LA 'MADRE' DE MARTINI, BOMBAY O ERISTOFF

La resaca de Bacardí: vende un 40% menos que en plena crisis pero empieza a remontar

La firma nacida en Cuba facturó 157 millones en 2017-2018, nada que ver con los 259 millones de 2012. No obstante, sus marcas propias están comenzando a recuperar el lustre

Foto: Bacardí sufre la sexta caída de ventas consecutiva pero ve luz al final del túnel.
Bacardí sufre la sexta caída de ventas consecutiva pero ve luz al final del túnel.

El declive de las bebidas espirituosas pasa factura a las multinacionales. Bacardí corrobora una tendencia a la baja con sus últimos resultados anuales (2017-2018), pues vendió un 39% menos y ganó un 29% menos que en uno de los peores años de crisis (2012) en España. Los españoles beben menos y son más selectivos con lo que toman, un contexto al que todas las grandes compañías están intentando adaptarse.

La 'madre' de marcas tan conocidas como Martini, Bombay o Eristoff facturó 157,7 millones de euros en el año fiscal finalizado en marzo de 2018, un 1,2% menos respecto al año anterior. Así consta en sus últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Las ventas bajaron por sexto año consecutivo, si bien el grupo nacido en Santiago de Cuba empieza a ver luz al final del túnel.

"Este año estamos volviendo a crecer en ventas (entre un 2% y un 5%)", avanza a este medio el director general de Bacardí para España, Portugal y Andorra, Javier Pijoan. El directivo atribuye la caída del año pasado a la ruptura con las marcas de agencia (enseñas de terceros con las que el grupo mantenía acuerdos de distribución) y al cierre de la fábrica en Mollet del Vallès (Barcelona) para abaratar costes, lo que supuso el fin de su producción en nuestro país.

En concreto, Bacardí ha dejado de distribuir los vinos portugueses Mateus para focalizarse en las enseñas del grupo, como el vermú Martini, el whisky William Lauson, los rones Bacardí o Santa Teresa, el vodka Eristoff, la ginebra Bombay o el tequila Patrón, adquirido en 2018 por más de 4.000 millones de euros.

"Estamos aumentando la inversión en nuestros equipos y marcas pese a que las condiciones de mercado no son favorables", matiza Picoan en referencia al descenso del consumo en vodka (-4%), ron (-3,5%), ginebra (-2,2%) o whisky (-1,5%) en 2018 en España. Los datos proceden de la patronal de bebidas espirituosas FEBE, que constata un cambio en los hábitos de los consumidores y una menor demanda de ocio nocturno.

Ese aumento de la inversión unido a la "optimización de la estructura de costes" ha hecho que Bacardí eleve sus beneficios entre un 5% y un 8% este año, añade Picoan. La subida es del 19% interanual en 2017-2018, hasta los 5,6 millones de euros.

"Con la mejora de la economía, se recupera el hábito del aperitivo y la sobremesa en la hostelería diurna. Gracias a los esfuerzos de las marcas y los profesionales, el 'tardeo' y el 'afterwork' se instauran como nuevas ocasiones para disfrutar de un espirituoso", detalla el grupo en su último informe de gestión.

Bacardí no es la única empresa de bebidas alcohólicas que ha visto cómo sus ingresos se han reducido en los últimos años. Diageo sufrió una caída de ventas del 5% a cierre del ejercicio fiscal 2017-2018, hasta los 215 millones de euros. La dueña de J&B o Johnnie Walker se anotó un beneficio neto de cinco millones de euros, un 40% menos respecto al año anterior.

Bacardí es el fabricante de Martini.
Bacardí es el fabricante de Martini.

El auge de lo prémium

Una de las variedades que ha impulsado el crecimiento de Bacardí este año es Martini Reserva Speciale, un vermú prémium cuyo lanzamiento en España "ha sido un éxito". Javier Pijoan está convencido de que los consumidores están dispuestos a pagar un poco más por los productos que lo valen, una creencia en línea con la estrategia de Coca Cola. El fabricante de refrescos sigue apostando por el mercado del alcohol con Signature Mixers, su última innovación para mezclar con destilados oscuros como ron o whisky.

"La gente bebe menos alcohol pero de más calidad", y esa tendencia es la que puede hacer remontar a las grandes compañías de bebidas espirituosas. En el otro lado de la balanza se encuentra la ginebra Bombay Sapphire, una de las marcas de Bacardí que más están sufriendo "por el parón del gin-tonic" en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios