Meliá culpa a Trump de su traspié en Cuba y asume una guerra de precios en el Caribe
  1. Empresas
LOS INGRESOS CAEN A DOBLE DÍGITO

Meliá culpa a Trump de su traspié en Cuba y asume una guerra de precios en el Caribe

La cadena hotelera vincula la menor demanda al "empeoramiento de las relaciones entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba", entre otros motivos. Trump ha prohibido los cruceros

placeholder Foto: Un hotel de Meliá.
Un hotel de Meliá.

América Latina lastra los resultados semestrales de Meliá. La cadena hotelera registró una caída de los ingresos por habitación (RevPAR) del 10,6% en Cuba, similar a la de República Dominicana (-10,7%) o México (-5,6%). "Los niveles de actividad de la industria turística continuaron sufriendo debido al retroceso de la demanda", una circunstancia que la compañía vincula a factores como "el empeoramiento de las relaciones entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba".

Las tasas de ocupación y precios "se vieron afectadas en gran medida por el hecho de que la Administración Trump prohibiese las operaciones de cruceros a Cuba y eliminase las licencias para viajes destinados a programas educativos para ciudadanos estadounidenses", explica Meliá en su informe semestral de resultados. En efecto, el Gobierno estadounidense vetó en junio los viajes en barco a la isla, poniendo punto y final al deshielo diplomático iniciado en la era Obama.

También influyen el aumento de la competitividad en otros destinos alternativos a Cuba o el impacto negativo de las reformas de algunos hoteles, añade la compañía con sede en Palma de Mallorca. El segundo trimestre fue el peor, con un desplome del 17,1% en los ingresos por habitación de ese país. Los establecimientos de Cienfuegos y Santiago de Cuba fueron los únicos que mejoraron las tasas de ocupación "gracias al positivo comportamiento del segmento de circuitos".

Foto: Dos turistas conducen un coche frente al puerto de La Habana, capital de Cuba. (Reuters)

Las previsiones no son mucho mejores de cara a este verano, con una tasa de ocupación que seguirá cayendo por el aumento de la oferta en Varadero y Cayo Santa María. "No descartamos caídas de precios frente al tercer trimestre de 2018, sobre todo en La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba". No obstante, la cadena hotelera espera compensarlo parcialmente con una subida de ventas a través de su canal directo.

A nivel global, Meliá ganó 43,5 millones de euros durante el primer semestre del año, un 24,7% menos respecto al mismo periodo del año anterior. Las ventas ascienden a 869,3 millones (-1,1%), el resultado bruto de explotación (ebitda) se sitúa en 216,8 millones (-6,1%) y la deuda se reduce hasta los 585,7 millones. Por su parte, los ingresos por habitación crecieron un escueto 0,4% en su conjunto.

Turbulencias en el Caribe

"Nos enfrentamos a algunos retos en América que impactaron nuestras operaciones en países como México o República Dominicana", sostiene el CEO del grupo, Gabriel Escarrer. Cita las preocupaciones socioeconómicas o políticas de dichos países, los problemas de inseguridad, las reformas de algunos hoteles "o incluso las campañas de desprestigio que crearon incertidumbre y ruido entre los visitantes", en referencia a las muertes de turistas norteamericanos "por diversas causas" en Punta Cana.

Por regiones, América fue la que tuvo un peor desempeño, con un descenso del 5,2% en ingresos por habitación. Brasil es uno de los pocos países de ese continente que han respondido bien (+10,6%), a diferencia de México (-5,6%), azotado por el aumento de la inseguridad y los efectos del alga marina sargazo. Ese contexto ha desembocado en una guerra de precios que ha impactado en las cuentas de Meliá.

Foto: Misterio en República Dominicana: siete americanos mueren y nadie sabe por qué. (EFE)

Los hoteles vacacionales, su eje de negocio, sufren también en España con una caída del 6,5% en RevPAR. La fuga de turistas extranjeros a otros destinos más baratos como Turquía o Túnez tiene mucho que ver, aunque no ha pasado factura a los alojamientos urbanos (+6,3%) situados en Madrid y Barcelona. "Permanecemos cautos respecto a nuestros resorts en Baleares y Canarias", admite Meliá en sus previsiones de cara a este año.

Alemania, Italia y Reino Unido tuvieron un comportamiento positivo, pues impulsaron un 2,8% los ingresos por habitación de EMEA y cerraron el semestre con una ocupación superior al 70%. Sobre todo el país británico (+8%), convertido en destino de moda para los españoles gracias al interés generado por el Brexit.

Cuba Meliá Hoteles Hoteles Turismo
El redactor recomienda