Abengoa sopesa otra refinanciación, e incluso preconcurso, por el golpe del Covid
  1. Empresas
TODAS LAS OPCIONES, SOBRE LA MESA

Abengoa sopesa otra refinanciación, e incluso preconcurso, por el golpe del Covid

Afronta su enésima bola de partido ante la falta de fondos. Reestructurar deuda por tercera vez desde 2017 se antoja complicado y el cierre judicial dificulta la declaración de prequiebra

placeholder Foto: Entrada de la sede de Abengoa en Sevilla.
Entrada de la sede de Abengoa en Sevilla.

Camino de un mes completo de retraso en la presentación de cuentas anuales de 2019, Abengoa ha sumado a los problemas financieros que ya sufría el golpe del Covid-19. En pocos días, se han sucedido las noticias derivadas del parón económico global por la pandemia: un ERTE inicialmente previsto para el 100% de la plantilla en España, que luego se rebajó al 30% tras el 'toque' de su financiador clave, Santander; la denegación de una línea de liquidez de varias entidades, entre ellas la cántabra, por 50 millones, y la revisión que hace KPMG de su plan de viabilidad a 10 años.

En medio de este torbellino, la empresa que dirige Gonzalo Urquijo trabaja con todas las opciones sobre la mesa: desde tratar de lograr una nueva, y a día de hoy aún más compleja, refinanciación de sus 3.000 millones de euros de deuda hasta la presentación del preconcurso de acreedores. En este último sentido, fuentes jurídicas y empresariales señalan que la propia empresa ya ha tanteado a los juzgados de Sevilla, donde tiene su sede social, ante la eventual entrada en situación preconcursal.

El actual estado de alarma derivado de la pandemia tiene prácticamente congelada la actividad judicial, en la que se trabaja con turnos de guardia que distribuyen los asuntos urgentes. La jurisdicción mercantil se encuentra en pausa, por lo que un eventual preconcurso no se tramitaría en este momento. Las consultas serían un movimiento preparatorio para cuando se levante el estado de alarma y la Justicia retome su pulso normal.

Foto: Foto: Reuters.

Internamente, Abengoa está ya elaborando documentación cara a ese preconcurso para ir avanzando trabajo por si fuera necesario. Varias filiales (Simosa, Girh, ABNT, Finance o Greenfield, entre otras) han entrado en quiebra en Sevilla en los últimos meses, y en todas ellas es el despacho madrileño Cortés quien las representa a través del letrado José Machado. Es el mismo bufete que trabajó para la empresa en el preconcurso original declarado en 2015, del que salió en 2017 pero cuyo impacto sigue arrastrándose.

El pago de nóminas de marzo está a día de hoy garantizado, no así el de abril. La falta de liquidez para el abono de los salarios podría ser un detonante para acogerse al preconcurso. El recorte de gastos de personal previsto con los ERTE que se prevén afecta a unas 2.500 personas pertenecientes a varias empresas del grupo dentro y fuera de España. El plan inicial era incluir en esos expedientes temporales a la mayoría de los empleados españoles, justamente 2.500, pero la intercesión de Santander llevó a repartir ese mismo número de afectados entre filiales españolas y otras de fuera del país. Mismo impacto laboral, pero con distinta distribución territorial (750 en España y 1.800 en el extranjero, el 15% de su plantilla exterior).

El papel de KPMG y PwC

La revisión del plan de viabilidad por parte de KPMG, que la empresa explica por el impacto del parón económico generado por la pandemia en medio mundo, es crítica. Con esa reevaluación, Abengoa espera poder convencer a PwC, el auditor, de que las cuentas de 2019 son creíbles. Esas cuentas incluyen una actualización del plan de tesorería, de venta de activos y de pago a proveedores para 2020 que la auditora ha rechazado. PwC está esperando recibir las cuentas formuladas por el consejo para emitir su informe de auditoría.

En el de las cuentas de 2018 ya incluyó una salvedad por la incertidumbre que detectaba para que Abengoa siguiera en funcionamiento. La refinanciación que se cerró en marzo del año pasado —la segunda tras la de 2017— eliminó provisionalmente esa incertidumbre. En su informe sobre el balance de 2019, cuando se emita, la auditora se plantea mantener esa incertidumbre. La CNMV ha requerido a la empresa que entregue sus cuentas, lo que debería haber hecho como tarde el 29 de febrero, pero hasta ahora sin éxito.

Junto a las posibles medidas financieras y contables, Abengoa estudia salir del negocio de agua para focalizarse en energía y mantenimiento

Junto a todas esas opciones de carácter financiero y contable, la empresa está reevaluando su posicionamiento estratégico en el mercado de ingeniería y construcción industrial. De las tres grandes áreas en que opera energía y transmisión eléctrica, agua, y operación y mantenimiento, se está barajando abandonar la segunda. Fuentes empresariales señalan que podría dejar de licitar para proyectos de plantas desaladoras, depuradoras o conducciones hidráulicas para focalizarse en proyectos de energías renovables y transporte de electricidad. Así priorizaría dónde utilizar su limitada capacidad financiera —avales— a la hora de optar a proyectos.

Refinanciación Noticias de Abengoa Concurso de acreedores Noticias del Banco Santander
El redactor recomienda