Los cabos sueltos de la investigación de Villarejo a Prasa que acorralan a BBVA
  1. Empresas
CASO BBVA-VILLAREJO

Los cabos sueltos de la investigación de Villarejo a Prasa que acorralan a BBVA

El banco pagó tres primas de éxito a Cenyt por sus trabajos para hallar activos inmobiliarios de Prasa. BBVA mantuvo ante el juez que Villarejo no le reportó ningún beneficio

Foto: BBVA lleva casi un año imputado por la contratación de Villarejo. (El Herrero)
BBVA lleva casi un año imputado por la contratación de Villarejo. (El Herrero)

Sacyr, Ausbanc, Colonial, Martinsa... Estas cuatro empresas agrupan los cuatro espionajes más conocidos del comisario Villarejo para BBVA. Sin embargo, hay uno menos mediático en el que el segundo banco español se juega más a nivel judicial: el del Grupo Prasa o Proyecto King, el nombre en clave de la investigación de Cenyt para el segundo banco español.

Este encargo a Villarejo es clave, porque podría torpedear la estrategia de defensa diseñada por el presidente Carlos Torres. Según fuentes próximas al grupo consultadas por este medio, BBVA se benefició económicamente de los trabajos de Villarejo para recuperar más activos inmobiliarios en una negociación clave con Prasa. El propio banco ha enviado al juzgado facturas en las que reconoce que abonó primas de éxito a la empresa de Villarejo por su trabajo con esta inmobiliaria cordobesa. Desde la entidad, no hicieron comentarios.

Foto: Carlos Torres y Francisco González. (BBVA)

Que un banco contrate detectives para investigar a sus clientes morosos es legal, salvo que usara métodos ilegales, como se sospecha de Villarejo. Pero BBVA ha construido parte de su estrategia de defensa en argumentar ante el juez que los trabajos de Villarejo no le reportaron ningún beneficio. Sostiene que no tendría sentido que lo condenaran por una actividad que ni siquiera le reportó ningún beneficio.

En ello incidió en varias ocasiones en la Audiencia el director de los Servicios Jurídicos en España, Adolfo Fraguas: “Entregables hay y son numerosos. Y algunos incorporan información sobre los bienes de estas personas [grandes empresarios del ladrillo] en lugares exóticos, pero lo que no hemos conseguido gracias a ellos es recuperar dinero de lo que nos debían realmente nuestros deudores”. Como señaló el directivo de BBVA, la empresa de Villarejo localizó para BBVA activos en varios países de empresarios como Luis Portillo (Colonial) o Fernando Martín (Martinsa), ante la sospecha de que estaban ocultando bienes mientras impagaban al banco. Fruto de ello fue una denuncia contra Portillo en la Fiscalía por alzamiento de bienes. Pero el momento más ambiguo se produjo con Prasa, con la que BBVA llegó a un acuerdo a finales de 2012.

Cronología

BBVA contrató a Cenyt el 1 de febrero de 2012 para que localizara activos inmobiliarios de Prasa, la inmobiliaria del promotor cordobés José Romero, que debía 100 millones al banco. Esta contratación fue liderada por el entonces director de Riesgos en España, Antonio Béjar, que según declaró en la Audiencia tuvo el encargo del entonces presidente —Francisco González— de levantar alfombras en los patrimonios de grandes 'jeques' del ladrillo. Pactaron un pago inicial de 625.000 euros, ampliables en función del éxito que tuvieran los investigadores.

Los primeros hallazgos llegaron el 13 de abril de 2012, según reconoció Béjar en un correo a un directivo de su equipo, Pedro Bécares: “Ayer recibí a Rafael Redondo [socio de Villarejo], me trajo mucho material de Prasa. Habla con él y que te suministre una copia. Cuando lo hayas visto, comentamos, si te parece. Gracias”, exponía en un correo electrónico aportado a la causa. Cenyt localizó activos valorados en 341 millones en Brasil, Marruecos, Estados Unidos, Polonia, Portugal y Rumanía.

placeholder El expresidente de BBVA Francisco González, en la Audiencia. (EFE)
El expresidente de BBVA Francisco González, en la Audiencia. (EFE)

A mediados de julio de 2012 —día 18—, BBVA tuvo una reunión con Prasa en la que pidieron información sobre activos en el extranjero. La inmobiliaria, por su parte, aportó un listado de activos para la negociación, en la que había algunos incluidos en la investigación de Cenyt y otros que se les habían escapado a Redondo y Villarejo. Una semana después —día 24—, la empresa del comisario cobró la primera prima de éxito, de 702.464,28 euros, por “la localización e identificación de bienes”. También figuran correos electrónicos que reflejan que Redondo siguió interactuando con los directivos de BBVA hasta que se alcanzó un acuerdo con Prasa, en diciembre de 2012.

El 8 de enero de 2013, el socio de Villarejo escribió a Béjar para pedir “la copia del acuerdo alcanzado con Prasa a los efectos del contrato suscrito”. Quería revisar el acuerdo final y los activos incluidos, para saldar cuentas de su trabajo de investigación. Béjar le remitió a otro directivo, Armando Barturen, quien se iba a encargar de “cerrar el tema”. El 21 de enero de 2013, Cenyt cobró la segunda prima de éxito, de 418.837,1 euros, “por la traba de activos de Prasa”. Unos meses después, percibió otros 28.699 euros.

Foto: Antonio Béjar (EFE)

Esta secuencia de hechos, sobre la que BBVA no ha hecho comentarios, refrenda la tesis de Béjar en el juicio laboral que tuvo contra el banco el año pasado, tras su despido disciplinario. El exdirector de Riesgos y expresidente de DCN sostenía que contrató a Cenyt guiado por el expresidente FG y el exdirector de Seguridad Julio Corrochano, y que esta empresa cumplió su labor de localizar activos inmobiliarios y ayudar al banco a optimizar las recuperaciones. Frente a ello, BBVA argumentó que las primas de éxito se pagaron injustificadamente, ya que Villarejo no generó ningún beneficio, y al margen de su sistema de control interno, en línea con su estrategia en la Audiencia Nacional.

Parte de los correos en los que figuran las averiguaciones de Cenyt sobre Prasa proceden del informe 'forensic' realizado por PwC en la investigación interna de BBVA. Sin embargo, estos se ciñen a los 'e-mails' donde figura en copia Béjar, a pesar de que eran otros ejecutivos los que mantenían el día a día de las negociaciones con la inmobiliaria y se reunían con Redondo sin la presencia de su superior.

Entre los directivos, figuran nombres como los de Bécares, Bartures, Julio Arturo Sáenz de Buruaga y Juan Carlos Benito. Estos ejecutivos tienen la llave para aclarar si Villarejo benefició a BBVA. Y el banco y la Audiencia tienen la llave para decidir investigarlo en profundidad.

Sacyr, Ausbanc, Colonial, Martinsa... Estas cuatro empresas agrupan los cuatro espionajes más conocidos del comisario Villarejo para BBVA. Sin embargo, hay uno menos mediático en el que el segundo banco español se juega más a nivel judicial: el del Grupo Prasa o Proyecto King, el nombre en clave de la investigación de Cenyt para el segundo banco español.

Noticias del BBVA Comisario Villarejo Banca Carlos Torres Francisco González Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda