admiten a trámite la demanda

Casanova urge a los auditores de Merlin y BBVA a incluir el riesgo por Castellana Norte

El empresario, tras conocer que ha sido admitida a trámite su demanda en defensa del derecho de reversión, exige a KPMG y Deloitte que, como auditores, la incluyan en los balances

Foto: Recreación virtual de una de las zonas de la conocida como Operación Chamartín. (EFE)
Recreación virtual de una de las zonas de la conocida como Operación Chamartín. (EFE)
Adelantado en

Trinitario Casanova sigue adelante en su batalla por recuperar los derechos de los propietarios originales del suelo de Operación Chamartín, figura conocida como reversionistas, y a quienes representa desde hace dos años, cuando llegó a un acuerdo con la asociación No Abuso.

Desde entonces, el empresario ha advertido de que iba a recurrir a los tribunales, amenaza que cumplió en los juzgados de primera instancia de Madrid, donde reclamaba a Distrito Castellana Norte (DCN), entidad promotora de este desarrollo, BBVA, primer accionista de la misma, y San José, inversor minoritario, 713 millones.

Hace pocos días, según han confirmado desde Baraka, el grupo de Casanova, esta demanda fue admitida a trámite en el juzgado número 40 de Madrid, hito que el empresario ha comunicado a KPMG y Deloitte para que lo incluyan en los balances de BBVA, San José, DCN y Merlin, ya que son sus auditores y, por tanto, en opinión de Baraka, los garantes de recoger la imagen fiel.

Merlin también ha pasado a ser incluida en la diana de Casanova debido a la compra del 14% de las acciones de DCN que acordó con San José hace un mes, porcentaje que prevé incrementar con la adquisición de la participación del banco, lo que la convertirá en principal accionista de la promotora.

Trinitario Casanova. (EFE)
Trinitario Casanova. (EFE)

Como adelantó El Confidencial, en su demanda, Baraka cifra en 713 millones la indemnización que, en su opinión, DCN y sus accionistas deben pagarle si no quiere aceptar el derecho de reversión. La alternativa sería dejar que Grupo Baraka pasara a ser titular de los cerca de 1,3 millones de metros cuadrados que la promotora adquirirá para hacer Operación Chamartín.

Esta cantidad es 300 millones de euros superior a los 400 millones que Baraka se comprometió a pagar a los reversionistas si logra que se reconozca el derecho de reversión.

Este riesgo, que los servicios jurídicos de DCN y BBVA hace tiempo que aseguran que es inexistente, es el que Baraka está exigiendo ahora que se comunique como contingencia en los balances tanto de estas dos sociedades como de Merlin y San José.

Una exigencia que llega el mismo día en que KPMG ha sido refrendada como firma censora de las cuentas de la entidad presidida por Carlos Torres, un trabajo al que Casanova quiere ponerle sus primeros deberes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios