó la investigación interna por la contratación de Villarejo: el de Corporate Assurance. Según Stampa, el encargado de coordinar el trabajo de este grupo es el consejero delegado, junto a otros directivos como los responsables de Servicios Jurídicos, Global Fees Management, Contabilidad, CIB Banking —banca de inversión y corporativa—, Auditoría Internas, Contencioso, Cumplimiento, Talento y Cultura, el secretario y responsables de países. Pero en el caso Cenyt se cambió al CEO por el presidente cuando Torres escaló al primer puesto de BBVA a finales de 2018, en pleno arranque del forensic.

IS: Antes entendí que en el acta del 22 de octubre [de 2018] fue cuando se determinó que iba a ser estrictamente confidencial el proyecto Uteca, pero es en esta acta en el que se determina cuáles son las personas a través de la organización, que van a formar parte de la misma. Y se establece que, como excepción, no forme parte del comité el consejero delegado, sino que forma parte de él el presidente por su, se específica, "grado de conocimiento de las actuaciones".

AF: Bueno, porque había sido la [inaudible] mientras que el señor Genç [actual CEO] no había conocido de ese comité previo.

IS: Pero ¿al señor Genç se le explica por qué no va a formar parte del Comité Global como consejero delegado?

AF: Entiendo que sí, que se le explicaría, porque él sabe que es miembro del Comité Global de Corporate Assurance, esto es un comité, como le decía, restringido.

Foto: Carlos Torres y Francisco González. (BBVA)

Junto a estos dos momentos del interrogatorio de Fraguas, el actual presidente de BBVA, también salió a relucir en él su predecesor, Francisco González. El banquero gallego apuntó en un par de ocasiones que fueron Torres y su mano derecha, Ricardo Forcano, de quienes dependió la salida de Corrochano unas semanas antes de que estallara el escándalo de las contrataciones del banco al comisario Villarejo.

El presidente de BBVA llegó a la entidad vasca en 2008. Fue nombrado consejero delegado en mayo de 2015 y presidente a finales de 2018. Para Torres es clave haber tenido el menor vínculo posible con los trabajos de Cenyt para el banco, que se prestaron entre 2004 —asalto de Sacyr— hasta finales de 2017. La sombra del comisario ha manchado ya a varios exdirectivos que han tenido que salir de la entidad, como el exdirector de Riesgos, Antonio Béjar; el exresponsable de los Servicios Jurídicos, Eduardo Arbizu; y más recientemente, el jefe de la red en España, Ignacio Pérez Caballero, cuya marcha la entidad ha desligado del caso a pesar de que está imputado como los anteriores en la Audiencia.

Una de las claves está en que, desde 2015, comenzó a haber sospechas públicas de que el comisario Villarejo podía estar cometiendo irregularidades a través de sociedades como Cenyt —lo publicó el exdircom de BBVA, Javier Ayuso, en 'El Pais'—. De cara a la imputación del banco, para los investigadores es fundamental lo que pasó desde entonces hasta 2018.

Estambul, septiembre de 2016. Dos meses después del intento de golpe de Estado frustrado contra el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, directivos de BBVA acuden a la sede de su filial Garanti para comprobar de primera mano la situación del país, que entonces reportaba un 14% del beneficio del grupo. La seguridad es clave en un viaje así, por lo que se pidió ayuda a Cenyt, la empresa del comisario Villarejo, que elaboró un informe sobre la situación de la potencia que une Europa con Asia.

Comisario Villarejo Carlos Torres
El redactor recomienda