la empresaria solo mantiene un 4,6%

Slim resuelve el préstamo de 843M con Koplowitz y se queda sus acciones de FCC

La empresaria y el magnate mexicano han decidido no renovar el préstamo, que tenía como contrapartida el 20% de las acciones. Koplowitz y Slim negocian una opción de compra sobre un 5%

Foto: Koplowitz y Slim no han renovado el préstamo y el mexicano se ha quedado el 20% de FCC.
Koplowitz y Slim no han renovado el préstamo y el mexicano se ha quedado el 20% de FCC.

Fin de una era. La empresaria Esther Koplowtiz ha perdido el grueso de sus acciones de FCC al haberse decidido no renovar el préstamo que tenía con Carlos Slim, que vencía ahora y que tenía como garantía 60,54 millones de títulos del grupo de infraestructuras, equivalente al 15,34%.

Una cancelación que dispara la participación del magnate mexicano al 76,6%; mientras que la familia Koplowitz verá reducido su peso a apenas el 4,53% que continúa ostentando a través de la sociedad Nueva Samede, aunque por el momento conservará sus cuatro puestos en el consejo.

En un comunicado oficial, la empresaria ha asegurado que Slim está contemplando, además, la opción de concederle un derecho de recompra sobre un 5% de los títulos que ahora le han ejecutado.

El origen de este préstamo de 843,4 millones de euros se remonta a cuando la empresa solicitó a BBVA y Bankia financiación para mantener el control de la compañía, que hasta entonces ostentaba a través de la sociedad B-1998.

Pero el estallido de la burbuja inmobiliaria de 2008 y la grave crisis que desató se llevó por delante la salud financiera de FCC y, con ella de la familia Koplowitz, que sin el dividendo del grupo de infraestructuras se vio incapaz de hacer frente a sus compromisos financieros.

Con la irrupción de Slim en el capital de la constructora se cambió el escenario para la empresaria, ya que el mexicano compró a BBVA y Bankia el préstamo, y le aplicó una quita del 29%, hasta 600 millones.

Además, un año después, en la primavera de 2019, FCC volvió a pagar dividendo, lo que entonces se interpretó como auténtica gasolina para que Koplowitz pudiera volver a arrancar y hacer frente, al menos, al pago de los intereses de este préstamo, conservando así su posición en el grupo.

Nada más lejos de la realidad porque, cuando ha llegado su vencimiento, lejos de optar por refinanciarlo, la solución ha sido darlo por resuelto, que Slim ejecute la garantía y Koplowitz pierda el 15% de las acciones del grupo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios