PLANES DE MAGNUM

Corcóstegui pone patas arriba la banca con su proyecto de recobros y abogados

El proyecto aspira a convertirse en el principal jugador del sector financiero que combine servicios de defensa legal para pleitos masivos contra la banca, recobros y procuradores

Foto: Ángel Corcóstegui. (EFE)
Ángel Corcóstegui. (EFE)
Adelantado en

El fondo Magnum Capital, de Ángel Corcóstegui, ultima un proyecto de negocio conjunto de defensa legal para pleitos masivos contra la banca, gestión de recobros para bancos y fondos y procuradores. El vehículo aspira así a la concentración de las firmas Lexer, Cobralia y Medina Cuadros, adquiridas en los últimos meses.

Magnum sorprendió al mundo de la abogacía con la compra a principios de año de Lexer, el negocio de gestión de deuda y reclamaciones del despacho Broseta, tal y como avanzó este medio. Después llegó la adquisición de Cobralia, como informó ‘Libertad Digital’, y más recientemente la de Medina Cuadros, operación adelantada por ‘Vozpópuli’.

Con estos tres despachos, Magnum consolida el sector de recobros, apuesta por el negocio de defensa de la banca (en la jerga, lo llaman ‘anti Arriaga’) y por el de procuradores, según fuentes conocedoras del proyecto. Su máximo responsable será Ignacio Calomarde, hasta ahora director general de Lexer.

El objetivo de Magnum, que ha trabajado con el asesoramiento de Arcano, es estar entre cinco y siete años moldeando este proveedor de servicios legales para la banca y fondos oportunistas que adquieran carteras de morosos. En la parte de defensa de los bancos, el núcleo procede de los abogados de Lexer, para casos como el IRPH, en función de cómo sea el pronunciamiento final del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE), que se espera para finales de 2019 o principios de 2020.

Lexer comenzó con el negocio con los litigios contra Bankia por la venta de preferentes. En este sentido, Magnum cree que la tendencia la marcarán los despachos y asociaciones que están especializados en reclamar por parte del consumidor, que ahora tienen el foco en la banca pero que en el futuro podrían disparar a otros sectores como farmacéuticas, aseguradoras, telecos o energéticas.

Ángel Corcóstegui, socio fundador de Magnum. (EFE)
Ángel Corcóstegui, socio fundador de Magnum. (EFE)

En el negocio de recobros, habrá complementación de los tres despachos. Cobralia está especializado en la recuperación amistosa, que consiste en contactar con el cliente para que pague su deuda.

Por su parte, Lexer se encarga de la parte judicial de los recobros. Esto es, la plantilla del antiguo despacho de Broseta tiene abogados para defender a la banca pero también para litigar contra los clientes morosos con el fin de recuperar deuda. Medina Cuadros tiene un negocio de recobros en 'utilities', que sumará al proyecto, y otro de procuradores, que servirá para agilizar el proceso.

Como parte de la construcción del proyecto, Cobralia ha fichado a Candelas Martín, hasta ahora responsable de Operaciones en Hoist Finance. Con su incorporación, para a ser igualmente directora de Operaciones y, por lo tanto, de la plataforma de recobros, el nuevo proyecto tiene casi cerrado el organigrama. El siguiente paso será decidir si apuestan por una marca conjunta, ya que la idea es que haya sinergias a través de la reubicación en una misma sede en Madrid, según fuentes conocedoras.

Cobralia aporta el grueso de créditos impagados, que alcanza entre los tres despachos los 12.000 millones de hipotecas, crédito al consumo y préstamos a empresas. No obstante, la idea de Corcóstegui y sus socios es que no habrá compras de carteras, sino que ofrecerá un servicio de recobros para fondos, bancos y otras firmas que quieran tratar de recuperar deuda y no tengan servicio propio para ello.

Muchos fondos que compran carteras o empresas no tienen departamento de recobros, con lo que subcontratan el servicio. Incluso algunos que lo tienen y son competidores en recuperaciones de estos despachos también subcontratan. Intrum, por ejemplo, es cliente de Lexer, según fuentes del mercado.

Magnum prevé que la combinación de los tres despachos alcanzará una facturación de 50 millones de euros este año, señalan fuentes cercanas, con mayor peso en la parte legal. La plantilla alcanza los 750 trabajadores, divididos en aproximadamente la mitad en abogados y otra parte similar de gestores de recobros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios