Plan vigente al menos hasta 31 de diciembre

Naturgy suaviza la suspensión de 300 empleos planteada tras el recorte de CNMC

Acuerda con la mayoría de sindicatos que finalmente sean 200 los empleados que estén parados de manera simultánea y 100 trabajando. Se irán rotando. El plan inicial era dejar a 300 en el dique seco

Foto: Logo de Naturgy en la sede de la compañía en Madrid. (Reuters)
Logo de Naturgy en la sede de la compañía en Madrid. (Reuters)
Adelantado en

Naturgy ha rebajado las condiciones del plan de suspensión de la obligación de trabajar que anunció el pasado 12 de septiembre a los sindicatos. Este plan afecta a su filial de distribución de gas Nedgia y está motivado por la congelación de las inversiones que decretó la empresa a la vista del recorte que pretende implementar la CNMC a las redes gasistas entre 2021 y 2026.

Según fuentes de la mesa negociadora, la empresa y la mayoría de representantes de los trabajadores han acordado que 200 empleados estén de manera simultánea suspendidos de empleo que no de sueldo—. La compañía había anunciado en un principio que enviaría a su casa a 300 trabajadores. Sin embargo, con este acuerdo, siempre habrá 100 empleados de los 300 afectados en sus puestos de trabajo y otros 200 parados que se irán rotando. La reducción de la actividad se aminora de esta forma un 33% respecto a la intención inicial de Naturgy, que tenía que pactar el plan con los sindicatos para poder llevarlo a cabo.

Este acuerdo estará vigente hasta el 31 de diciembre y más adelante se valorará si se revisa.

El plan se sustenta en la idea de que es mejor que los trabajadores que se van a quedar en el dique seco mantengan algo de actividad, aunque esta sea menor, y hacer un reparto de la menor carga de trabajo entre todos los afectados. El acuerdo se ha firmado en la tarde de este lunes después de varias reuniones de la mesa negociadora. Este pacto está respaldado por CCOO, UGT, SIE y CGT. USO, el sindicato mayoritario, no se ha sumado al mismo.

La multinacional presida por Francisco Reynés decidió enviar a 300 trabajadores a su casa en septiembre después de congelar las inversiones de su filial de distribución de gas, Nedgia, en julio. Este movimiento se produjo ante la falta de trabajo del personal dedicado a la captación de nuevos clientes de las redes de gas, como consecuencia de las intenciones de la CNMC de reducir la retribución regulada para las redes gasistas alrededor del 18%.

Así, Naturgy propuso a los sindicatos congelar la actividad de 300 empleados de toda España dedicados a tareas de comercial, 'marketing', publicidad, etc. que, ante la falta de trabajo, no acudieran a sus puestos. Los sindicatos han logrado que se reduzca este plan. No obstante, temen que pueda haber despidos si finalmente el consejo de la CNMC aprueba un recorte igual o similar al que los técnicos del regulador sacaron en julio a audiencia pública.

Naturgy tenía previsto dejar en el dique seco a estos 300 empleados hasta finales de año, momento en que espera tener mayor certidumbre sobre la regulación gasista para el periodo 2021-2026. Espera que las circulares estén aprobadas de forma definitiva en lo que queda de 2019.

El presidente eecutivo de Naturgy, Francisco Reynés. (EFE)
El presidente eecutivo de Naturgy, Francisco Reynés. (EFE)

Otro asunto importante que ya están poniendo encima de la mesa los sindicatos a la empresa es cómo quedará la retribución variable de los trabajadores afectados por los planes de la CNMC. El personal afectado, dedicado fundamentalmente a la captación de nuevos clientes que demanden redes de gas, tiene una parte variable de su salario muy importante.

En el último trimestre del año, esta desaparecerá, ya que la empresa ha congelado las nuevas inversiones a la espera de conocer con mayor precisión la regulación gasista. Así, los trabajadores esperan que la situación sobrevenida se tenga en cuenta a la hora de calcular objetivos y poder percibir la retribución variable o bonus de 2019. También ante un hipotético despido.

A la espera de la CNMC

Las empresas esperan que el consejo de la CNMC aligere el recorte propuesto por los técnicos del organismo. Sin embargo, aún no se conoce el detalle. Los miembros del consejo trabajan con las enmiendas que han enviado las empresas, algunas de las cuales están teniendo muy en cuenta a la hora de su inclusión en las circulares definitivas. Sin embargo, falta tiempo. Aún se tiene que reunir el pleno para consensuar una posición.

Previamente, se debe reunir la CNMC con el Ministerio para la Transición Ecológica en la conocida como Comisión de Cooperación, que dirime las discrepancias entre ambos poderes. Posteriormente, se debe enviar la propuesta al Consejo de Estado para que la evalúe jurídicamente. Y tras ese trámite, la CNMC debe hacer una propuesta definitiva. Fuentes al tanto de los planes del regulador creen que la aprobación definitiva llegará a finales de 2019 o ya en 2020.

Además de Naturgy, otras empresas como Madrileña Red de Gas, una de las firmas que más sufrirían el embate de la CNMC, también han parado inversiones. De hecho, la compañía tampoco descarta ajustes de plantilla a causa de los recortes regulados de la factura del gas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios