ENTRE ELLOS, ABENGOA

Santander pide a sus clientes corporativos clave mitigar los ajustes laborales

El banco no prevé presentar ERTE y apoya a sus proveedores para que tampoco lo hagan. Ahora extiende la estrategia a sus clientes: Abengoa ha reducido su ajuste inicial del 100% al 30%

Foto: Una sucursal del Banco Santander. (EFE)
Una sucursal del Banco Santander. (EFE)
Adelantado en

Banco Santander trabaja para que sus clientes corporativos clave mitiguen, en la medida de sus posibilidades, los ajustes laborales derivados del impacto de la pandemia del coronavirus Covid-19. De esta forma, la entidad financiera quiere extender a su actividad comercial la estrategia que ya anunció esta semana que seguiría dentro de la propia compañía y de cara a sus proveedores más directos. Esto es, no presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y apoyar a esos suministradores para que tampoco lo hagan.

Según las fuentes financieras y empresariales consultadas, el banco está activamente trasladando a las grandes empresas con las que trabaja de forma más estrecha que reduzcan en la medida de lo posible el impacto en el empleo. Desde el banco, oficialmente, solo señalan que no pueden inmiscuirse en la gestión de sus empresas clientes, pero al mismo tiempo insisten en que su estrategia ahora mismo es la de tratar de ayudar a las compañías que más directamente trabajan con la entidad. Según ha podido saber este medio, uno de los ejemplos de esa actitud cara a clientes es el caso de Abengoa. Empresa de la que el banco es financiador clave.

La compañía de ingeniería terminó la semana pasada planificando un ERTE para la práctica totalidad de la plantilla en España (2.500 trabajadores). Este medio publicó esos planes el sábado pasado, y otros medios de comunicación se hicieron eco de la información el domingo. Tras ello, según las fuentes consultadas, altos directivos de Santander se pusieron en contacto con la cúpula de Abengoa el lunes. Fruto de ello, la empresa dio un volantazo y anunció oficialmente el lunes a última hora de la tarde que el ERTE se reducía al 30% de sus empleados en España. Aunque ese cambio supuso también ampliar el ajuste al 15% de su plantilla en el exterior (12.700 personas), que inicialmente no estaba incluida en el recorte.

Además, la empresa también anunció como parte de esas medidas de ajuste que el consejo y la cúpula directiva se van a reducir un 20% sus retribuciones mediante el no cobro de los bonus anuales y plurianuales. Sin embargo, esa medida no es una renuncia de sus beneficiarios sino que se explica por la no presentación de las cuentas del año 2019 —la empresa acumula 25 días de retraso y no ha atendido las peticiones de remisión del balance realizadas por la CNMV—. El cobro de esos bonus está condicionado, entre otros factores, a la firma del informe de auditoría de las cuentas anuales. Al no haber ni cuentas ni informe de PwC, su auditor, no pueden abonarse.

Abengoa está actualmente pidiendo apoyo tanto a Santander como al resto de bancos de su 'pool' habitual de financiadores, que incluye a CaixaBank, Bankinter, Bankia y Sabadell. Una línea de liquidez de 50 millones que se venía negociando desde antes del estallido de la crisis del coronavirus ha sido rechazada por ahora por parte de sus distintos bancos, según fuentes internas. La empresa está revisando su plan de viabilidad a 10 años, ligado a la refinanciación firmada en 2019, para adaptarlo a la paralización de actividad dentro y fuera de España por la pandemia.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios