NO ACEPTA LA QUITA PROPUESTA POR KRONOS

Blackstone anula el gol de Sergio Ramos para salvar su inversión inmobiliaria

El fondo estadounidense, al que el futbolista adeuda casi 40 millones, ha rechazado la solución planteada por el futbolista, que había pactado su venta a otro fondo buitre

Foto: Sergio Ramos celebra el triunfo del Real Madrid en la Supercopa de España. (Reuters)
Sergio Ramos celebra el triunfo del Real Madrid en la Supercopa de España. (Reuters)
Adelantado en

Sergio Ramos disfrutó el pasado domingo de su última hazaña deportiva. Con la frialdad y seguridad que le caracterizan en los momentos definitivos, lanzó y convirtió el último penalti que le dio al Real Madrid la Supercopa de España más arábiga. También se trajo de Yeda un esguince de tobillo, que lo tendrá fuera de juego un par de semanas. Pero lo que más le duele al capitán del equipo blanco es que, a diferencia del fútbol, le han anulado en el descuento el 'gol financiero' que metió el pasado año para salvar una ruinosa inversión inmobiliaria.

Según aseguran fuentes próximas a las negociaciones, el acuerdo entre Sergio Ramos y Kronos Homes, una promotora perteneciente a un fondo oportunista, para venderle su 50,01% de Desarrollos Inmobiliarios Los Berocales SL se ha roto por la oposición de Blackstone, el otro fondo buitre que heredó el crédito impagado que firmó el futbolista sevillano para hacerse con miles de metros cuadrados recalificables en el sureste de Madrid. La operación, que permitía al también capitán de la Selección española salvar los muebles de una aventura poco afortunada, se ha venido abajo justo cuando estaba a punto de firmarse.

El acuerdo consistía en que Kronos Homes pagaba 2,5 millones de euros por el 49,99% de Sergio Ramos y el 1% de José María Ramos, su padre y asesor, de Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales, una promotora en la que hace más de 10 años invirtieron 6,5 millones de euros. Además, el fondo les dejaba 46.250 metros cuadrados en esta zona del sur de Madrid a la que Manuela Carmena, la anterior alcaldesa de la capital, bendijo en enero de 2019 para construir 22.000 viviendas, 11.000 de ellas de carácter público.

Con esta bolsa de suelo y una vez que se construyeran las casas, los Ramos podrían incluso recuperar todo lo invertido, teniendo en cuenta que Kronos Homes se había comprometido a comprar ese terreno al jugador del Real Madrid en un plazo de cuatro años, a un precio bruto de 120 euros por metro cuadrado. Esta cifra doblaba prácticamente el precio al que el fondo de capital riesgo ha adquirido Promotora Inmobiliaria del Sureste (Proinsa), otra sociedad propiedad de Reyal Urbis que estaba en situación de quiebra técnica y que salió a subasta por 46 millones de euros (51 euros/m2).

El futbolista del Real Madrid Sergio Ramos, ante los medios. (EFE)
El futbolista del Real Madrid Sergio Ramos, ante los medios. (EFE)

Pero el cierre de la operación dependía de que este fondo consiguiera una quita del impago cercana al 50% —unos 15 millones— por parte de Blackstone, que la ha rechazado al considerar que no iba a contribuir al rescate del defensa central aceptando una pérdida mientras la familia Ramos recuperaba toda la inversión.

De haber llegado a buen puerto el acuerdo, Sergio Ramos podría haber ingresado en 2023 otros 5,5 millones, por lo que al final conseguiría recuperar ocho millones brutos. A esta cifra había que restar los intereses que se pagaron del préstamo original de 30 millones que en su día le dio el Banco Pastor para financiar esa inversión y que han ascendido a nueve millones de euros.

Pero la deuda, dada la brusca revolución del sistema financiero provocada por la crisis, ha cambiado de manos varias veces. Del Pastor pasó al Popular, que absorbió el banco gallego, y del Popular al Santander, que se quedó con el banco participado por familias vinculadas al Opus Dei cuando quebró en junio de 2017. Posteriormente, Ana Botín traspasó gran parte de los créditos fallidos del Popular a Blackstone, que pagó 8.300 millones por el 51% de esta ingente cartera denominada Quasar Investment.

Y en el pozo sin fondo de Quasar Investment están los 39 millones sin pagar que Sergio Ramos y Eroski, su socio en Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales, pidieron para la citada inversión. El futbolista no pudo hacer frente a la primera amortización de 12 millones, por lo que los nuevos acreedores exigieron la ejecución de las garantías. Una maniobra legal de última hora y el acuerdo con Kronos Homes evitaron el embargo inmediato.

El fondo estadounidense ha optado por quedarse, de momento, el pasivo y gestionarlo hasta encontrar otro potencial comprador que no pague dos precios distintos por el mismo activo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios