La compañía ya había anunciado su intención

Acciona vuelve a invertir en renovables en España tras más de una década de sequía

La compañia compra un proyecto en Cuenca para desarrollar 40 MW de energía solar fotovoltaica. Se trata de la primera inversión de la firma en territorio nacional tras sufrir fuertes recortes

Foto: El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, en un acto en Nueva York. (EFE)
El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, en un acto en Nueva York. (EFE)
Adelantado en

Acciona entra en la carrera por las nuevas renovables en España después de más de una década. La compañía se ha hecho con un proyecto en Cuenca (Castilla-La Mancha) para desarrollar 40 MW de fotovoltaica, según confirman fuentes al tanto del proyecto. Con esta operación, la familia Entrecanales rompe con más de una década de alejamiento en la inversión de renovables en España.

Acciona, una de las empresas españolas más destacadas del sector de renovables, sufrió un fuerte recorte de la retribución alumbrada durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Primero el PSOE rebajó las primas más tímidamente. Después, el PP de Rajoy implementó un drástico recorte a estas energías para contener el déficit del sistema eléctrico.

Esto le supuso a Acciona rebajar el valor de sus activos en 1.675 millones de euros en 2013 y declarar unas pérdidas de 1.972 millones ese año.

Además, de poco le sirvieron sus reclamaciones al Tribunal Supremo, que desestimó los recursos y dio la razón al Ejecutivo popular. Toda esa situación provocó que Acciona encaminara sus esfuerzos e inversiones en energía renovable hacia otros países del mundo.

De hecho, cuenta con importante presencia en Chile, México, Australia y ahora también EEUU, donde pretende desarrollar 3.000 MW. Muy al contrario, en España decidió vender sus 250 MW en plantas termosolares al fondo británico ContourGlobal por más de 1.000 millones de euros en 2018.

Con esta incursión en el boom de renovables que se está viviendo en la actualidad, Acciona cumple con el objetivo marcado. Ya en la primera mitad de 2019, la firma de infraestructuras, energía y servicio transmitió a los inversores que tenía bajo estudio 7.500 MW a nivel mundial, incluida España, según avanzó El Confidencial.

Tal y como recogía un informe de Banco Sabadell, la firma pretendía desarrollar tanto eólica como fotovoltaica en territorio nacional a partir de 2020.

Este plan fue refrendado en la junta de accionistas. El presidente de la empresa, José Manuel Entrecanales, señaló que Acciona "contribuirá al enorme esfuerzo inversor" que se va a producir en España en los próximos años. Su idea era subir de los 1.600 MW que posee en la actualidad hasta 2.000 MW. Ya en la presentación de resultados del año 2018, abrió la puerta a mirar hacia España, en vista del Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) que anunció entonces el Gobierno de Pedro Sánchez.

Esto quiere decir que el proyecto que ya tiene en marcha es solo un tímido avance de los planes anunciado el año pasado. De hecho, está muy lejos de los fortísimos desarrollos que están lanzando tanto las grandes 'utilities' como las petroleras, con una gran ambición de crecer en este terreno.

El movimiento, sin embargo, supone el fin de una era de confrontación entre la empresa y la Administración Pública, contra la que cargó duramente por los daños sufridos.

No obstante, y pese a enterrar el hacha de guerra, la principal razón de su viraje es la económica. A diferencia del pasado, Acciona ya no depende tanto de la regulación, ya que los nuevos proyectos están mucho más expuestos al mercado.

En el informe de Sabadell de hace menos de un año, la compañía destacaba que el mercado eléctrico mayorista ('pool') se mantendría por encima de los 50 euros por MWh, lo que le permitía desarrollar nuevos proyectos a 'merchant' (sin necesidad de primas).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios