RETRASO EN CONOCER LOS RESULTADOS DE 2019

PwC pide a Abengoa unas previsiones creíbles para dar luz verde a las cuentas

Discrepancias entre Abengoa y su auditor explican el retraso en la publicación de las cuentas de 2019. La ingeniería encarga a KPMG que rehaga cuanto antes las hipótesis del plan de viabilidad

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Discrepancias entre Abengoa y su auditor, PwC, están detrás del retraso en la publicación de las cuentas de 2019 a la bolsa. La compañía de ingeniería que preside Gonzalo Urquijo ha comunicado a primera hora de este lunes que no ha podido cumplir con la obligación de entregar su balance anual antes del final de febrero, mes bisiesto este año, que terminó el sábado. La compañía explica a la CNMV que esta situación, que no se produjo siquiera en los peores momentos de su crisis entre 2015 y 2017, se debe a la falta de un informe sobre su filial clave Abenewco 2. Otras fuentes profesionales conocedoras de la situación señalan que PwC no ha dado credibilidad a las proyecciones de negocio para los próximos 10 años.

La empresa, consultada, no ha querido hacer más comentarios. En el documento enviado a la bolsa, precisa que ese informe se refiere a la valoración de la participación de Abengoa en esa filial (tiene el 100%). Ese informe específico lo realiza KPMG, que según las mismas fuentes está rehaciendo el documento a marchas forzadas. En ese documento, para establecer esa valoración, se tiene en cuenta el plan de viabilidad y su cumplimiento por Abengoa. Las diferencias entre lo que la empresa plantea que va a ingresar, ganar y la deuda que por tanto va a ser capaz de repagar y lo que PwC considera creíble son importantes. Aun así, se cuenta con que las cuentas reciban el visto bueno a corto plazo. "Tienen que aclarar, en definitiva, su situación financiera para poder cerrar el año adecuadamente", explican gráficamente estas fuentes.

Abenewco 2 y su gemela Abenewco 1 son las sociedades surgidas de la primera reestructuración financiera y corporativa de la compañía aprobada en 2017. Se han convertido en los vehículos refugio de la actividad y personal clave de Abengoa, matriz de ambas, así como de la deuda pendiente. Abenewco 2, en concreto, estaba a cierre de 2018 en causa de disolución como consecuencia del impacto del proceso de reestructuración, ya que es la filial que ha asumido los nuevos compromisos de pago de los distintos tramos de deuda incluidos en esa refinanciación y, posteriormente, también en la cerrada en abril del pasado año. Tras esta última, el abanico de filiales se amplió con otra, Abenewco 2 Bis.

Quién es quién en la deuda del grupo. (Abengoa)
Quién es quién en la deuda del grupo. (Abengoa)

El plan de viabilidad a 10 años, aprobado en 2019 junto con esa segunda reestructuración, prevé un nivel de cartera para 2019 por importe de 1.752 millones de euros, y de 2.075 millones de euros para 2020. A septiembre pasado, la cartera era de 1.670 millones. La sociedad explicaba en sus cuentas a cierre de septiembre, las últimas conocidas, que el plan prevé también un nivel de ejecución de proyectos en el segmento de Ingeniería y Construcción de 1.151 millones de euros en 2019, y de 1.780 millones en 2020. A septiembre, ingeniería facturó 833 millones, un 10% más.

Dicha ejecución debe de hacerse logrando unos márgenes de beneficio bruto (ebitda) que van desde un 5,1% en 2019 (hasta septiembre, se logró un 6%), hasta un 6,9% en 2020, situándose en un rango comprendido entre el 6,6% y el 6,9% a lo largo del periodo considerado en el plan de viabilidad para la próxima década. Algo que ahora PwC considera que no es creíble que ocurra según las estimaciones facilitadas por Abengoa en el cierre de sus cuentas del año.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios