la mitad de las empresas las revisan

Lo que no debes hacer en redes sociales si quieres encontrar empleo

Una de cada cinco de las compañías que revisan los perfiles digitales en distintas RRSS descartan a sus candidatos por los contenidos que ven en ellas

Foto: Foto: Istock.
Foto: Istock.

Pablo acaba de hacer una entrevista para liderar el equipo de ventas y no le ha podido salir mejor. Tiene la experiencia y el talento. Pero, nada más irse contento de aquellas oficinas, su interlocutor procede a mirar sus redes sociales y lo primero que encuentra es: “Malditos ciclistas... me ponen enfermo, los atropellaría a todos" o "ir al médico y estar una p... hora en la sala de espera... me he puesto de los nervios". Teniendo en cuenta que lo que la compañía busca en un líder es aplomo y cintura, al instante deciden desechar su candidatura.

Las empresas miran lo que sus aspirantes cuelgan en sus redes sociales, juzgan lo que dicen, sus formas, lenguaje, fotos... y, como en el caso de Pablo, muchas veces descartan a sus candidatos por ello. Según Infojobs, una de cada cinco empresas reconoce que lo hace.

En su último estudio, la plataforma de trabajo detalla por qué hay que tener cuidado con las redes sociales si quieres tener un buen futuro laboral. La mitad de las compañías consultan la presencia en internet de sus candidatos y esta influye en la decisión final.

Buscábamos un perfil tranquilo y lo descartamos tras ver una actitud agresiva en Twitter

El 'head hunter', Sergio Arias, de la consultora IT, SCI, especializada en procesos de selección de personal, confirma que esta práctica se realiza sistemáticamente. “Consultamos las redes sociales de nuestros candidatos, aunque no del 100%, el porcentaje es muy alto y siempre lo hacemos en caso de que se trate de posiciones de responsabilidad o que sean de trato con clientes o usuarios”.

Desde la consultora cuentan el caso de Pablo. Le entrevistaron para coordinador de equipo y querían que tuviera paciencia y mano izquierda. Aunque, durante la entrevista, les transmitió esa sensación lo primero que encontraron al entrar a su Twitter fue todo lo contrario. Desde sus comentarios contra los ciclistas hasta todo tipo de palabras malsonantes.

Además, explican que aunque ellos no descartan por la foto (a pesar de que “a veces nos hemos quedado con las ganas”) sí que conocen algunos casos donde se ha hecho. Uno de ellos es el de un aspirante al que, por tener fotografías posando con cuchillos y otras armas, le sacaron del proceso.

Otras empresas de gestión de talento como Robert Walters o Hays afirman que ellos solo consultan las redes que son profesionales o en las que, entienden, uno solo muestra lo que quiere que cualquiera vea. El el caso de la primera solo miran LinkedIn, pero en la segunda también consideran Facebook como una red social profesional (si está sin privacidad).

Hay gente que dice que fue responsable de un área cuando realmente era becario

Francois Bianchi, manager de Robert Walters, explica que su mayor preocupación al hacerlo es cotejar lo dicho en la entrevista, su experiencia y conocer como es el candidato más en profundidad. Ya que "muchas veces la gente no es transparente y cuando nosotros investigamos, vemos proyectos, objetivos, cargos que realmente son mentira". Por ello recomienda transparencia máxima.

Un ejemplo de esto lo pone Fernando Calvo, directivo en Hays, en el que explica que "algunos candidatos nos decían que habían sido responsables de área cuando, realmente, estaban contratados como becarios". El motivo es que ejercieron durante algún periodo como únicas personas en ese área y se adjudicaron en sus currículums puestos de gestión y liderazgo, cuando realmente solo estaban ellos". Aunque, añade, que también han llegado a descartar a candidatos porque, tras ver un perfil extremo (sobre racismo, sexo, política...) en internet, "generaba alguna duda".

Calvo avisa de que la mentira y la exageración son constantes en internet y, según Infojobs, son los principales motivos de descarte entre los que investigan vía redes sociales. "No tienes que irte muy lejos, solo hace falta escribir la palabra 'CEO' en LinkedIn. Hay miles y muchos no son ciertos"

Los datos

Las empresas consultan mayoritariamente cuatro redes sociales. En la que más cuidado debes tener de exponerte al escrutinio de las compañías es Facebook. Un 84% de las empresas que revisan las RRSS buscan a sus candidatos en esta plataforma. LinkedIn es la segunda que más, un 79%, seguida de Instagram (49%) y Twitter (36%). Todo según datos de Infojobs.

Una vez vistas las diferentes plataformas ¿por qué toman la decisión de no contratar?

En primer lugar está el hecho de que en la entrevista se dijese algo que contraste con lo que ven en internet. Por ejemplo, alguien que se vende como tranquilo y luego ven que está constantemente exaltado en su Twitter. Esta incoherencia sería un motivo suficiente para desechar a un posible empleado.

La segunda serían las fotos publicadas que muestren una mala imagen personal, seguido de las faltas de ortografía graves. Estos son dos puntos con los que hay que tener especial cuidado.

Existen otros motivos como las faltas de respeto a otros usuarios o las opiniones radicales en política o cualquier tema.

Y, el menos importante de los motivos (aunque un 25% de las compañías hayan descartado a gente por este motivo) es hablar mal del jefe, compañeros o empresas previas en internet. Este punto se vuelve especialmente importante cuando hablamos de grandes empresas, en las cuales el porcentaje sube hasta el 30%.

Recomendaciones de buen uso de redes sociales

Desde Infojobs dan algunos consejos para que esto no suceda. Lo primero diferenciar claramente qué redes sociales son de uso privado y cual profesional y nunca mezclar. Además, es importante que, las que sean de uso personal, tengan unas altas medidas de privacidad. Que nadie no conocido pueda entrar a las RRSS que se usen para compartir tu vida con familia y amigos.

Otro consejo que dan es no mentir en las redes sobre nuestra experiencia o formación y cuidar el lenguaje. No solo no insultar ni atacar a nadie con él, sino, también, cuidar la ortografía.

Por otra parte, piden aplicar lo mismo que con el lenguaje con las fotos. No subir nada que exponga una mala imagen personal. Pero, como cualquiera puede equivocarse, una buena solución también es revisar de vez en cuando la cuenta y borrar lo que no aporte a la imagen que se quiere transmitir.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios