Por invertir, amortizar deuda y dar dividendo

GPG levanta 1.300M de BBVA, Intesa y Scotia y da un megadividendo de 600M a Naturgy

La filial de generación internacional de la 'utility', Global Power Generation, cuya propiedad comparte con el fondo soberano de Kuwait, firmó en junio un préstamo sindicado por cinco años

Foto: El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. (EFE)
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. (EFE)

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, sigue avanzando en la transformación de la empresa gasista. Su filial de generación internacional, Global Power Generation (GPG), ha levantado un préstamo sindicado de 1.500 millones de dólares (1.318 millones de euros) con vencimiento a cinco años. La firma ha logrado que Intesa Sanpaolo, BBVA y Scotiabank aporten los fondos, según fuentes financieras al tanto de la operación. GPG es propiedad de Naturgy en un 75% y del vehículo de inversión del fondo soberano Kuwait Investment Authority (Wren House) en el 25% restante.

Una parte importante del capital levantado por Global Power Generation se ha destinado a retribuir a sus dos accionistas. De esta manera, Naturgy ha recibido 589 millones de euros que utilizará para tres fines: nuevas inversiones, amortización de deuda y pago de dividendos, sin que por ahora haya trascendido qué porcentaje del montante total irá a cada uno de estos tres fines. Este nuevo ingreso para la caja de la gasista es similar al beneficio logrado por la empresa en los últimos resultados: 592 millones en los primeros seis meses de 2019.

Además de la distribución de lo que se conoce como prima de emisión entre Naturgy y Wren House, Global Power Generation utilizará parte de estos fondos para desarrollar nuevas capacidades en proyectos de generación renovable internacional.

Así, el superpréstamo incluye "una línea de crédito de 125 millones de dólares estadounidenses (110 millones de euros) que no está dispuesta y un tramo en pesos mexicanos por 163 millones de euros dispuestos por la sociedad filial Fuerza y Energía Bii Hioxo SA de C.V. Adicionalmente, la sociedad filial Crookwell Development Pty Ltd (GPG Australia) ha dispuesto de un nuevo préstamo por 98 millones de euros a siete años refinanciables y Naturgy México SA de C.V. ha dispuesto de nuevos préstamos por 92 millones de euros a tres años", según detalla la propia Naturgy al mercado.

Hasta hace poco, Global Power Generation se financiaba con los fondos aportados por sus accionistas (Naturgy y Wren House). Sin embargo, el nuevo plan estratégico de Francisco Reynés busca dotar de la mayor autonomía posible a cada una de las unidades de negocio, incluida esta filial de generación eléctrica internacional. En este contexto, el plan de la 'utility' es que cada firma se financie por sí misma, de ahí que GPG haya apelado directamente al mercado, sin la intermediación de su matriz.

Naturgy destinará los 589 millones de euros de dividendos procendentes de GPG para nuevas inversiones, pagar deuda y retribuir al accionista

Este sistema, aunque pueda ser más costoso desde el punto de vista financiero, fomenta el 'accountability' (responsabilidad y rendición de cuentas), un principio que el nuevo 'management' de la compañía ha querido imponer a cada área de negocio de la empresa. Esto permite evaluar de forma autónoma cada una de las partes de la compañía y tener claro cuál es el nivel de desempeño de cada una de ellas, sin interferencias de la actividad corporativa de la matriz.

La empresa ya anunció durante 2019 que su plan financiero pasaba por que cada una de sus filiales se financie de manera autónoma. En este sentido, Naturgy anunció en su presentación de resultados que refinanció 1.500 millones de sus subsidiarias para cancelar la deuda intragrupo.

Así, la deuda de Naturgy ha pasado de 15.302 millones de euros a cierre de junio de 2018 a 14.826 millones de euros al término de este semestre. Entre las claves del periodo, la firma destacaba precisamente a los analistas la reducción de deuda neta.

El logo de Naturgy en su sede principal de Madrid. (EFE)
El logo de Naturgy en su sede principal de Madrid. (EFE)

El remanente de 589 millones de euros que ha recibido Naturgy de GPG supone un colchón importante para su futuro más inmediato. La compañía tiene una fuerte exigencia de retribución al accionista, entre los que destacan Criteria Caixa, GIP, CVC o Corporación Financiera Alba. El plan estratégico a 2022 contempla el reparto de casi 9.000 millones de euros: 6.900 millones vía dividendos a los que se añaden otros 2.000 millones con la recompra de acciones propias a un ritmo de 400 millones de euros recomprados al año.

Por otro lado, este aumento de caja ayuda a sus planes de inversión inmediatos. Tal y como adelantó El Confidencial, la compañía ultima la compra a Cepsa de una parte de sus acciones en el gasoducto Medgaz. Aunque aún está por decidir cuánto comprará, ya que el otro socio, Sonatrach, también está interesado en hacerse con una parte, se trata de una operación que puede elevarse al entorno de los 400 millones de euros.

Con esta operación financiera, Global Power Generation queda más apalancada. La prima de emisión de 589 millones ha supuesto una disminución del valor contable de la sociedad. En este sentido, el informe semestral de Naturgy registra como disminución del valor contable de la participación 67 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios