REUNIóN PRIVADA

El jefe del BCE promete un respiro en capital a los banqueros españoles

El responsable de la regulación europea, Enria, habló sobre capital ayer durante dos horas con una decena de banqueros españoles, que reclaman reglas de juego claras

Foto: Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión. (Imagen: E.Villarino))
Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión. (Imagen: E.Villarino))

Cumbre clave para el sector financiero en el Banco de España. Una decena de banqueros españoles se dieron este miércoles cita con el nuevo responsable de su supervisión a nivel europeo, el italiano Andrea Enria. Durante cerca de dos horas, el presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), dependiente del BCE, y los primeros espadas de los bancos españoles discutieron sobre los temas clave para las entidades, sobre todo, las exigencias de capital.

Tras años de una creciente presión regulatoria para el sector, los bancos españoles aguardaban la primera reunión con Enria para saber qué les espera en los próximos años, sobre todo para dilucidar si va a frenarse la 'apisonadora normativa', algo que agradecerían las cotizaciones en mínimas de los bancos. Y así fue, según fuentes conocedoras de la reunión, consultadas por este medio.

El mensaje de Enria giró sobre la necesidad de dar claridad a los requisitos de capital de los bancos. Hasta ahora, las entidades han ido mejorando su solvencia año a año durante la crisis, pero siempre que se acercan a la meta, esta se aleja. Los banqueros sostienen que esta situación les perjudica en bolsa, ya que cuanto más capital tiene un banco, peores son sus tasas de rentabilidad.

Las fuentes consultadas señalan que el presidente del MUS se mostró comprensivo con esta situación, y se comprometió a tener una hoja de ruta clara en unos meses, para que los inversores sepan cuáles van a ser las exigencias de capital para los próximos años. Eso no implica, añaden las mismas fuentes, que se vayan a suavizar los requisitos, pero sí que van a ser similares a los actuales y, sobre todo, más claros. Enria también transmitió la posibilidad de que el regulador europeo sea más flexible con la letra pequeña de la solvencia, lo que supondría un respiro para el sector.

Asistentes

Los bancos mandaron a la reunión emisarios de primera fila: José Antonio Álvarez (Santander), Onur Genç (BBVA), Jordi Gual (CaixaBank), José Sevilla (Bankia), Josep Oliu (Sabadell), Pedro Guerrero (Bankinter), Manuel Menéndez (Liberbank), Víctor Iglesias (Ibercaja), Gregorio Villalabeitia (Kutxabank), Francisco Botas (Abanca), Ángel Rodríguez (Unicaja) y Luis Rodríguez (Banco de Crédito Social Cooperativo-Cajamar), más los representantes de Unicaja, la AEB y Ceca.

Actualmente, la banca española presenta una ratio de capital ligeramente por encima del 12%. Es una cifra que coincide con la última meta no oficial dada por el BCE, pero está casi tres puntos porcentuales por debajo de la media europea, según reconoció la semana pasada el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Junto a ello, los bancos tienen que hacer frente a un colchón adicional de aproximadamente otro 10% por el MREL (colchón anticrisis), que tienen que cubrir con emisiones para evitar que si entraran en crisis pudieran costar dinero a los contribuyentes.

Las entidades podrían contar con un nuevo aliado en el regulador español. La subgobernadora, Margarita Delgado, una de las más duras con el sector en la necesidad de seguir elevando la solvencia, echó este miércoles un capote al sector en unas conferencias públicas a las que también acudieron Enria, el presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), José Manuel Campa, y el presidente de la Federación Bancaria Europea, Jean Pierre Mustier. Así, la número dos del regulador pidió "un reconocimiento" para los bancos españoles por el saneamiento de su balance en los últimos años y la mejora de la solvencia.

El MREL, que ha de cumplirse en los próximos años, también estuvo en la agenda de Enria y los banqueros españoles en la reunión que tuvo lugar en uno de los despachos del Banco de España. El regulador italiano quiere que los bancos aprovechen la actual situación de mercado para hacer los deberes, y no dejar las emisiones para el final. Además, se habló de la revisión de los modelos internos de capital, que concluye el próximo año; de la inminente decisión de capital que se comunicará pronto a cada entidad (SREP), y de los próximos test de estrés, según las mismas fuentes.

Junto a la certidumbre sobre la ratio de capital, Enria está transmitiendo al sector la necesidad de recortar costes y centrarse en líneas de negocio rentable, como vías para que los bancos resistan el actual entorno de bajos tipos de interés. En público, dejó un recado para los bancos españoles, al criticar las hipotecas a tipo fijo a 20 años que se están dando en algunos países. Delgado, de nuevo, defendió la idiosincrasia española. Soplan vientos de cambio en la regulación, aunque los banqueros no saben si han venido para quedarse o volverá el huracán normativo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios