PARA PYMES Y 'MIDCAPS'

El ICO pide 1.500 M al BEI para prestar a las empresas afectadas por el coronavirus

El banco público ha recibido financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para hacer circular créditos a empresas medianas y pequeñas ubicadas en España

Foto: Instituto de Crédito Oficial. (ICO)
Instituto de Crédito Oficial. (ICO)
Adelantado en

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha elevado su capacidad de financiación en esta crisis. Además de centralizar los avales públicos para los préstamos de bancos privados a empresas y autónomos, el banco público puede financiar de forma directa al sector empresarial. Para contribuir a ello, ha acordado una línea de 1.500 millones con el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

La entidad dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos solicitó la financiación el 27 de marzo, en las primeras semanas de esta crisis económica provocada por el confinamiento decretado para frenar la expansión del coronavirus. Y, casi un mes después, el BEI ha aprobado la concesión del crédito al ICO. A su vez, dentro de este mismo programa de lucha financiera contra la pandemia, el Institut Català de Finances (ICF) ha solicitado ya 250 millones de euros.

España no es el único país que ha acudido ya a la financiación del BEI para luchar contra la crisis económica derivada del virus. Francia, a través del Banque Fédérative du Crédit Mutuel, ha solicitado a la institución comunitaria 350 millones de euros al amparo del plan contra el covid-19. El Banco Nacional de Grecia ha pedido 150 millones de euros y el Eurobank Ergasias, también griego, otros 150 millones de la misma partida. También los países del norte están acudiendo a esta vía de financiación: la anticoronabonos Holanda ha solicitado 350 millones a través de la entidad Rabobank.

La finalidad es mejorar el acceso a la financiación para pymes y 'midcaps', principalmente ubicadas en España, afectadas por la recesión actual. Es decir, dar crédito a empresas de tamaño reducido y medio. El universo de estas empresas lo conforman las que tienen hasta 249 empleados (pymes) y entre 250 y 3.000 trabajadores ('midcaps').

El ICO acude recurrentemente al BEI como una de las vías que tiene para obtener financiación, aunque en los últimos años había ralentizado esta práctica ante la posibilidad de emitir deuda a tipos negativos para obtener recursos. La última operación con la institución europea fue en enero de 2019. Ahora, ante esta crisis, el banco público que preside José Carlos García de Quevedo, volvió a recurrir a la ventanilla de la institución europea.

De hecho, la petición es del 27 de marzo. Tres días antes, el Consejo de Ministros acordó el primer tramo de los avales prometidos a través del ICO para la financiación de empresas y autónomos que sufran esta crisis. Fueron 20.000 millones, divididos en 10.000 millones para grandes empresas y otros 10.000 millones para pymes y autónomos, que tuvo sobredemanda, lo que ha llevado al Gobierno a lanzar otro tramo de 20.000 millones solo para pymes y autónomos. Asimismo, tal y como avanzó este medio, el ICO ha extendido los avales a los pagarés para reactivar este mercado. En el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) no ha habido nuevas operaciones en las últimas semanas salvo renovaciones de programas vigentes.

Estos avales cubren el 70% de las pérdidas de nuevas operaciones con grandes empresas, el 60% si son renovaciones y el 80% en pymes y autónomos. El anuncio inicial fue de hasta 100.000 millones en avales, con el objetivo de que no se cierre el grifo del crédito, tal y como, de hecho, habían trasladado las entidades a Moncloa. Las entidades tienen la misma cuota de avales que la que tuvieron de crédito en 2019, y las garantías se articulan a través del ICO, que se reserva el derecho de aprobación, algo que suele revisar solo para las operaciones más grandes, según fuentes financieras. Los bancos deben estudiar los préstamos conforme a su comité de riesgos habitual.

El ICO también puede conceder financiación de forma directa. Para facilitarlo, el Ejecutivo elevó el límite de endeudamiento del banco público en 10.000 millones, aunque fuentes financieras recuerdan que no suele cubrirlo. Por ahora, desde que empezó esta crisis, no ha acudido al mercado para emitir deuda. Pero sí ha pedido 1.500 millones al BEI.

65.000 millones para toda Europa

Por su parte, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ya anunció el pasado 16 de marzo la movilización inmediata de hasta 40.000 millones de euros por toda Europa para intentar paliar los efectos de la crisis económica por la expansión del nuevo coronavirus. Posteriormente, elevó esa cantidad hasta los 65.000 millones. La vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Emma Navarro, aseguró que esta movilización estaba destinada a afrontar la expansión del covid-19, y que se trataba de "una primera respuesta" ante los efectos económicos de esta pandemia. "Estamos dispuestos a hacer más con ayuda de los Estados miembros", aseguró entonces.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios