PLAN DE DESINVERSIÓN EXPRÉS

Liberbank encarga a KPMG la venta de oficinas abandonadas de las cajas

El grupo asturiano incluye oficinas vacías en su plan exprés de venta de activos inmobiliarios, con el que planea traspasar 300 millones antes de que acabe el año en curso

Foto: Oficinas centrales de Liberbank en Oviedo. (EFE)
Oficinas centrales de Liberbank en Oviedo. (EFE)
Adelantado en

Liberbank quiere vender antiguas oficinas de las cajas. La entidad liderada por Manuel Menéndez ha incluido antiguas sucursales y edificios de los servicios centrales de la nueva operación con la que quiere cumplir los objetivos transmitidos al mercado, según fuentes financieras consultadas por este medio.

Así, la entidad asturiana ha dado un mandato a KPMG para que intente vender una gran cartera de adjudicados, con la que lleva sondeando al mercado desde principios de 2019, como publicó El Confidencial. El importe final de la operación será de 300 millones, como publicó 'Expansión'.

Los activos de la cartera —que a principios de año era conocida como Enol— son pisos y suelos de baja calidad. Por ello, Liberbank y su asesor KPMG han decidido incluir en el proceso los inmuebles abandonados de las cajas, sucursales y edificios de oficinas, como gancho para que lo miren los fondos.

Los adjudicados están principalmente en los territorios de origen de las cajas integrantes de Liberbank: Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura.

El grupo cotizado quiere hacer la operación de forma exprés. Está teniendo conversaciones bilaterales con varios grandes fondos, entre los que están Bain Capital, Marathon y Cerberus, según las mismas fuentes.

Operación exprés

Esta cartera encaja con el mensaje transmitido a los inversores en la última presentación de resultados. Su director financiero, Jesús Ruano, señaló que estudiarían operaciones extraordinarias para cumplir la meta de bajar sus activos problemáticos (NPA, por sus siglas en inglés) por debajo del 8% a final de año. A finales de septiembre, estaba todavía en el 9,8%. Para bajar casi dos puntos, necesita disminuir el volumen de activos tóxicos en 477 millones: la cartera ayudaría a bajar 300 millones, a lo que se suma que el propio ritmo de desagüe de la entidad es de entre 100 y 200 millones trimestrales.

Liberbank sigue teniendo a día de hoy 2.600 millones en activos tóxicos, de los que 1.600 millones son adjudicados y 1.000 millones, créditos morosos. Más de la mitad de los pisos y suelos que vende están en Castilla-La Mancha, seguida de la Comunidad Valenciana, Madrid y Cantabria.

La entidad liderada por Menéndez ya vendió en el pasado sus propias oficinas centrales en Madrid, dentro de la política de generar capital con activos no estratégicos y centrarse en el negocio. Obtuvo 45,3 millones con el traspaso de su sede en Fuente de la Mora, consiguiendo unas plusvalías de 23,4 millones.

Como el resto de entidades españolas, Liberbank está en un momento de ganar rentabilidad y afianzar su capital ante el escenario de bajos tipos de interés. De ahí que haya vuelto a surgir la posibilidad de una fusión con Unicaja, aunque no todavía al nivel de sus gestores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios