CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno lanza las primeras ayudas para pymes: 20.000 millones en avales públicos

El Gobierno aprueba el primer tramo de los 100.000 millones en avales para empresas en problemas por la crisis, de los que los bancos cubrirán un 30% de las pérdidas, de media

Foto: El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño. (EFE)
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño. (EFE)

El Gobierno pone en marcha el primer tramo de los avales para rescatar a las empresas afectadas por el coronavirus. El consejo de ministros ha aprobado este martes una primera línea de 20.000 millones para avalar préstamos a autónomos, pymes y grandes empresas que hayan parado su actividad por la pandemia. Faltan otros 80.000 millones que se irán lanzando en las próximas semanas.

Una de las novedades anunciadas por el Ejecutivo es que el Estado asumirá, de media, un 70% de las potenciales pérdidas que generen estos créditos, que se articularán a través de los principales bancos españoles. El reparto de estos números rojos será progresivo. El Estado cubrirá en mayor medida a autónomos y pymes (80%), y en menos a las grandes compañías (70% en nuevos créditos y 60% en renovaciones). Este reparto es algo peor de lo que esperaba el sector financiero: 90% para pymes y 80% de media.

La línea de avales se lanza con efectos retroactivos del 18 de marzo, para "nuevos préstamos y renovaciones" con el objetivo de "poner en marcha un sistema de liquidez que mantenga activo el sistema productivo y el empleo", ha explicado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. El propósito es que el dinero se use para abonar salarios, facturas pendientes y circulante, y "así se mantenga la actividad económica y no se destruya empleo". Los préstamos tendrán un plazo máximo de 5 años. El Gobierno no ha determinado las condiciones de los créditos a conceder por los bancos con estos avales, aunque la ministra de Hacienda y portavoz ha apelado a la "responsabilidad" de las entidades al fijar los tipos de interés de la financiación al sector privado. Así, el comunicado del Ministerio de Economía hace referencia al precio previo que estuvieran ofreciendo los bancos, antes de la epidemia del coronavirus.

De los primeros 20.000 millones, la mitad van destinados a autónomos y a pymes, y el resto a grandes empresas. “Se ha empezado con 20.000 millones con condiciones distintas para empresas con mayor músculo financiero que pymes y autónomos. En cuanto esta cantidad se agote entrarán nuevas líneas automáticamente hasta que se llegar a los 100.000 millones anunciados”, señala Montero, que también abre la puerta a cambios en el esquema de los avales. “Si en algún momento por la demanda o por la situación del mercado se necesita un ajuste, estaremos en posición de abordarlo”, ha apostillado.

Montero también explica que espera que los bancos abran el grifo del crédito a empresas en problemas, dado que además cuentan con líneas de liquidez desde el Banco Central Europeo (BCE): “Las entidades financieras desde el primer momento han trasladado su voluntad de poner a disposición del tejido empresarial líneas de crédito para mantener la actividad. El Gobierno ha aprobado una batería de medidas para auxiliar al tejido empresarial con liquidez o moratoria en impuestos para permitir que paguen los salarios a sus trabajadores y expedientes de regulación temporales de empleo (ERTE)”.

Podrán solicitar créditos con estozs avales empresas y autónomos que no estuvieran en situación de morosidad a 31 de diceimebre de 2019 y en procedimiento concursal el 17 de marzo de 2020. El coste del aval "será asumido por las entidades" y será de entre 20 y 120 puntos básicos.

Esta línea de avales de hasta 100.000 millones, unida a las líneas de financiación que han ido anunciando los bancos en las últimas semanas y otras medidas, suman los 200.000 millones que anunció el Gobierno que haría llegar a la economía para paliar el efecto del coronavirus.

A la espera de que se haga pública la letra pequeña del real decreto, entre los puntos que se espera que recoja está que se limite la concesión de créditos con avales a clientes vigentes de las entidades. Con ello, se buscaría limitar la competencia desleal con dinero público de fondo, el conocido 'dumping' financiero. Aun así, será difícil para el Gobierno controlar estas prácticas, ya que muchas pymes y grandes empresas trabajan con varias entidades, que pelearán por dar crédito a las empresas con perspectivas de salir adelante de esta crisis.

Moratoria

Los cinco mayores bancos, Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankia acaparan tres cuartas partes de cuota de mercado en pymes, por lo que podrían llegar a encargarse de hasta 150.000 millones del 'rescate'. Junto a los avales, el Gobierno anunció la semana pasada una moratoria para el pago de hipotecas en familias afectadas por el coronavirus. Su letra pequeña ha generado caos entre bancos e hipotecados, por lo que se espera alguna mejora en los próximos días.

Otros países ya han tomado medidas de este tipo. Alemania puso encima de la mesa un programa de garantías para la financiación al tejido empresarial sin límites, que cubre el 80% de las potenciales pérdidas por morosidad en las grandes empresas y el 90% en las pymes. En Reino Unido, el paquete de avales alcanza los 330.000 millones de libras -unos 360.000 millones de euros-, con un 80% para todas las empresas, mientras que en Bélgica el esquema consiste en que la banca asume el 3% de la morosidad, entre el 3% y el 5% se reparten las pérdidas el banco y el Estado, y a partir del 5% el sector público cubre el 80%. De hecho, el modelo belga fue citado por la ministra Nadia Calviño este lunes en rueda de prensa y era uno de los que barajó el Ejecutivo.

Gobiernos y bancos centrales han tomado medidas para evitar problemas de liquidez y una contracción del crédito (‘credit crunch’) que haga que esta crisis, a priori coyuntural, se convierta en estructural. El BCE ya ha flexibilizado los requisitos de capital y de dotación de provisiones para préstamos relacionados con esta crisis del coronavirus, además de inyectar 870.000 millones extra en el mercado con la compra de activos y anunciar medidas de financiación a largo plazo (LTRO) para los bancos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios