Asaja Andalucía recurre al Supremo la subida del SMI de 2018 por saltarse la ley
  1. Empresas
HARÁ LO MISMO CON EL ALZA DE ESTE AÑO

Asaja Andalucía recurre al Supremo la subida del SMI de 2018 por saltarse la ley

La patronal agraria considera que no se consultó, en el incremento de 2018, a los agentes sociales; ni se tuvieron en cuenta los 4 parámetros clave; ni se pidió dictamen al Consejo de Estado

Foto: Tractorada en Toledo. (EFE)
Tractorada en Toledo. (EFE)

Primer recurso contra la subida del Salario Mínimo Interprofesional decidida por el Gobierno en diciembre de 2018. Lo ha presentado la patronal agraria Asaja Andalucía, según ha desvelado la organización hoy en Sevilla. Junto a esta medida, la rama andaluza de Asaja prepara otra acción judicial contra el alza aprobada el pasado 15 de enero. Ambas, y en especial la primera, contravienen la normativa que regula cómo se fija el SMI, según ha explicado el presidente de esta organización, Ricardo Serra. El primer incremento fue del 22%, hasta 900 euros, y el de este año lo ha vuelto a aumentar otro 5%, hasta 950.

Básicamente, la organización que aúna sobre todo a grandes agricultores considera que se han incumplido tres cuestiones en el recurso ya presentado ante el Tribunal Supremo. Primero, la consulta previa a los agentes sociales; segundo, tener en cuenta cuatro parámetros macroeconómicos para fijar la cantidad; y, tercero, solicitar el preceptivo informe consultivo, aunque no vinculante, al Consejo de Estado. "La subida del SMI deja en la cuneta a miles de explotaciones agrarias, y se ceba especialmente con aquellas más intensivas en mano de obra, las que generan más empleo y actividad en el medio rural, las que aportan más vida a los pueblos y las que más contribuyen en la lucha contra la despoblación”, añade Serra.

Foto: Foto: Juan Bezos.

En concreto, los cuatro parámetros que según Asaja el Gobierno central no tuvo en cuenta a final de 2018 para incrementar el salario mínimo hasta 900 euros son: el IPC, la productividad media por trabajador; el peso del factor trabajo en la configuración de la renta nacional; y la coyuntura económica general. "Esos parámetros no estaban disponibles el 21 de diciembre de 2018, cuando se aprueba ese alza", señala el presidente de Asaja Andalucía.

La Abogacía del Estado se ha opuesto inicialmente a la competencia de esta organización para presentar este recurso. Algo a lo que Asaja ha respondido asegurando que un decreto ley como el que fijó el SMI en 900 euros "puede ser recurrido por cualquier persona que se considere afectada, a diferencia de un Real Decreto Ley que sólo puede ser impugnado por partidos políticos o un grupo de parlamentarios". Y Asaja se considera afectada por dos vías. Primero, porque como patronal firma convenios colectivos plurianuales que incluyen alzas salariales que quedaron en agua de borrajas con la subida de 2018.

En 2020, inseguridad jurídica

Y, segundo, porque tiene personal propio contratado y se ha visto impactada por tanto directamente. Abundando en el primero de estos dos argumentos, Serra va más allá y asegura que la subida de 2018 "cuestiona el propio diálogo social y el papel de nuestras organizaciones". Con respecto al futuro recurso contra el alza decidida, esta vez sí con acuerdo previo con sindicatos y empresarios, Asaja entiende que ha generado inseguridad jurídica, entre otros argumentos jurídicos que se están barajando. "La normativa señala que un SMI queda vigente hasta tanto no se apruebe el siguiente, sin embargo la subida del 15 se ha producido con efecto retroactivo desde el 1 de enero. Esos primeros quince días del año quedan así en un limbo", detalla Serra.

Asaja también hizo un llamamiento al conjunto del Gobierno para que actúe ante la grave situación que vive el campo más allá de lo que está proponiendo el ministerio de Agricultura. Aludió a los aranceles y acuerdos comerciales que dependen de Comercio y de Exteriores; las tarifas eléctricas del agua de riego (Industria) y la propia disponibilidad de agua para regar (Transición Ecológica); o la fiscalidad de los insumos y bienes de producción (Hacienda).

Serra, en suma, hizo un llamamiento al conjunto del Ejecutivo central advirtiendo y recordando que el Brexit, en parte, "se inició por la desafección del campo y del mundo rural hacia la clase política, puesto que en el germen del rechazo a la Unión Europea está la sensación de desamparo y abandono del mundo rural británico, donde los partidarios del Brexit eran legión".

Leyes Agricultura Ministerio de Agricultura Noticias de Andalucía Sevilla
El redactor recomienda