Caso Benjumea vs. Santander y HSBC: en busca del responsable de la caída de Abengoa
  1. Empresas
LA DEMANDA POR 1.000 M SE JUZGARÁ EN MAYO

Caso Benjumea vs. Santander y HSBC: en busca del responsable de la caída de Abengoa

La vista previa de la demanda del expresidente de Abengoa enfrenta a cara de perro a las partes dos horas. El quid, el aseguramiento de los bancos a la ampliación fallida de 650 M

Foto: Logo del Banco Santander.
Logo del Banco Santander.

Las partes se vieron por fin las caras el pasado 5 de febrero, y volverán a hacerlo en el juicio oral en varias fechas de mayo. Son, por un lado, varias sociedades de los expropietarios de Abengoa liderados por su expresidente Felipe Benjumea y, por el otro, los bancos Santander y HSBC. Las primeras (Inversión Corporativa, su filial Finarpisa y Ardachón) piden a los segundos hasta 1.000 millones en indemnizaciones por los daños que sufrieron por la caída en preconcurso de la ingeniería andaluza, como avanzó este medio en 2018. Las sociedades demandantes poseían el 57% de la compañía.

La vista previa se celebró, según fuentes conocedoras de su desarrollo, a cara de perro entre ambos y solo se pusieron de acuerdo en que las sesiones en el Juzgado de Instrucción 45 de Madrid se celebren dentro tres meses. ¿El quid? La firma de la carta provisional de aseguramiento por parte de esas dos entidades (y Crédit Agricole, que no ha sido demandada) en la que se comprometían a cubrir 456 de los 650 millones de euros de ampliación de capital que Abengoa trató entre agosto y noviembre de 2015 de sacar adelante sin éxito. Tras ello, el 25 de noviembre, presentó preconcurso. Los bancos no cumplieron con ese compromiso y Benjumea les reclama daños por ello.

Foto: Abengoa Solar.

Ese compromiso, que fuentes de Santander consultadas recalcan que fue "preliminar", se firmó el 23 de septiembre por parte de Santander, HSBC y Crédit Agricole. Justo el día en que Benjumea fue cesado por el consejo de administración de Abengoa tras haberlo exigido Santander y haberse sumado HSBC a esa exigencia. Estas circunstancias forman parte de los hechos probados de la sentencia de enero de 2018 que absolvió a Benjumea y al exconsejero delegado Manuel Sánchez de los delitos de administración desleal y apropiación indebida. Ese caso se refería a las indemnizaciones de 11,7 y 4,4 millones de euros que recibieron, respectivamente, al dejar la empresa en julio y septiembre de hace ahora casi cinco años.

Esos hechos probados son la base clave sobre la que se apoya Benjumea para, con el apoyo de los abogados Álvaro Remón y Pablo Ureña, reclamar esa cantidad por los daños a su patrimonio y el del resto de familias andaluzas expropietarias por el derrumbe de Abengoa. Y es que la ampliación de capital de 650 millones, anunciada al mercado el 3 de agosto, venía negociándose desde entonces entre el expresidente y Santander, como banco de cabecera de Abengoa, durante años. Sin embargo, la exigencia de la entidad de que Benjumea abandonara la presidencia ejecutiva es considerada por el directivo sevillano como el hecho determinante que hizo descarrillar la ampliación.

Vía fallida con Gonvarri

En efecto, la carta preliminar de aseguramiento firmada el 23 de septiembre tenía fecha de caducidad el 6 de noviembre. Caducidad que fue extendida en dos ocasiones hasta el 18 y el 25 de noviembre. En medio, desde el 8 de noviembre, se coló la opción fallida, respaldada desde el Gobierno central que dirigía Mariano Rajoy, de que el grupo vasco Gestamp acudiera como socio a cubrir parte de la ampliación y se quedara con el control de Abengoa. Previamente, el 10 de octubre, Abengoa aprobó en junta general extraordinaria tanto los términos de la ampliación prevista como cambios en el gobierno corporativo de la empresa, también requeridos por los bancos.

Pero las negociaciones entre las entidades, el propio Benjumea -como líder del socio mayoritario y asesor del consejo de administración tres su cese- y Gonvarri fracasaron y Abengoa lo comunicó a la CNMV el 25 de noviembre. Ello precipitó la declaración del preconcurso ese mismo día 25. Al siguiente, 26 de noviembre, los tres bancos comunican que dan por terminado ese compromiso inicial de aseguramiento, según narra la citada sentencia de la Audiencia Nacional.

El expresidente de Abengoa Felipe Benjumea. (EFE)
El expresidente de Abengoa Felipe Benjumea. (EFE)

¿Fue la salida obligada de quien fue presidente y primer ejecutivo durante 25 años el detonante del fracaso de esa ampliación y del consecuente preconcurso? ¿O bien la situación de desconfianza del mercado en las cuentas de la empresa fue la que provocó las cautelas de la banca y la búsqueda de un caballero blanco que les acompañara, finalmente sin éxito, lo que retrasó todo el proceso de la ampliación haciéndolo finalmente inviable? Ardua tarea la de la magistrada Luisa María Prieto para determinarlo.

Más aún cuando, en paralelo, se ha reactivado en la Audiencia Nacional la querella que se instruye desde 2017 por presunta estafa a inversores presentada inicialmente contra Benjumea y Sánchez Ortega, imputados en la misma. La propia Abengoa y su auditor, Deloitte, han sido imputados (investigados) por el juez Ismael Moreno a inicios de febrero en un auto en el que la justifica por la "sistemática ocultación de sustanciales pérdidas" y la "notable alteración de la real apariencia de la situación económico financiera" de Abengoa entre 2014 y 2016.

HSBC Noticias del Banco Santander Ampliación de capital Noticias de Abengoa Manuel Sánchez Felipe Benjumea Concurso de acreedores
El redactor recomienda